edición: 2576 , Miércoles, 17 octubre 2018
15/05/2018
Ajuste laboral permanente

Gobierno, patronal y sindicatos reclaman a la banca su aportación al empleo

Las cifras muestran que el bancario es el sector menos implicado en la recuperación y que su compromiso con el empleo sigue estando pendiente
Juan José González
Se suceden las críticas hacia el sector bancario por la baja o nula aportación realizada a la recuperación del mercado de trabajo. Opiniones que llegan que no proceden únicamente del sector sindical sino también de medios oficiales del Gobierno y hasta alguna valoración crítica patronal. Coinciden todos los juicios al respecto con un momento de subida y recuperación del empleo y para muestra el pasado ejercicio de 2017, con un tirón de la contratación en construcción, industria y servicios, éste último con notable aportación a cargo del turismo y de la hostelería. Y en el ejercicio presente, la tendencia continúa en lo que los expertos señalan como una muestra de que la economía sigue absorbiendo una parte considerable del impacto sufrido en la crisis, donde, sectores como la construcción o la industria han recuperado con fuerza en torno al 6% de mano de obra. En pocas palabras; la evolución del empleo en el sector se traduce en términos de ajuste de plantilla, destrucción de puestos de trabajo y despidos permanentes. Los actuales 192.000 trabajadores del sector bancario contrastan de esta forma con los 278.000 de 2007, siendo los ejercicios del 2011, 2012 y 2013 los que registraron el mayor golpe de la crisis en términos de salida de trabajadores del sector bancario. Es el período, se puede calificar, más convulso del sector financiero, con intervenciones en bancos y sobre todo en cajas, rescates públicos y todo enmarcado en la reestructuración general del sector. Si la crisis impuso entonces la línea del ajuste, ahora, las autoridades, los reguladores y los sectores sociales -patronal y sindicatos- reclaman, coincidiendo con la recuperación de los márgenes bancarios, mayor compromiso y aportación en la recuperación del empleo.
Aunque dentro de lo previsto, el sector bancario ha llevado su ajuste sin pausa, a buen ritmo. Una auténtica reestructuración, concentrada en los ejercicios de 2011, 2012 y 2013, unos 46.000 empleos, dejó el sector en los años de mayor intensidad de la crisis financiera. Años duros, con caídas de márgenes y eficiencia para pasar a una etapa de tipos de interés bajos y cada vez más bajos, hasta llegar a cero o, incluso, negativos. El sector bancario no ha creado empleo en los últimos años, al contrario, el sector ha destruido empleo a un ritmo que ha llegado a preocupar a las autoridades. 

En plena crisis financiera, a finales de 2011, un banquero recuerda la llamada del ministerio de Economía para, junto al Gobernador del Banco de España, cambiar impresiones en la sede de Cuzco sobre temas generales, nada formal, "sólo para intercambiar sensaciones", pero en la que se abordó la preocupación principal del ministro: ¿seguirá destruyendo empleo el sector? Y la respuesta llegó con el paso del tiempo, inmediato; la dieron las cifras de los dos ejercicios siguientes: 30.000 trabajadores entre 2012 y 2013 salieron del sector. Desde entonces el sector se ha ido prodigando en ERE´s en el entorno de los 400, 200 o 500 trabajadores por ajustes diversos, casi siempre por integración de entidades o por simples recortes por optimización de recursos o aprovechando "picos por edades" -jubilaciones-. Aunque cabe recordar que el más voluminoso de los ERE´s -hasta la fecha- parece corresponder a Bankia con 2.000 trabajadores y de los que aún quedarían pendientes de salida del grupo en torno a 1.580. 

Pero llama la atención entre las autoridades y organizaciones sociales que, a pesar de las mejoras laborales de los años 2015, 2016 y 2017, años en los que los sectores industriales y de servicios se han mostrado más dinámicos en la creación de empleo, haya sido el sector bancario, junto al empleador público, el gran ausente en la aportación a las cifras generales de la economía en empleo. Tres ejercicios que, con el último se puede confirmar que el sector se ha recuperado con suficiente holgura como para convertirse más en creador que en destructor de empleo.

Las dudas, sin embargo, no encuentran por el momento contestación alguna en las grandes entidades, sobre todo, en las que más han utilizado los ajustes de personal. Es por eso que se desconoce si, ante un cambio previsible en el medio plazo de la política monetaria en Europa, y con la subida de los tipos de interés, lo que haría posible la recuperación de los márgenes bancarios, cambiarán también las entidades que más empleo han destruido y se implicarán en la recuperación del empleo o, por el contrario, mantendrán la política de mejora de eficiencia, con el objetivo fijado en los 40 puntos (el ideal, según los expertos).

Por el momento, todo apunta a que el sector seguirá destruyendo empleo, habida cuenta de los ERE´s en marcha -en curso- en varias entidades bancarias como Bankia, Ibercaja y Liberbank, o con posibilidad de ajustes (vía ERE) en el caso de Unicaja. Aunque habrá que esperar hasta finales de año a que concluya el nuevo ajuste previsto por Santander y que coincidirá con el final de la integración informática con el adquirido Popular. Será entonces cuando se pueda hacer un primer balance de la aportación del sector bancario a la creación de empleo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...