edición: 2594 , Martes, 13 noviembre 2018
06/07/2015

Dinero es el mensaje

Los supervivientes de la reforma financiera saben mejor que nadie que, tarde o temprano, el sector bancario entrará en una nueva ronda de fusiones. Y que, de forma inevitable, situarán a cada entidad en el target ideado por la Autoridad Bancaria Europea. Los banqueros afectados, una decena al menos, conocen las pautas del tamaño que las autoridades estiman como más conveniente. Y el que no cumpla con los "parámetros móviles" de activo, pasivo y demás ratios de solvencia, deberá darse prisa para buscar aliado, amigo o pareja. El tamaño es la idea de fuerza que aparece en todos los documentos del supervisor europeo, y por eso están todos como locos, busca que te busca.

Pero resulta que ahora el problema principal es que no gusta a todos los `afectados´. Las fusiones entre entidades de similar tamaño son las que están concitando mayores problemas; desavenencias personales, cuentas pendientes del pasado entre competidores, viejas y no tan viejas rencillas locales que se unen a la pervivencia de egos personales complejos. Todos están haciendo de barrera infranqueable para acercamientos y acuerdos finales.

El Banco de España es el encargado de distribuir y `vender´ la lista de bancos candidatos -a la fuerza- para las fusiones del sector. Los siete pequeños hablan entre ellos pero no se entienden; todos son mejores y más grandes que el otro, y uno por otro, la casa sin barrer. Los medianos tienen otro nivel, más astutos y con planes de largo plazo, sólo piensan en operaciones `cross border´, según uno de ellos. Pero no todos pueden salir al extranjero en busca de pareja. Y los más grandes lo tienen tan claro como que se fusionarán dónde, cuándo, cómo y con quién deseen, que para eso son los más grandes.

La autoridad europea había comisionado al Banco de España en las labores de casamiento. Pero sin éxito, porque lo propuesto por aquellos y ahora por estos, no gusta, no tiene sentido y además -dicen los bancos medianos- "quién pone la pasta para la fusión". Porque estas operaciones consumen recursos en indemnizaciones, despidos, pensiones... y claro, el Banco de España se ha puesto duro y serio desde los fiascos de las cajas. Va a ser eso, sólo dinero, otra vez dinero. Y si no, nada de fusiones. Ese es el mensaje.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...