edición: 2808 , Viernes, 20 septiembre 2019
09/09/2011
La operación de Warren Buffett podría encontrar su réplica en España

Fortunas y empresarios no descartan emular al inversor de Omaha

Primeros ejecutivos del Ibex inician el movimiento con compras en verano
Juan José González

En pleno debate sobre la aportación que los ‘ricos’ deben hacer a la sociedad en términos riqueza en plena crisis, mediante la implantación de un gravamen directo a sus patrimonios, la CNMV publica los movimientos más relevantes de primeros  ejecutivos y consejeros de sociedades cotizadas en el Selectivo español, todo ello en plena vorágine de castigo y caída cruel que registraron las cotizaciones en las últimas semanas, y en particular, en el mes de agosto. El movimiento de estos 27 inversores obligados a comunicar al supervisor del mercado sus operaciones, es ahora motivo también de debate -que seguramente será aprovechado por algún candidato del 20-N para echar más leña fuego ideológico- pero desde otro ángulo de vista: la oportunidad en la compra (o venta) de títulos en pleno ciclón tropical -de nombre Irene- golpeando las Bolsas con caídas superiores al 10%, ¿deben ser interpretadas como un apoyo a la pésima situación de la empresa en el mercado? o ¿Cómo una especulación al uso? o ¿responde a un doble o triple interés de especulación, apoyo y aumento del control? Lo cierto es que todos ellos han emulado (o lo han intentado) la operación, también veraniega, de Warren Buffett (Omaha, Nebraska) en una jugada que el mercado alaba tanto por su significado como por su maestría.

Casi una treintena de consejeros y primeros ejecutivos de las cotizadas españolas, tomaron decisiones arriesgadas de inversión desde la playa o el campo el pasado mes de agosto. Y así se lo comunicaron al supervisor del mercado de valores, la CNMV, que fiel a su tradición de organismo de corcho no hará el más mínimo movimiento para investigar la licitud de dichas compras (que seguro que lo son, aunque nunca esta de más supervisar). Se trata de una suma ligeramente superior a los 50 millones de euros que se invierten en sus propias empresas.

Así, el presidente de Red Eléctrica –Luís Atienza- de OHL –Juan Miguel Villar Mir- o el de Abertis –Salvador Alemany- decidieron que era el momento para apoyar con sus comprar los títulos de sus respectivas sociedades. Los títulos de Red Eléctrica perdían en ese momento un 4%, los de Abertis un 21% y los de OHL un 20%. Así que como movimiento de apoyo y defensa de las cotizaciones de sus empresas no parece que sea el caso, puesto que el 60% de las empresas del Selectivo español perdían eso o bastante más, y por tanto, el argumento de defensa de las propias posiciones parece diluirse entre las mismas cifras.

En cualquier caso y con independencia del móvil y objetivos de las compras de estos primeros (y a la vez bien informados) ejecutivos, se puede sospechar (sin malicia) que la operación de Warren Buffett en Bank of America, no paso inadvertida. Este inversor, surcando mares en dirección a California, decidió que era el momento más adecuado para aumentar su participación en Bank of America, a lo que dedico 5.000 millones de dólares. La virtualidad del movimiento inversor de Buffet no estuvo en adquirir títulos en el mercado abierto del BoA, si no que convino con la dirección de la entidad para que le emitieran acciones preferentes con el fin de reforzar los recursos propios. Y así se hizo: títulos preferentes con cupón anual fijo, que equivale a un dividendo seguro del 6% durante diez años, además de unos warrants que le permitirán comprar, o no, 693 millones de títulos del banco a 7,14 dólares por acción.

Los medios de comunicación de EE UU y de medio mundo se hicieron eco de la apuesta del inversor que parece estar precedido de los mejores informes, es decir, que tiene buena fama y que no acostumbra a esconder sus verdaderas intenciones, esto es, ganar dinero con su dinero. Lo cierto es que las acciones del BoA se dispararon al comprobar los inversores que tan respetado colega apostaba esa estratosférica cifra en la entidad.

El movimiento de Buffett, salvando las distancias, debería provocar una reacción similar en el ámbito español, necesitadas sus empresas de anuncios-respaldo de este tipo, inyectando confianza mediante recursos financieros en empresas cotizadas (no solamente en el Selectivo, sino en el Continuo, puesto que sus empresas tienen capacidad para dar más empleo y mover actividad).

Numerosos personajes del sector empresarial, grandes patrimonios y fortunas podrían ‘alquilar’ temporalmente su prestigio y parte de sus inversiones en muchas de las cotizadas españolas. Y algunos de estos grandes patrimonios no han descartado tomar la iniciativa en esa dirección, si bien, el ‘ruido’ fiscal de las últimas semanas esté actuando como un freno más que como acelerador. Prestigio y dinero que elevaría la confianza de los inversores y ahorradores en las empresas, y todo, por supuesto, a cambio de dividendos, cupones o warrants. Tan solo se necesitaría un poco de astucia y algo de determinación para que las apuestas inversoras de Alemany, Villar Mir o Atienza se convirtieran, como la de Buffett, en un efecto multiplicador. Para todos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...