edición: 3025 , Viernes, 7 agosto 2020
12/06/2014
OBSERVATORIO MERCADOS EXTERIORES

Francia: se espera un nuevo repunte del crecimiento en 2014 y 2015

CRÉDITO Y CAUCIÓN

Francia, el principal mercado de la exportación española, protagonizará un nuevo repunte del crecimiento en 2014 y 2015 impulsado en gran medida por la mejora de su mercado interno.

Francia, el principal mercado de la exportación española, protagonizará un nuevo repunte del crecimiento en 2014 y 2015. Tras un incremento moderado del 0,3% en 2013, Crédito y Caución prevé que el PIB de Francia aumente un 0,9% en 2014 y un 1,3% en 2015, impulsado por la mejora del consumo privado, las inversiones, el sector manufacturero y las exportaciones.

La confianza de los consumidores disminuyó de forma acusada desde 2012 hasta el primer semestre de 2013, debido a la debilidad de las perspectivas económicas, las subidas de impuestos que desalentaron el gasto de consumo y el creciente desempleo. Desde entonces, la confianza de los consumidores ha aumentado en un entorno de mejora de la economía. El consumo privado, que siempre ha contribuido en gran medida al crecimiento económico francés, crecerá un 0,8% en 2014 y un 1,1% en 2015.

La producción manufacturera francesa, que disminuyó un 1,1% interanual en 2013, ha dado muestras de repunte en los últimos meses. La confianza empresarial se ha recuperado de nuevo desde el segundo semestre de 2013. El pronóstico para la producción manufacturera es que crezca un 1% este año y un 1,7% en 2015. Aunque se trata de un indicador positivo, después de dos años de contracción de la producción manufacturera, este repunte seguirá siendo escaso teniendo en cuenta los descensos de 2012 y 2013.

Las inversiones volvieron a recuperarse en el cuarto trimestre de 2013, tras sufrir disminuciones todos los trimestres desde principios de 2012. La incertidumbre económica sobre la regulación de las cargas tributarias y las cotizaciones sociales para las empresas, además de los bajos márgenes de beneficio, habían llevado a muchas compañías francesas a paralizar sus inversiones. Las previsiones para la inversión empresarial en 2014 se han revisado al alza todos los meses desde enero, y actualmente se sitúan en un modesto incremento del 1,1%. Para 2015 se pronostica un notable aumento del 2,4%.

El crecimiento de las exportaciones seguirá siendo moderado. Tras el crecimiento del 0,8% del año pasado, se espera que alcancen un 1,8% en 2014 y un 3,2% en 2015. Francia ha visto su competitividad internacional mermada, y su participación en el total de las exportaciones mundiales se ha reducido en una tercera parte desde 2002.

¿VOLVERÁ FRANCIA A INCUMPLIR LOS OBJETIVOS DE DÉFICIT DE MAASTRICHT?

La crisis crediticia de 2008, las posteriores medidas de estímulo del Gobierno y la modesta recuperación han generado un aumento pronunciado de la deuda pública en los últimos años: desde el 67% del PIB en 2008 hasta el 94% del PIB en 2013. El déficit público en 2013 se redujo tan solo al 4,3% del PIB, incumpliendo el objetivo del 4,1%. Según la Cour de Comptes, la máxima institución de fiscalización de Francia, el año pasado cuatro quintas partes del saneamiento de las finanzas públicas se debieron a las subidas de impuestos, en lugar de a los recortes del gasto.

A finales de abril de 2014, el Parlamento francés acordó recortar 50.000 millones de euros de gasto público con objeto de financiar una disminución de la presión fiscal de las empresas. En un principio, el Gobierno francés se fijó como objetivo un déficit del 3% del PIB en 2015 para cumplir el límite de déficit de Maastricht. Sin embargo, incluso teniendo en cuenta las medidas de ahorro del nuevo presupuesto, la Comisión Europea prevé que el déficit presupuestario disminuya hasta un 3,9% del PIB en 2014 y un 3,4% del PIB en 2015. Esta sería la tercera vez en siete años que Francia incumple los objetivos de déficit de la Unión Europea que originalmente se comprometió a mantener.
 
LA SITUACIÓN DE LAS INSOLVENCIAS

Tras experimentar crecimientos interanuales desde 2007 hasta 2009, la cifra de insolvencias empresariales disminuyó en 2010 y 2011, en un 5% y un 1% respectivamente. No obstante, debido al estancamiento de la economía francesa en 2012 y 2013, las insolvencias volvieron a aumentar un 2,4%. En vista del moderado repunte económico previsto, Crédito y caución espera una mejora de la situación de las insolvencias en 2014. Con todo, la cifra actual de insolvencias de empresas rebasa en más de un 20% la de 2007.

2013 fue un mal año para el sector de la construcción en Francia. La previsión de Crédito y Caución es que la actividad constructora mantenga su atonía en 2014. Los principales actores presionan a sus subcontratistas, al tiempo que crece la competencia de las empresas italianas, españolas y portuguesas debido a su pretensión de aumentar su cuota de mercado en Francia para compensar las pérdidas sufridas en sus mercados nacionales. La financiación es un motivo de preocupación importante para las constructoras francesas, tras dos años de resultados deficientes y una escasa demanda. El comportamiento en pagos del sector ha sido malo durante los dos últimos años.

Con estos problemas, la construcción tiene la proporción más elevada en la cifra total de insolvencias empresariales de Francia, en torno al 30%.  En 2013 esa cifra de insolvencias fue muy alta, casi tanto como en 2009, en el momento más difícil de la crisis crediticia. Los subsectores más afectados son la albañilería y la carpintería, los cuales se han visto perjudicados por la caída de la construcción de vivienda nueva. No prevemos que las insolvencias de la construcción aumenten más este año, pero mantendrán sus altos niveles.

La Alimentación continúa beneficiándose de su reputación en productos tales como vinos, champanes y quesos, y puede atribuirse algunas marcas genuinamente mundiales en la industria alimentaria. Sin embargo, la mayoría de las 13.000 empresas alimentarias francesas son pequeñas: un 75% de ellas tiene menos de 20 empleados.

Hasta ahora, el sector ha demostrado una gran capacidad de recuperación, pero la coyuntura del mercado se ha vuelto más difícil como consecuencia de las fluctuaciones de precios de las materias primas y de las tensas relaciones entre las empresas agroalimentarias y las principales cadenas minoristas. Simultáneamente, los consumidores se han vuelto más sensibles a los precios debido a los débiles resultados económicos y al mayor desempleo. Dado que las empresas se enfrentan a unos costes de producción crecientes, han disminuido los márgenes brutos. Por consiguiente, es frecuente que las empresas alimentarias francesas no puedan invertir lo suficiente, y esto produce un efecto adverso en su competitividad frente a otras empresas alimentarias europeas.

Frente a estos desafíos, el sector está llevando a cabo una estrategia de reorganización y concentración mediante varias fusiones y alianzas, especialmente en los subsectores lácteo y cárnico. El objetivo es que las empresas alcancen el tamaño crítico necesario para fortalecer su poder de negociación con los distribuidores, fomentar sus ventas en el extranjero y concentrarse en su actividad principal o en menos segmentos.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...