edición: 2763 , Jueves, 18 julio 2019
29/07/2011

Forlán no besa el escudo pero siempre da la cara

Antonio Cubero
Particularmente siempre he sido de los que nunca han entendido ni defendido a los futbolistas que siempre han soñado con jugar en un determinado equipo por el que acaban de fichar, naturalmente, ni tampoco a los que besan el escudo del club cuando marcan un gol o quieren demostrar a los aficionados que son más fieles que nadie del equipo en el que militan. A mí, sin intención alguna de generalizar, casi siempre me han parecido en la mayoría de los casos actuaciones más farisaicas e interesadas que profesionales y desinteresadas. Es decir, detesto los falsos quereres movidos más por la cabeza que por el corazón.

Por eso anoche me sorprendí muy gratamente cuando vi a Diego Forlán en el once titular del Atlético de Madrid en el partido de ida de la previa de la Champions League en vez de estar disfrutando de unas merecidas y obligadas vacaciones tras haberse proclamado campeón de la Copa América con Uruguay hace apenas una semana. Y me satisfizo verle anoche en el Calderón porque también me vino a la memoria que este mismo jugador fue enviado no hace mucho por la hinchada rojiblanca a la hoguera del desprecio por haberse atrevido a confesar publicamente que él sólo besa el escudo del Peñarol y de la selección uruguaya.

Forlán demostró anoche, y así lo entendieron los seguidores atléticos con una cerrada ovación cuando abandonó el terreno de juego para ser sustituido, que para defender los intereses del Atlético no hay que actuar para la galería besando la camiseta. La profesionalidad hay que entenderla como lo hace Forlán: ayudando sin desmayo a su equipo en unos momentos tan delicados en los que se juega gran parte de la temporada con la clasificación o no en una competición europea.

Porque eso de besar el escudo es una moda, que en muchos casos no esconde nada más que la falsedad de los jugadores que lo hacen para ganarse un aplauso fácil. ¿O es que todos esos que se besan el escudo el día de su presentación no cambian de equipo en cuanto les llega una buena oferta? Los aficionados atléticos aún tienen la herida recién abierta con la deserción de alguien que hasta hace bien poco besaba el escudo y su nombre coreado al grito de “Kun, Kun, Kun… Agüero”.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...