edición: 2362 , Martes, 12 diciembre 2017
06/10/2016
Más Bolsa, menos deuda

Gestoras y gestores calientan la Bolsa para un feliz fin de año

BlackRock y García Paramés animan a comprar Bolsa, dejar a un lado la arriesgada renta fija; habrá ganancias, dicen, aunque limitadas
Juan José González
"Arrimar el ascua a su sardina". De nuevo grandes gestores de fondos como BlackRock se remangan para sembrar los próximos meses de expectativas positivas y favorables a la recuperación del valor de los activos, lo que sin duda, afectará a las ganancias de sus inversiones y, por tanto, a las de sus clientes. La disposición al trabajo de este gestor gigante de activos (4,65 billones de dólares -4,2 billones de euros- en el mundo) coincide en el tiempo con el regreso a la arena del mercado de un gestor estrella como Francisco García Paramés, hasta ahora en excedencia forzosa. La gestora se sirve de lugares comunes para formar el argumentario que culmina en el relato general que da pie al escenario deseado, al típico y tópico "es el momento de invertir", en otras palabras: hay que comprar acciones porque el mercado de estos activos de renta variable parece que va viento en popa. Paramés es menos directo y de forma indirecta viene a decir que la renta fija tiene un riesgo enorme, como la deuda, donde se pueden recoger enormes pérdidas.
No cabe duda que los analistas del gigante inversor norteamericano disponen de muy buena información, y que su experiencia les puede avalar muchos de los numerosos pronósticos o apuestas de inversión, no siempre (Abengoa) culminadas con éxito. Pero en todo caso, hay que leer atentamente su argumentario, en el que, obviamente, no faltan, más bien sobran, lugares comunes, variables económicas evidentes. La gestora muestra su inclinación por el mercado norteamericano, tira para casa convencida que el resultado de las elecciones a la presidencia de la potencia económica impulsará la confianza y, por tanto, de los mercados, seguramente, al alza.

Habría que añadir aquí que, de la misma forma que los resultados electorales pueden ser muy positivos para la inversión, también constituyen un riesgo muy elevado político. También confía la gestora en el despertar, lento pero constante, de la economía, la inflación y el pleno empleo en EE UU.

Al igual que otras muchas gestoras del universo inversor, la americana tiene puesto el foco en los mercados emergentes, en las bolsas asiáticas -menos Japón- y parecen querer invertir todo lo que tienen en la Bolsa India. Contrasta el interés de la renta variable con una posición prudente, incluso de rechazo hacia las inversiones en Europa y Reino Unido, no parecen proclives precisamente a la compra de deuda soberana de la Eurozona, pero sin rechazar las rentabilidades que pueden registrar algunos bonos de los países de la "periferia".

Respecto a los lugares comunes de la gestora norteamericana hay que señalar que, también opinia que a los estímulos monetarios les quedan los días (meses) contados, lo que sin duda dibujará un nuevo escenario para el dinero, es decir, para los avances bursátiles y la renta fija. De unos y otros la gestora dice que en el futuro mejor será acostumbrarse a bajas rentabilidades y no confiar en el regreso de los avances de antaño, antes de la crisis financiera de 2008, tiempos sólo para recordar, para la historia. Se puede interpretar que, si bien el horizonte de la inversión no parece estar amenazado por tormentas, sí se cabe pensar en que en el escenario a corto y medio plazo, se podrán obtener ganancias en la renta variable y algunos activos de deuda corporativa, activos emergentes e inversiones alternativas que, como es evidente, tendrán que desvelar sus analistas.

En el caso del gestor `estrella´, Paramés, la coyuntura le viene como anillo al dedo, y no deja pasar la ocasión del último trimestre del año para arrimar también el ascua a su sardina, que para el caso es la presentación de un libro de enseñanzas y consejos personales de inversión. El libro es la pieza marketiniana del regreso de un gestor exitoso de fondos, a punto de abrir sus oficinas para la entrada de fondos. Entrarán, como deja patente Paramés, en un buen momento, en activos reales, en acciones de Bolsa y no en renta fija u otros productos monetarios que, aunque no se haya perdido dinero en las últimas décadas, la renta fija cuenta con un elevado riesgo de minusvalía. Por tanto, otro gestor interesado, como BlackRock en calentar el mercado bursátil, en la recta final del año -como cada año- como siempre. Aunque antes de arrimar el ascua, será necesario arrimar también el hombro. Quedan tres meses.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...