edición: 3102 , Viernes, 4 diciembre 2020
29/10/2010

Gamesa, ¿víctima o victimario?

Carlos Schwartz
La industria de turbinas eólicas para generación eléctrica Gamesa, cuyo socio de referencia es Iberdrola, se encuentra bajo presión de las posiciones bajistas que controlan un 4,67% del capital de la sociedad. Los hedge funds casi duplicaron sus posiciones a la baja el 24 de septiembre al mismo tiempo que BBVA anunciaba en una nota relevante que había hecho una “colocación privada entre inversores cualificados” del paquete de una sociedad patrimonial de la familia del Pino que a su turno controla el capital de Ferrovial. La empresa, que hizo su cotización máxima el 11 de noviembre de 2007 con 36,30 euros, cerró ayer a 4,89 euros.

La estimación de fuentes del mercado es que Casa Grande de Cartagena, la sociedad instrumental de los Del Pino materializó pérdidas del orden de los 160 millones de euros en su salida del capital de Gamesa el pasado 24 de septiembre. Mientras, desde el 14 de octubre, Iberdrola ha hecho diez adquisiciones de títulos llevando su participación hasta el 15,688%  incluidos los 350.000 títulos comprados ayer a 4,88 euros en el mercado continuo. Los hedge funds con mayor participación son Egerton Capital Limited y Oxford Asset Management con el 2% entre ambos. Por el contrario, el fondo Blackrock ha ido construyendo una posición con el objetivo de licuar las minusvalías. Blackrock había comprado un 6% de Gamesa a entre 29,94 y 30 euros la acción en mayo de 2008 antes de una escalada del valor hasta los 35 euros. En febrero de 2010 adquirió un 9% suplementario -es decir otro 15% en total- a 9,65 euros la acción.

La rumorología del mercado ha querido ver en el mayor fabricante mundial de turbinas eólicas, la danesa Vestas, una posible amenaza para Gamesa. Las versiones de que podría haber una oferta pública de adquisición sobre Gamesa por la precipitada caída del precio de las acciones de la empresa española no parece que tengan mucho fundamento. El pasado miércoles, la empresa danesa anunció que recortará su plantilla en 3.000 trabajadores que representan el 13% de su fuerza de trabajo. El anuncio acompañó a los resultados de 185 millones de ingresos antes de impuestos e intereses para el tercer trimestre de este año comparados con 244 millones en igual periodo el año pasado.

La debilidad de la demanda de electricidad en Europa, la incertidumbre que rodea al cumplimiento de la ampliación de generación de energía limpia en ese contexto, y la falta de objetivos de energías renovables en los Estados Unidos, un mercado al que Vestas había apuntado buena parte de su artillería, está haciendo mella en sus resultados y ha puesto en cuestión sus planes estratégicos. El senado estadounidense tiene bloqueada desde hace meses una ley de objetivos de energías renovables cuya aprobación entre gallos y medianoche es virtualmente imposible. De aquí a nada es muy posible que los demócratas pierdan en Estados Unidos el control del senado en las elecciones complementarias del dos de noviembre con lo cual las perspectivas de que la incertidumbre sobre energías renovables en Estados Unidos se despejen a corto plazo parecen nulas. Desde luego este es un problema que no afecta sólo a Vestas. Gamesa e Iberdrola también se hermanan en la gesta heroica. Lo que no se puede descartar sin embargo es la irrupción de un interesado en comprar mercado a bajo precio.

Los recortes fiscales en los países europeos han conducido a restricciones de los planes de desarrollo de infraestructuras destinadas a las energías renovables. Una excepción ha sido el gobierno conservador de David Cameron en el Reino Unido. Este ha anunciado en medio de los drásticos recortes presupuestarios que amenazan a varios cientos de miles de empleos públicos, que su gobierno dotará un plan de inversión para la transformación de infraestructuras portuarias para poder desarrollar “granjas eólicas” en el mar. Gamesa, General Electric (el segundo fabricante mundial de turbinas eólicas detrás de Vestas) y Siemens anunciaron planes de inversión de 300 millones de libras vinculados al anuncio de Cameron. Gamesa por su parte desarrollaría en Londres su sede de operaciones off-shore. El Reino Unido tiene previsto desarrollar 32 gigavatios de generación eléctrica eólica sobre el mar en cumplimiento de planes oficiales vinculantes ya aprobados.

Mientras, la realidad es que la reducción del mercado respecto de las expectativas que lo rodeaban en 2007 sugiere la posibilidad de que haya un proceso de consolidación y concentración. Líneas de producción industriales con tecnologías de nivel medio en mercados maduros perderán necesariamente terreno ante competidores de países emergentes.

El sector se ha internacionalizado a marchas forzadas. La producción de turbinas no tiene complejidades logísticas serias, es decir no es necesario producirlas en el lugar de instalación. No es lo mismo con la generación eléctrica que sólo admite limitadamente el abastecimiento por medio de las interconexiones y debe ser generada en el lugar... a nadie se le ocurre un país sin generación de energía. Con lo cual traer energía de China es un tanto complicado, mientras que traer turbinas no lo es tanto. El problema es que la transferencia de tecnología en operaciones de este tipo es inevitable a medio plazo y surgen los competidores de los países emergentes. En este contexto, pensar en una OPA sobre Gamesa no es un disparate. La empresa tomó una decisión difícil en 2006 con la venta de sus negocios de industria auxiliar aeronáutica y auxiliar del automóvil para concentrarse en el sector de las energías renovables y en especial en la fabricación de turbinas y desarrollo de parques eólicos. Esto es un quebradero de cabeza para Iberdrola que de hecho tiene en Gamesa su industria auxiliar propia.

Cada vez que una situación incierta de este tipo se dibuja en el horizonte es difícil de dejar de pensar en el golpe que Porsche le dio a los especuladores bajistas con las acciones de Volkswagen cuando “secó” el mercado de títulos comprando un 31,5% de VW mediante derivados al filo del vencimiento de contratos a la baja arruinando a unos cuantos inversores a finales de octubre hace dos años. Aunque para tocar esa guitarra hace falta tener las uñas apropiadas y estar exento uno mismo de tener que anunciar una OPA.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...