edición: 2722 , Miércoles, 22 mayo 2019
25/01/2019

Ford anuncia una caída del beneficio del 50% mientras intenta retener accionistas con su reestructuración

La empresa de Detroit crea una alianza estratégica con Volkswagen pero ambas niegan una fusión
Carlos Schwartz
Ford, la segunda empresa del automóvil de Estados Unidos tras General Motors, dio a conocer un beneficio de 0,92 centavos de dólar por acción lo que representa una caída del 50% respecto del beneficio obtenido en 2018 de 1,93 dólares por acción. La empresa de Detroit viene de anunciar un plan de reestructuración para sus operaciones internacionales, en particular en Europa, donde va a recortar plantilla. Steven Armstrong, el presidente de la empresa para Europa, Medio Oriente y África, se negó a precisar las cifras de la reducción de plantilla a principios de enero, pero dijo que “tendrán un impacto sustancial” y se conocerán en junio. La empresa negocia la reducción de empleo con los sindicatos pero se espera que los datos concretos sean importantes respecto de la plantilla de más de 50.000 trabajadores de la empresa. En el último trimestre de 2018 Ford tuvo pérdidas de 3 dólares por acción, por un total de 900 millones de dólares, por un ajuste de mercado de su fondo de pensiones. Pero la reducción del beneficio el año pasado fue por sobre todo el resultado de la caída de las ventas en China y en Europa, según la empresa.
Aparte del comportamiento del mercado, de acuerdo con su director financiero Bob Shanks, tuvo un incremento de gastos que alcanzaron los 3.400 millones de dólares, incluyendo 750 millones en costes por tarifas, 1.100 millones en materias primas, 750 millones de dólares por tipo de cambio adverso, y 775 millones de dólares por una revisión de airbags fabricados por Takata.

Europa es uno de los ejes problemáticos de la empresa, y es en el viejo continente donde va a reducir los modelos en producción y la plantilla de sus fábricas en su esfuerzo por reducir costes en 14.000 millones de dólares. El conjunto de las operaciones europeas están en proceso de revisión en uno de los mercados más competitivos del mundo en el sector del automóvil, y eso incluye a España donde la empresa tiene una planta de producción en Almusafes, Valencia. “No se trata de hacer el negocio más eficiente, sino rediseñarlo por completo”, señaló Armstrong al anunciar la reestructuración. Entre las advertencias hechas en ese anuncio hay una referida al futuro de las plantas en el Reino Unido: Bridgend y Dagenham sufrirán “recortes dramáticos” si el país sale de la Unión Europea (UE) sin acuerdo comercial.

Ford anunció, también antes de los resultados del 2018, una alianza estratégica con el primer fabricante mundial de coches, la alemana Volkswagen. Esa alianza está destinada a la colaboración de ambos fabricantes en una amplia gama de proyectos desde vehículos comerciales hasta nuevos servicios en desarrollo. La alianza será gobernada por un comité conjunto que contará con la presencia del consejero delegado de Ford, Jim Hackett y el de Volkswagen, Herbert Diess, con participación de altos ejecutivos de ambas empresas. La alianza excluye la toma de participaciones cruzadas. 

Los dos grupos establecerán su colaboración en el desarrollo de vehículos eléctricos, sistemas de conducción automatizados, y nuevas formas de transporte. Pero, de acuerdo con fuentes al tanto de los planes de Ford, la empresa tiene previsto avanzar en la colaboración con VW en materia de vehículos comerciales, mientras reduce la producción de automóviles. 

En Estados Unidos el eje de las ventas de Ford pasa por los SUV y las denominadas pick up, una suerte de camión ligero con caja y espacio para pasajeros, que en Estados Unidos han sustituido en el favor del público a los sedán. Ford tiene en Europa 15 plantas que emplean 53.000 trabajadores, y mientras que la empresa no dice cuantos empleos se van a eliminar, fuentes al tanto de los planes de ahorro y la suspensión de líneas de producción por eliminación de modelos afirman que serán “varios miles”. La operación va a incluir las plantas de producción de motores y los centros de investigación. 

Ford ha sufrido pérdidas en Europa en los últimos dos años por la debilidad general del mercado, el tipo de cambio adverso, y la caída en la venta de los coches con motores diesel. General Motors abandonó su actividad en Europa tras dos décadas de pérdidas y vendió sus operaciones en la región al grupo PSA que ha integrado las operaciones de la planta de GM pero que deberá avanzar en la racionalización de la infraestructura en España. La reconversión europea para Ford supone la reducción en la producción de la C Max, y la evaluación de las líneas de producción “del Fiesta, Focus, Mondeo, y todo lo demás” en palabras de Armstrong.

Todos los modelos que se vendan en la región van a incorporar una opción con motores híbridos o eléctricos con el objetivo de reducir el nivel de emisiones de su flota en previsión de la normativa europea que ha incrementado sus exigencias. La operación va a suponer menores ventas de coches en Europa, pero la empresa espera una mejoría de sus márgenes con un aumento de precios. Pero el movimiento estratégico está centrado en la alianza con VW. El primer paso de la misma es la colaboración en vehículos comerciales y el mercado de las pick up, segmento en el que Ford tiene fuerza y al alemana menos, con la idea de lanzar una línea de nuevos productos en 2022 y obtener beneficio un año después. Ford tiene planes para fabricar para los dos grupos vehículos comerciales -furgonetas- más grandes para el mercado europeo mientras que VW piensa producir una nueva furgoneta urbana. 

Diess ha negado que haya intención de consolidar ambos grupos y ha dejado claro que no habrá intercambio de participaciones a diferencia de la alianza entre Renault,Nissan y Mitsubishi. Al respecto el ejecutivo alemán señaló que “creo que este no es el momento apropiado para mayor consolidación en el segmento convencional del negocio, porque realmente tenemos que hacernos cargo de la transición de la industria”. Diess espera que las dos empresas puedan desarrollar vehículos eléctricos de formas conjunta en China, el mercado más grande del mundo para este tipo de vehículos. Sin embargo, si como parece, se desarrolla una crisis industrial en el sector del automóvil por un exceso de oferta como ya ha ocurrido en China con una fuerte caída de las ventas el año pasado, una consolidación, incluso en el sector tradicional de la industria, puede suponer una poderosa herramienta anticíclica.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...