edición: 2612 , Lunes, 10 diciembre 2018
02/05/2012
BOLSERÍAS

Fuerte calambre

El Ibex 35 cae 2,56% y cierra en los 6.831,8 puntos
Juan José González

Vientos con problemas para el sector financiero. Todo indica que en las próximas horas, los 27 ministros de Economía europeos pondrán a las entidades financieras en nuevos apuros: más capital, más solvencia, más seguridad, lo que traducido a la actividad bancaria se convertirá en mayores dificultades para los márgenes. Así que los inversores decidieron, en tromba, salir tarifando de Banco Santander, de BBVA, del resto de los grandes y de los medianos en un movimiento que fue imitado por los bancos italianos: todos ellos figuran, además, en una infausta relación de entidades con perspectivas a la baja, según la calificadora S&P. El calambre eléctrico descargado por Morales sobre la filial Red Eléctrica Española, dejó noqueado, un poco más, al malogrado mercado bursátil español.
· COTIZACIONES 

Parecía que el Selectivo español celebraba una fiesta laboral. No fue así, y para que quedase constancia, la realidad se encargó de hacer algunas puntualizaciones. La primera, que el desplome bancario fue tan sólo una parte de la tormenta, pues los índices de la actividad industrial manufacturera (PMI) confirman para toda Europa -con mayor seguridad- que la recesión se encuentra “bien” instalada en la economía. De nuevo, incertidumbre máxima y volatilidad en los cambios que propicia la estampida general de la renta variable y, de paso, añaden tensión a la deuda, ya sin tregua y superando los 420 puntos básicos de riesgo país. Arrecia el temporal y las nubes llegan cargadas de plomo procedentes de Bruselas.

Las previsiones tenían en cuenta que la de hoy sería una jornada incierta. Pero el terreno abrupto en el que se mueven los cambios refleja alta actividad política y financiera de fondo. La cumbre del Ecofin se encargó de poner al día la dimensión de un problema que esta bloqueando el presente económico: la solvencia de las entidades financieras, asunto al parecer en permanente cuestión, pues en torno a los bancos españoles las dudas sobre el peso de los activos tóxicos en los balances sigue centrando todos los debates respecto al sector.

Un antecedente, el más inmediato, el cierre de las bolsas de Londres y Nueva York de la jornada pasada, fue tan sólo una tregua que no encontró proyección en Europa. Así que con la inestabilidad por bandera, los inversores se agarran al clavo de la próxima reunión de jefes de Estado y de Gobierno de los 27 socios europeos en la creencia de que de la misma puede salir alguna solución, obrar un milagro, en definitiva.

Al cierre, Europa perdió el paso en Londres y Francfort, lo mantuvo en Paris, quizás al margen con un final de la carrera por llegar al Elíseo entre Sarkozy y Hollande, mientras que Madrid se derrumbaba con estrépito. Se esperaba un cierre en rojo pero no así el derrumbe ni el estrépito. Los indicadores de la economía norteamericana no ayudaron siquiera a enderezar una situación comprometida en la renta variable del continente, en camino hacia niveles de 2003, algo que el mercado español ya parece haber tocado en algunos aspectos. El mal dato del empleo privado en EE UU, fue decisivo para que la Bolsa de Nueva York, en apertura positiva, se diera la vuelta y acompañara en rojo a las europeas, eso sí, ningún mercado cerró con una caída tan fuerte como el Selectivo español.

Fuertes recortes como tónica general del mercado que en un día aciago se llevaron delante al grupo de los principales valores, los blue chips: Sin excepción, aunque con mayor castigo para los valores bancarios, se puede decir que no se libró sector alguno: industriales, construcción, energía y eléctricas acompañaron en el destino al sector bancario, hundido en los recortes, con números rojos que ya comienzan a ser el preludio de pérdidas de soportes que hasta ahora el destino parecía estar respetando.

Abengoa, por operación de desinversión accionarial en Telvent, Dia, Inditex, IAG, Grifols y Amadeus, fueron las únicas que pudieron contar ganancias en una sesión en la que el sector bancario se dejó en torno al 5% de valor.

En el mercado de divisas, la tensión y con él las pérdidas, llegaron a la moneda única, que cedió posiciones en su cruce con el dólar, y que al cierre se situaba en 1,315 unidades. Las commodities notaron igualmente el temporal, con pérdidas para el barril de petróleo Brent hasta 119,1 dólares y ligero recorte en el precio de la onza de oro, hoy en 1.652,5 dólares.

El euribor comenzó el mes de mayo con un nuevo recorte, esta vez de ocho milésimas hasta 1,303%, y la prima de riesgo avanzaba de nuevo por la tensión ambiental hasta situarse en los 424 puntos básicos, un 3% más que al inicio de la jornada, mientras el bono a diez años se situaba al cierre en el 5,852%.

 

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...