edición: 2861 , Jueves, 5 diciembre 2019
05/09/2019

Google exhibe en secreto información confidencial de usuarios a los anunciantes en las subastas

Uno de los denunciantes de la política de la plataforma ha investigado a fondo la forma en que procede
Carlos Schwartz
Google utiliza páginas web ocultas para trasladar información confidencial de sus usuarios a las empresas de publicidad on line que pujan por los anuncios instantáneos que se presentan ante un usuario sin que haya hecho una búsqueda específica. Estos anuncios que se dirigen al usuario se basan en su historial de búsquedas en la plataforma digital que tiene una posición dominante en Internet. La denuncia se produjo en el contexto de la investigación que el regulador irlandés -la Comisión de Protección de Datos- lleva adelante sobre la política de Google en materia de respeto a la normativa de protección de datos aprobada por la Unión Europea el año pasado
.La investigación ha sido impulsada por varias denuncias, incluida una de la empresa del navegador de Internet Brave, quien ha hecho una investigación en profundidad sobre la forma en que Google opera en este segmento de la publicidad. Los denunciantes afirman que Google basa su campaña de anuncios sobre usuarios de Internet aplicando categorías que están prohibidas en la Regulación Europea de Protección de Datos Generales (GDPR, por sus siglas en inglés). La empresa desarrolladora del navegador Brave ha aportado nueva evidencia de acuerdo con la cual la metodología utilizada por la plataforma viola la normativa de la UE al “explotar datos  personales sin el suficiente control o preocupación sobre el control de los datos”. 

El regulador irlandés, que tiene la supervisión de las operaciones europeas de la plataforma -que es el principal buscador de Internet- investiga si Google utiliza datos sensibles como raza, salud o inclinaciones políticas de sus usuarios como forma de afinar la oferta de publicidad a su diana. En la evidencia ofrecida por el ejecutivo jefe de política del navegador Brave, Johnny Ryan, éste dice haber descubierto las páginas secretas mientras intentaba detectar como eran comercializados sus datos en el mercado en tiempo real de anuncios de Google, el negocio conocido en el pasado como DoubleClick. El sistema de contratación de anuncios, ahora denominado Compradores Autorizados, es algo así como el mercado on line de anuncios instantáneos más grande del mundo. El sistema vende espacios de publicidad en las páginas que el usuario está recorriendo y la contratación del espacio se hace en fracciones de segundos sobre la base de la información confidencial a la que tiene acceso el anunciante, de acuerdo con la denuncia.

Ryan descubrió que Google lo etiquetó con un registro identificador que se puede rastrear y del que da traslado a terceros que se registran en una página web oculta, de acuerdo con una fuente al tanto de la investigación. La página carece de contenido pero tiene una dirección única que la vincula al historial de búsquedas de Internet del ejecutivo de Brave. Utilizando el registro identificador de Google, que se basa en la localización del usuario y la hora de su búsqueda, las empresas pueden comparar los perfiles que tienen de un usuario y su patrón de búsquedas con los perfiles de otras compañías con el objetivo de afinar su objetivo publicitario. 

El ejecutivo de Brave identificó seis páginas web independientes que portaban su identificador tras una sola hora de buscar páginas web en Google con el navegador Chrome. El identificador contenía las palabras 'google_push' y había sido enviada al menos a ocho empresas de publicidad on line. “Esta es una práctica oculta de dos formas distintas. La más básica es que Google crea una página que el usuario no ve nunca, que está en blanco y carece de contenido, pero que permite a terceros fisgonear al usuario sin que éste se entere”, de acuerdo con Ryan. El usuario no sabe que esto ocurre y en caso de revisar su registro de navegación tampoco se podría hacer una idea de que eso ocurría. Un portavoz de Google consultado por el Financial Times dijo que no habían tenido acceso a la información ofrecida por Ryan al regulador. Añadió que: “No ofrecemos anuncios personalizados ni solicitamos ofertas de postulantes, sin la autorización de los usuarios”. Los expertos en el sector de la publicidad digital consideran que disponer de información tan pormenorizada de los usuarios da una clara ventaja competitiva sobre otras empresas que subastan espacios para anuncios digitales.

La empresa Victory Medium, dedicada al análisis de publicidad en plataformas tecnológicas, reprodujo las acciones de Ryan comisionada por la empresa del navegador Brave. Reclutó a cientos de personas para verificar el comportamiento de Google durante un mes. Descubrieron que el identificador es único para cada usuario y que éste era compartido entre varias agencias de publicidad para mejorar su capacidad de dirigir los anuncios. Google ha adoptado normas que le impiden ofrecer a los compradores de espacio publicitario la posibilidad de comparar perfiles diversos del mismo usuarios. 

En 2018, Google dijo que dejaría de compartir identificadores de cookie encriptados en la solicitud de ofertas a compradores en su mercado on line de subasta de anuncios denominado Authorized Buyers, en cumplimiento con el compromiso con la privacidad de los usuarios. El análisis llevado adelante por el ejecutivo de Brave demuestra que la práctica se mantiene a pesar del anuncio del año pasado. Los críticos de Google y de las otras grandes plataformas de Internet que gozan de una posición dominante, afirman que Google debe hacer público qué información recoge de cada usuario detrás del identificador al que tienen acceso las agencias de publicidad on line.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...