edición: 3073 , Viernes, 23 octubre 2020
16/10/2020

Ford adquirirá derechos de emisión que le permitan superar los estrictos límites de CO2 de la UE

Los problemas con el modelo híbrido enchufable Kuga cuya venta se frenó en agosto son los responsables
Carlos Schwartz
Ford Europa anunció que deberá entrar en un 'pool' con otros fabricantes de automóviles para adquirir los derechos de emisión que le permitan superar la barrera establecida a partir de enero de este año por la Unión Europea (UE). La nueva regulación de la Comisión Europea (CE) establece un límite promedio por marca en cada segmento comercial de 95 gramos de CO2 de emisiones por kilómetro. En agosto Ford debió suspender la venta de su modelo híbrido enchufable Kuga al detectar fallos en las baterías que puede recalentarse y provocar el incendio de los vehículos. A causa de ello las ventas de automóviles de bajas emisiones que la empresa había previsto en Europa se desplomaron y el promedio de emisiones de su flota de coches quedó por encima de los límites establecidos a partir de este año. En la regulación de la UE los fabricantes de coches que registren ventas de coches de bajas emisiones, en especial los de emisiones cero como los eléctricos, obtienen créditos de derechos de emisión que están autorizados a ceder a terceros. Para aliviar el efecto de la nueva regulación Bruselas permite a las industrias del automóvil con superávit de derechos agruparse en un 'pool' con las que tienen déficit lo que permite a los que van con retraso en la venta de coches eléctricos beneficiarse de la posición de ventaja de los que han tomado la delantera en materia de emisiones.
Pero la posibilidad de declarar la formación de un 'pool' tiene un límite temporal, que es el final de este mes lo cual ha provocado movimientos en el sector entre las empresas que tienen riesgo de no alcanzar los objetivos establecidos. Ford espera tener excedentes en materia de vehículos comerciales ligeros, lo que se ha reflejado en su oferta de formar un grupo en este segmento de mercado para que otros fabricantes -incluido Volkswagen con quien tiene un acuerdo industrial- se puedan beneficiar de sus derechos de emisión. Daimler y Volkswagen por su parte estarían haciendo esfuerzos para cumplir con las exigencias de Bruselas debido a la caída de las ventas ocasionada por el efecto de la pandemia este año.

Fiat Chrysler (FCA) cerró un acuerdo el año pasado con Tesla para poder promediar sus emisiones con los créditos del fabricante de coches eléctricos. En 2018 FCA estaba en un nivel de emisiones de 123 gramos por kilómetro y estaba muy retrasado en el desarrollo de coches eléctricos. En el escenario del año pasado los analistas consideraban que FCA podía hacer frente a multas de hasta 2.000 millones de euros si no llegaba a un acuerdo de 'pool' con otro fabricante con excedentes. Los efectos de la crisis sobre la venta de automóviles este año, ha dejado a muchos fabricantes por debajo de sus expectativas para hacer frente a los límites de emisiones. “Basados en nuestra hoja de ruta y programa de producción para este año, esperábamos cumplir con la nueva regulación aun teniendo en cuenta los trastornos producidos a nuestra producción por la Covid”, señaló Ford en un comunicado de prensa. “Por lo tanto, como muchos otros fabricantes han hecho en Europa ahora pretendemos unirnos a un 'pool' abierto con otros fabricantes de vehículos de pasajeros. 

Respecto del modelo Kuga la empresa tuvo que llamar para reparaciones a 20.808 unidades, ofreció una bonificación de dinero en gasolina a los propietarios de unidades en la calle, y recomendó no recargar las baterías de alto voltaje hasta nuevo aviso y utilizar el modo “EV Auto”. La compensación, que viene por el lado de los vehículos comerciales ligeros, no es suficiente para alcanzar el umbral requerido. Renault que ha incrementado sus ventas del modelo eléctrico puro Zoe, ha presentado a la UE su disposición a formar un 'pool' antes del vencimiento del plazo este mes. 

También Volvo Cars dijo el mes pasado que el éxito de las ventas de modelos híbridos a lo largo de este año le permitía vender los derechos excedentes. Daimler, el fabricante de la marca Mercedes Benz, dijo esta semana que estaba al borde de alcanzar el límite actual de emisiones pese a que el grupo de medio ambiente Transport & Environment (T&E) señalara el mes pasado que el fabricante no alcanzaría a colocarse en el límite requerido. El consejero delegado de la empresa Olla Kallenius dijo esta semana que “Nuestro claro objetivo es alcanzar esta meta” pero admitió que cualquier desfase no sería “dramático”.

El ejecutivo no confirmó, sin embargo, si compraría derechos a otros fabricantes con excedentes como el caso de Volvo o Renault. Volkswagen ha hecho un 'pool' con su socio chino SAIC, propietario de la marca MG explicando la decisión por el aumento de la incertidumbre generada en el mercado del automóvil por la pandemia del coronavirus. De acuerdo con un estudio de T&E uno de cada diez coches vendidos este año serán eléctricos o híbridos enchufables, el triple que el año pasado merced al esfuerzo de los fabricantes por sacar al mercado modelos eléctricos tras la modificación de la regulación sobe emisiones aprobada por la UE. La cuota de mercado de los coches eléctricos e híbridos enchufables será en 2021 del 15% de acuerdo con ese estudio. Las proyecciones se basan en las ventas del primer semestre de este año así como en las expectativas de aumento de la producción de este tipo de vehículos por parte de los fabricantes. 

El grupo T&E considera que el impulso a la fabricación y venta de los vehículos de bajas emisiones o emisiones cero es el resultado de la política de la UE en este sector. La cuota de mercado para las ventas de coches eléctricos puros en 2021 será de uno de cada siete. Bruselas ha permitido este año a los fabricantes excluir de sus cómputos al 5% de sus ventas para dar cierto margen al cumplimiento de los objetivos establecidos, pero esta es una facilidad que no estará vigente en 2021. Los grupos de activismo medio ambiental critican que la UE no tenga previsto volver a ajustar los niveles de emisiones hasta el 2030. Los efectos de la pandemia se han hecho sentir en el cumplimiento de objetivos entre otras cosas porque han retrasado las campañas comerciales de vehículos eléctricos como ha sido el caso de Volkswagen.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...