edición: 2828 , Viernes, 18 octubre 2019
04/11/2009
Quiere ahorrar costes inmobiliarios pero desconoce los metros que ocupa

Gestionando bien los alquileres, el Estado ahorraría 2.000 millones en un año

Sería necesario cambiar la ubicación de funcionarios
Juan José González

“Quien diga que el Gobierno no se plantea ahorrar es que no conoce los planes del Ministerio de Industria”. Esta fue la contestación de Miguel Sebastián a un periodista recientemente a la salida del Congreso de los Diputados. Y en parte tiene razón el ministro, ya que claro que están preparando un programa de ahorro para la Administración del Estado, lo que sucede es que lo llevan en secreto. Hasta tal punto que ni siquiera el vicepresidente tercero, Manuel Chaves lo conocía. A Industria le ha tocado reunir algo así como un repertorio de iniciativas por cada departamento ministerial con el objetivo de aplicar a la Administración Pública del Estado un plan de ahorro de costes. Una de las primeras actuaciones consistía en averiguar el volumen de metros cuadrados que ocupa el Estado en diferentes capitales, comenzando por Madrid. Este dato era desconocido por el ministerio de AA PP y por Industria que ante la falta de respuesta del primero, los de Sebastián optaron por buscarse la vida y contratar los servicios de consultoras del sector inmobiliario.

Solamente en Madrid, el Estado ocupa un volumen de oficinas de tres millones de metros cuadrados, algo así como el 21% de la superficie total de oficinas de la capital del Reino. La consultora en cuestión no quiso, o no supo, valorar el coste que los tres millones de metros le supone al Estado, pero algunos cálculos estiman que los ahorros por eliminar departamentos enteros, e incluso, organismos completos sin competencias orgánicas –traspasados a las Autonomías- supondrían algo más de 2.000 millones de euros. Una cantidad con la que la Vicepresidenta segunda podría hacer maravillas.

A la Administración le falta poner a trabajar la mentalidad de contención del gasto público, algo a lo que la coyuntura actual le debería animar. Se trataría de poner en marcha un simple plan de optimización inmobiliario para que el Estado contara con un ahorro en línea con el apuntado. Pero surge un inesperado problema, y es que a la hora de ajustar los costes inmobiliarios, el criterio utilizado en la mayoría de las empresas privadas esta relacionado con el número de trabajadores por metro cuadrado. En otras palabras, que para conocer el ahorro en metros cuadrados, el Estado, o el ministerio encargado al efecto, debe hallar previamente el coste inmobiliario por funcionario. Se trata, sencillamente, de aplicar a la gestión inmobiliaria pública el mismo criterio de eficiencia que se consideraría para medir la eficiencia del gasto en una empresa privada.

Tratar de aplicar criterios de la empresa privada a la Administración pública y pedir peras al olmo continua siendo un reto demasiado fuerte, pero en Industria los técnicos que trabajan en el estudio de ahorro de costes contemplan criterios de este tipo, como por ejemplo el cambio de ubicación de los trabajadores –en este caso funcionarios- a ubicaciones secundarias en los que el coste de alquiler que devenga el Estado sería inferior, y sin menoscabo de la calidad del servicio público. Sin embargo, en más de un ministerio desconocen los detalles y las necesidades de funcionamiento de muchos departamentos, por lo que es casi imposible medir el número de metros cuadrados que se necesitan o que sobran.

En otros departamentos ministeriales, la llegada de las nuevas tecnologías provocó un cambio de ubicación que se saldó con la eliminación de hasta un 80% del espacio ocupado, aunque en este caso, el ahorro en costes por alquiler de espacio se compensó con la mejora del nivel y calidad del servicio, otro de los objetivos en los que la Administración parece haber avanzado en los últimos tiempos. La consultora que asesoró al departamento de Industria estimó que en la mayoría de los ministerios sobra un 20% del espacio contratado en alquiler o en propiedad, lo que supondría no tener que alquilar nuevos metros cuadrados a lo largo de un año.

Pero la gestión eficaz de los espacios públicos de trabajo, oficinas y centros administrativos, pasa por sacar adelante ese plan de optimización que prepara Industria, para convertir a la AA PP en un sector que pueda competir en calidad de servicios y costes con el sector privado, con quien compite en muchos campos. Y de paso lograr ahorros de costes en un año en el que los presupuestos generales del Estado no los  contemplan. Este debe ser el motivo por el que Chaves lo desconoce.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...