edición: 2578 , Viernes, 19 octubre 2018
19/11/2008
Telefónica y Repsol renuevan su apuesta por la región

FORO LATIBEX: Brufau planta cara al ´intervencionismo´ latinoamericano

Telefónica y Repsol renuevan su apuesta por la región
A.Z./E.V.-

Dosifican su confianza y reparten mensajes de advertencia. Las grandes empresas del Ibex se amparan en el escenario del X Aniversario del Foro Latibex para renovar los votos de sus inversiones por una región de la que reciben un tercio de sus beneficios. Entonan en público un “sí, pero con condiciones”. Telefónica lo hace con optimismo y la promesa de 14.000 millones de euros hasta 2010. Repsol con menos euforia. Aunque “Latinoamérica no tiene las tormentas de Occidente”, hay “nubes”, a las que dan aire lo que Antonio Brufau no duda en calificar como “falta de formalidad institucional”. La misma que le lleva a rebajar su exposición a los enclaves más inestables, a dejarse flotar en la ‘argentinidad’ de YPF y a diversificar en otras latitudes.

El presidente de Repsol no ha querido manchar la sintonía del Foro Latibex señalando con el dedo, pero, después de un mes en el que ha tenido que renegociar sus contratos bajo la presión de Ecuador, en el que Andina ha quedado atrapada en un matrimonio forzoso con la estatal YPF en Bolivia y en el que sufre la pinza Chávez-Gazprom con Venezuela, sus miedos tienen nombre. Antonio Brufau no ahorra pistas: “Colombia, México y Argentina han tomado decisiones razonables sobre su aparato administrativo y su regulación energética”. No como otros, “que quieren limitar el libre mercado a través de la intervención del Estado”. Otros, a los que, a su juicio, todas las empresas deben plantarles cara.

Por eso, mientras Telefónica completa el puzzle latinoamericano con más inversión y diversificación, Repsol blinda sus alfiles en la región, rebaja la exposición a los enclaves inestables. Y, como todas las demás, juega sus mejores partidas en Brasil y Perú. Todo con tal de reducir riesgos,  reponerse de la pérdida de reservas latinoamericanas -un 25% en dos años- y amortiguar los sustos de Bolivia, Ecuador y Venezuela. La zona reportará este año a la compañía el 65% de su beneficio antes de impuestos, intereses, depreciaciones y amortizaciones (Evitad), con 5.000 millones de euros. Sus fichas americanas seguirán en pie, pero Brufau reorganiza un tablero que en 2012 espera tener el 55% de sus activos en la OCDE. Si la exposición en Latinoamérica en 2004 suponía el 52% de su negocio, en 2012 no pasará del 31%.

Repsol descuenta que la región también sufrirá el impacto de la crisis en temas que afectan a la compañía, como la caída del precio de las materias primas, la aversión al riesgo de los países inversores y la inestabilidad de las divisas, pero apuesta por que el precio de las materias primas se mantendrá “medianamente alto” y se recuperará gracias a la demanda asiática.  Los recelos de la petrolera no tienen nada que ver con la salud de las economías latinoamericanas. Lo dice Antonio Zoido, el presidente de BME. Para las más de 400 empresas españolas presentes en Latinoamérica, “en tiempos de inquietud prevalece el valor de la confianza”. Como muestra, el volumen negociado de Latibex, que se ha sostenido durante los diez primeros meses de 2008.

Las multinacionales españolas no desistieron durante una década, aguantaron el efecto tequila y la fiebre de las nacionalizaciones y ahora, que por primera vez las zozobras financieras son colaterales a la región, no van a coger la puerta. Latinoamérica se encuentra en mejor posición que otras regiones para afrontar la crisis. El FMI descuenta que mantendrá un 4,5% de crecimiento en 2008, gracias, entre otras cosas, a un menor nivel de endeudamiento externo, público y privado, cuentas fiscales y externas con saldo positivo, sistemas financieros más preparados y numerosas reformas económicas desde los 90. Aunque, como recordaba Javier Santiso, Director del Centro de Desarrollo de la OCDE, el terremoto electoral de 2010 puede sacudir ese horizonte.

