edición: 2594 , Martes, 13 noviembre 2018
11/03/2015

La fuerte caída de las monedas en las economías emergentes afecta de lleno a Brasil, México y Turquía

Las multinacionales españolas se verán más afectadas en la equivalencia en dólares que en euros
Carlos Schwartz
Las monedas en las economías emergentes llevan dos semanas de intenso castigo, y los buenos datos de empleo difundidos en Estados Unidos el jueves de la pasada semana han despertado la expectativa de que la Reserva Federal comience a incrementar los tipos de interés en junio lo que ha reforzado la debilidad del real en Brasil, del peso mexicano y de la lira turca. No son los únicos casos, porque el latigazo también golpea a África del Sur sin contar con el caso crónico de Argentina, y una larga lista que incluye a naciones de Asia y África. El economista jefe de Banco Santander en Brasil, Mauricio Molán, advirtió el mes pasado en Sao Paulo que el crecimiento económico del país sería del 0% en 2015.
El optimismo del banco respecto de Brasil sufrió un cambio agudo el año pasado, que se vio reflejado en los comentarios a sus clientes que despertaron el malestar en el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff preocupada entonces por su reelección. La realidad está sobrepasando los pronósticos. El real ha tocado su nivel más bajo desde agosto de 2004 con una caída del 17% desde principio de año. La lira turca por su parte ha roto un récord a la baja ante el dólar la semana pasada.

En el mercado de cambios de Estambul se refleja el choque entre el Gobierno y el banco central en una polémica con trasfondo político. El ejecutivo de Recep Tayyip Erdogan ha lanzado sucesivos ataques al banco emisor para que baje los tipos de interés en un intento de reactivar la economía que el año pasado creció al 3% comparado con una década de expansión al 7% anual. Las perspectivas para 2015 han empeorado, y el Gobierno teme la reactivación de una reacción social interna. Por su parte el banco central se resiste porque el país depende fuertemente de los flujos de capital de corto plazo atraídos en parte por la rentabilidad de las inversiones financieras en el país. Erdogan calificó de traidor al presidente del banco central por no reducir los tipos de interés. Éste tras el ataque dijo que si la tasa de inflación caía por debajo del 1% en febrero bajaría los tipos de interés. Como no se produjo esa caída los tipos siguen en su mismo nivel, pero el mercado comienza a descontar esa reducción de tasas y eso alimenta la fuga de capitales y la inestabilidad de la lira.

Los inversores en monedas de países emergentes atraídos por las inversiones financieras de corto plazo han actuado con pánico. Por temor a pérdidas por el tipo de cambio han optado por una repatriación acelerada de capitales lo que agudizó la caída de esas monedas ante el dólar. El proceso ha azotado también con especial fuerza a Turquía cuya moneda ha caído un 10% ante el dólar en lo que va de año.

En noviembre pasado el banco BBVA invirtió 2.000 millones de euros en llevar su participación en el banco turco Garantie al 39,9%. A resultas de la operación el banco decidió amortizar la pérdida de valor de la lira turca ante el euro hasta ese momento por un importe de 1.500 millones de euros por la compra en 2011 del 25% del capital del banco. La fuerte caída ahora del euro ante el dólar que puede acabar en una paridad en junio va a atenuar el efecto de la renovada devaluación de la lira frente al dólar y por lo tanto la merma del beneficio que el BBVA se atribuya del Garantie. Salvo que el Gobierno se salga con la suya y al final logre la devaluación de la moneda, inevitable si se reduce el tipo de interés oficial. México ha sido otro de los países golpeados con fuerza por el fortalecimiento del dólar, el banco central vendió el pasado viernes 200 millones de dólares en un intento por contener la presión sobre su moneda.

Esta es la primer vez en dos años y medio que el banco central interviene en el mercado de cambios mientras el dólar toca mínimos desde la crisis de 2009. El comité de moneda extranjera formado por el banco central y el ministerio de Economía tomó la decisión de intervenir en el mercado el pasado jueves ofreciendo subastas diarias por importe de 200 millones de dólares para evitar tensiones en el mercado de cambios y sostener el peso. La medida también apunta a atender los pedidos de empresas, particulares y bancos y evitar que se desarrolle un mercado negro por escasez de divisa.
Los analistas consideran que mientras las subastas van a aliviar la presión sobre el peso no van a evitar su pérdida de valor ante el dólar, en particular porque el soporte de la moneda estadounidense no es artificial, sino resultado de su actividad económica y la perspectiva de un incremento de tipos de interés en el futuro próximo que los mercado están descontando ahora. El Banco Central de México mantuvo el sistema de subastas de divisas entre noviembre de 2011 y abril de 2013. En la cotización de la moneda también tiene su peso la caída en el precio del petróleo, a pesar de que el crudo sólo representa un 10% de las exportaciones de México, porque los impuestos sobre la producción y otras actividades derivadas contribuyen de forma decisiva a financiar el presupuesto del estado en México.

La cotización de las monedas emergentes frente al dólar va a afectar a los ingresos de las multinacionales españolas que operan en América Latina y en otros mercado emergentes como es el caso de Turquía. La caída del euro ante el dólar en este sentido va a amortiguar la depreciación de las monedas de economías emergentes ante la divisa europea pero la inestabilidad cambiaria no solo es reflejo del fortalecimiento del dólar. También refleja los problemas de balanza de pagos de las economías emergentes por la caída en valor de las exportaciones como es el caso de las naciones petroleras, o de las exportadoras de materias primas como el mineral de hierro. La caída de los precios de las materias primas supone menores ingresos por exportaciones y menos divisas en las reservas. Si el ciclo a la baja en las materias primas se extiende en el tiempo las economías emergentes verán un serio debilitamiento de su actividad económica.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...