edición: 2594 , Martes, 13 noviembre 2018
19/03/2018
El presidente de BBVA no encaja los golpes

Francisco González suspende el examen ante los accionistas en la Junta de su retirada

La inversión digital de FG continúa siendo tan intangible como insustancial el dividendo del banco
Juan José González
Francisco González, presidente del BBVA, se sometió a un examen de tres horas ante los accionistas del banco. En la Junta anual de Accionistas FG presentó un banco con resultados positivos, muy centrado en la digitalización como estrategia de negocio para alcanzar una rentabilidad futura por la que desea ser diferenciado del resto del sector. Continúa siendo el segundo banco del sistema bancario español, tan sólo con un competidor, Santander, que le saca varios cuerpos de ventaja. Recordar que fue hace ahora quince años cuando FG negaba el primer objetivo del banco, a largo plazo, y que no era otro más que adelantar a Santander y convertirse en la referencia financiera española. Objetivo que poco a poco y con el tiempo fue descendiendo de lugar en el orden de prioridades de los dos planes estratégicos elaborados por el banco, detalle que ha sido confirmado por fuentes cercanas al consejo de la entidad. Pero el viernes pasado, el presidente del banco, reunido con los suyos y frente a los también suyos accionistas, escenificó lo que para buena parte de los presentes, así como de muchos observadores, fue la presentación del balance de retirada, del final de un ciclo que comenzó con FG en la presidencia en 2005. Balance de despedida -en principio, pues FG medita una retirada a la china, esto es, perpetuarse hasta la pérdida de la consciencia- que deja una imagen de futuro incierto, a la defensiva, con evasivas constantes a las preguntas de sus accionistas y de otros representantes del capital social. Un FG muy centrado en la reivindicación política cuya mayor aportación en la Junta fue el reconocimiento explícito del principal problema que sufre la entidad: nadie sabe el destino al que se dirige el banco.
Algunos directivos del banco sonríen con amabilidad y señalan que, a pesar del despiste general de la alta dirección, la entidad gana dinero. Otros destacan que menos mal que los clientes siguen siendo clientes de un banco que cada año tiene menos red. Pero el despiste es general cuando escuchan al jefe (FG) proclamar que el banco ya no es un banco, sino una empresa tecnológica, que el negocio ha seguido adelante a pesar de la `desbancarización´ del banco y que ahora los competidores no son Santander, Sabadell, Caixabank o "cualquiera de los medianos", en referencia a Bankia y Bankinter. Ahora los competidores son Amazon, Facebook, Apple y Google.

Coinciden los accionistas en que es probable que FG, un visionario de la banca, tenga razón, si bien, temen que cuando llegue el tiempo de comprobarlo sea demasiado tarde y no sean posibles ni dividendos ni revalorizaciones de la acción. Al respecto, los accionistas del banco presentes en la Junta en Bilbao, le sacaron los colores. Uno de ellos, con papeles en la mano y afirmaciones razonadas y documentadas, recordó a FG que el banco vale hoy lo mismo que hace veinte años, mientras que Santander, en el mismo tiempo, se ha revalorizado en cerca de un 80%. En resumen, el primer banco no ha perdido el tiempo y el segundo se ha dormido en los laureles o ha seguido en las ramas.

FG se refugia en un discurso político para evitar dar explicaciones del rumbo del negocio bancario, del dividendo y de la rentabilidad de las inversiones. Y así, su parlamento se hace etéreo y espiritual. Habla de una institución global, de nuevas arquitecturas adaptadas a la era digital, de grandes plataformas y multitud de proveedores, de productos y servicios nuevos, más allá de los financieros, del final de los bancos físicos, de la vigencia de la banca digital y el fin de la banca de oficinas y sucursales. Un futuro cuya descripción bien podría estar situado en otra planeta y que plantilla, cuadros medios e incluso la que se entiende como más informada, la alta dirección, no terminan de asimilar quizá porque no lo comprenden.

Algunos accionistas presentes en la Junta se preguntaban si se habían perdido algo, o si el presidente estaba presentando una nueva formación política de cara a unas próximas legislativas. No extraña la sorpresa cuando en un discurso de una hora, los veinte primeros minutos se dedicaron a subrayar la inestabilidad institucional en Cataluña y a reivindicar la necesidad de promover reformas para salir de la parálisis política -textual- que vive el Ejecutivo y el Parlamento en la actual legislatura. Preámbulo -como más tarde explicaría FG a un reducido grupo de periodistas- necesario para implantar la nueva arquitectura digital que él pretende.

Pero FG se sabe recurso humano en retirada, amortizado, ingeniero frustrado en un negocio bancario que hoy continua demandando servicios rápidos y baratos y accionistas que reclaman -como los pensionistas- el retorno de su inversión. Tras cerca de 16 juntas de accionistas, la del viernes pasado fue una suerte de resumen de una etapa probablemente finiquitada por unos resultados que no muestran coincidencia con las promesas iniciales y que para nade responde a los objetivos estratégicos fijados. Suspende FG en gestión financiera, económica y deja en terreno comprometido al segundo banco del sistema financiero español. 

Quizá el mejor síntoma que anticipa su retirada es el desprecio y animadversión mostrado hacia las "franquicias físicas" (en clara alusión a Bankia) y la confirmación por enésima vez de mal encajador de golpes, como el lanzado por un ex directivo del banco (Paulino García) al recordarle que el banco vale hoy lo mismo que hace 20 años. Para los accionistas y para equipo de Goirigolzarri, un día para recordar. Para FG y Caruana, para olvidar. 

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...