César Alierta no niega que la compañía, de la que recibe ya dos tercios de sus clientes,  es hoy ya tan “latinoamericana como española”. Han invertido en ella 83.000 millones de euros y han  multiplicado por nueve las conexiones. Sin grandes zozobras políticas a la vista, a Telefónica, el primer inversor privado en la zona, no le queda más que redoblar sus esfuerzos. Eso es lo que ha prometido Alierta: “seguiremos confiando en el futuro de la región que más crecimiento de las TI albergará en los próximos años”. Y es que Telefónica cocina el postre de su ‘plan Verónica’ -unir sus actividades de fijo y móvil- con la operación sobre Star Global en Perú y el éxito de la OPA chilena sobre CTC. Con el iPhone en ristre, Telefónica araña en un jardín del que hasta hace poco se enseñoreaba Slim en solitario. Mima la hegemonía argentina, venezolana y colombiana. Y ahora que el magnate da por digerida su expansión y busca aire en otros continentes, pisa el acelerador de las operaciones y los resultados. Brasil es el plato fuerte de ese menú, un mercado que junto a México abarca el 49% de los usuarios y las ventas celulares. Y aspira a serlo más, ahora que TIM desembarca en la telefonía fija y que Telefónica se fuma la pipa de la alianza con PT.

Brasil, México, Colombia, Chile y Perú entonan el mantra de la seguridad jurídica y la transparencia y tratan de pescar las inversiones que huyen de sus mercados y de las latitudes de sus vecinos. Lula da Silva ondea el ´investment grade´, los 180.000 millones de euros de la PAC y el plan de 112.000 millones de dólares de Petrobrás para las energéticas europeas y extiende el paraguas de la diplomacia en el Foro Latibex. Todo con tal de rematar el idilio con España, una relación que ha llevado ya a Brasil más de 30.000 millones de euros en diez años, pero que se enfría y no acaba de cuajar en el tálamo del etanol y el biodiésel. No es casual que, en el X Foro Latibex el gigante carioca sea el único que tiene una jornada completa para dedicar, por sí mismo, todos sus encantos a inversores y analistas de las principales compañías con intereses en Latinoamérica.

LOS PRINCIPIOS DE BBVA

Por su parte, Francisco González, presidente de BBVA, planteó en la inauguración del Foro Latibex que “los Principios son los verdaderos fundamentos de nuestro proyecto. No sólo usamos la Rentabilidad Ajustada al Riesgo para medir el valor, sino también la Rentabilidad ajustada a Principios”. Y recalcó que “en el nuevo orden financiero internacional, la vuelta a los Principios será fundamental”.

Y es que FG intentó basar en esta diferenciación la razón de su supuesto éxito como banquero. Explica FG que “BBVA ha demostrado, una vez más, su capacidad de generar beneficios, en cualquier entorno, incluso uno extremadamente complejo como el actual. Y esto se debe a que contamos con una estrategia diferencial. Una estrategia que está hoy más vigente que nunca y que parte de tres pilares: los Principios, la Innovación y las Personas”.

El primer pilar son los Principios, el segundo es la Innovación, “pero la innovación real, verdadera, aquella que busca las mejores soluciones para nuestros clientes, para las personas, no la innovación malentendida, con creación de productos de alto riesgo que nadie entiende, imposibles de valorar y que tan malas consecuencias han traído”.

Y el tercer pilar, pero no por ello menos importante, son las Personas, pilar sin el que los otros dos no pueden funcionar. “Trabajamos con personas para personas, y por eso la importancia que en nuestra organización tiene la gestión del talento, el trabajo en equipo y la meritocracia”.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...