edición: 2783 , Viernes, 16 agosto 2019
12/06/2019

Foxconn, fabricante del iPhone, dispuesto a trasladar su producción fuera de China por las sanciones

La empresa expresa preocupación por la caída de las ventas de terminales inteligentes y se diversifica
Carlos Schwartz
Foxconn es la principal empresa de electrónica del mundo especializada en fabricar productos de consumo masivo por encargo. Con su sede social en Taiwan, el nombre formal de la sociedad es Hon Hai Precision Industry Co., y es el mayor fabricante de terminales del iPhone y principal proveedor de esos teléfonos al mercado de Estados Unidos. La empresa, que es además fabricante para muchas otras multinacionales de la electrónica, anunció en la primera conferencia con inversores en su prolongada historia, desde que se convirtió en sociedad cotizada en 1991, que estaba dispuesta a sacar de China la fabricación de terminales del iPhone destinados al mercado estadounidense. La conferencia ha tenido la clara intención de despejar las incertidumbres de sus clientes ante la escalada de la guerra comercial entre China y Estados Unidos en la cual la imposición de aranceles por parte del Gobierno de Donald Trump ha sido replicada por los derechos compensatorios impuestos por Pekín. Para Foxconn lo que está en juego es el futuro de la empresa cuya principal infraestructura industrial está establecida en China. 
La industria tiene plantas en Brasil, México, Japón, Vietnam, Indonesia, República Checa, Estados Unidos y Australia. De acuerdo con sus planes de inversión en 2020 tendrá en funcionamiento una nueva planta industrial en  Wisconsin, EEUU. Pero la sociedad sigue dependiendo de forma extrema de China y de Apple. El 50% de sus ingresos depende de esa firma y su electrónica de consumo, mientras que sólo el 25% de su producción total se realiza fuera de China. 

La preocupación de Foxconn sobre el clima de guerra comercial entre las dos potencias, y la posibilidad de que ello afecte de forma irreversible a la empresa no es un caso aislado. Otros fabricantes consideran la posibilidad de desplazar sus centros de producción a otros países, pero eso crea unos inmensos problemas de todo tipo, incluida la logística, porque otros centros de producción en economías emergentes tropiezan con la falta de infraestructuras adecuadas, incluidas las carreteras, líneas férreas y puertos, necesarios para hacer expedita la exportación de los bienes fabricados.

El alto ejecutivo y miembro del nuevo comité de gestión de la empresa Liu Young-wai dijo que Apple no había solicitado aun el traslado de producción. Liu señaló que el “panorama del comercio mundial es cada vez más oscuro y la situación es impredecible”. Foxconn adquirió la empresa de electrónica de consumo japonesa en crisis Sharp Co. y se propone iniciar la producción de una línea de electrónica de consumo masivo propia como forma de combatir la creciente debilidad de los productos por encargo. 

Mientras tanto en la planta de Wisconsin la industria tiene previsto iniciar la producción de pantallas, electrónica para coches, y servidores para el mercado estadounidense para finales del año próximo, con una inversión de 1.500 millones de dólares y la contratación de 2.000 trabajadores. En un reconocimiento de las consecuencias de la caída global en la venta de terminales de telefonía inteligentes, que ha supuesto la base de los ingresos de la empresa durante décadas, Liu dijo que se centrarían en la tecnología 5G, la electrónica para automóviles, el Internet industrial de las cosas, equipos médicos y semiconductores.

Liu está precisamente al frente del área de semiconductores, que la empresa espera que constituyan una significativa fuente de ingresos. La planta de Wisconsin estaba destinada a la fabricación de pantallas de cristal líquido. La estrategia del desplazamiento de la producción bajo demanda, y la mención expresa a la posibilidad de producir los terminales del iPhone fuera de China, ha venido a ratificar que hay una decisión estratégica de acompañar las necesidades de los clientes y lo que los mercados terminales de consumo necesiten. Este es sin dudas un problema de todas las industrias que tienen sus plataformas de producción en China frente a la escalada de los aranceles.

Pero todo este movimiento ha servido también para amortiguar de forma inicial la decisión del fundador, presidente y primer ejecutivo de la empresa hasta ahora, de presentarse a las primarias del partido nacionalista chino Kuomintang con el objetivo de ser candidato presidencial de la organización en las elecciones generales. Gou que cumplirá 69 años en breve, se presentará a las primarias este mes y será uno de los cinco candidatos, mientras que las elecciones generales se celebrarán en enero de 2020. El presidente de la empresa ha dedicado 45 años a levantarla de la nada y su retirada, si es que resulta elegido en las primarias, ha determinado que la gestión de la empresa esté en transición. El empresario es conocido por su gestión directa de todos los problemas y fases de la producción, y su concentración de poder.

Esto genera problemas de delegación que de momento se desean resolver mediante la formación de un comité de gestión de nueve miembros, cuatro consejeros y cinco ejecutivos. Gou seguirá siendo el presidente del consejo de administración de una de las empresas más exitosas de Asia, de la cual es el primer accionista con el 10% del capital. La tensión aumentó de forma significativa desde que Washington el mes pasado aumentó las tarifas sobre 200.000 millones de dólares en productos chinos del 10% al 25% además de proponer la penalización de otros
300.000 millones de dólares de otros productos de consumo incluyendo teléfonos inteligentes. 

Las nuevas tarifas enfriaron los ánimos sobre las perspectivas de un acuerdo de comercio internacional y ha sembrado la idea de que esta es una batalla de muy largo plazo. Pekín, por su parte, advierte a las empresas extranjeras con plantas y producción en China que su retirada del país “tendrá consecuencias” de acuerdo con el Wall Street Journal. La amenaza velada, sin embargo, no se ha detallado y no es fácil prever hasta dónde puede llegar. Foxconn ha hecho caso omiso de esas amenazas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...