edición: 2943 , Miércoles, 8 abril 2020
24/02/2020

Google reduce plantilla y acelera planes para alcanzar a sus competidores en el negocio de la nube

El mercado en el que la plataforma se abre paso con algunos contratos relevantes es territorio disputado
Carlos Schwartz
Google mantiene hermetismo sobre sus objetivos en el sector de computación en la nube, pero hace escasamente una semana dijo que la reducción de plantilla en esta división formaba parte de los esfuerzos para reestructurarla acometidos por el consejero delegado de esa operación, Thomas Kurian, quien entró a la empresa procedente de Oracle a finales de 2018. La empresa argumenta que los despidos pretenden mejorar la forma en que la división trabaja con sus clientes. De acuerdo con ex empleados de Google, Kurian busca fórmulas para que la división que encabeza aumente el flujo de beneficio que inyecta en la empresa holding del grupo, Alphabet Corp. De acuerdo con fuentes del sector, entre los objetivos que Google se ha fijado para la computación en la nube están los de convertirse en uno de los dos principales proveedores de estos servicios al mundo corporativo y superar los 25.000 millones de dólares anuales de ventas en el plazo más breve posible. Este objetivo supone un reto concreto en la medida que la primera del sector es Amazon Inc. a quien le sigue Microsoft y tras esta está Alibaba Group Holding. Pasar del cuarto al segundo puesto supondrá un ejercicio complejo para Google que el año pasado levantó ampollas con un contrato para almacenar y procesar en la nube datos sensibles sobre la salud de 50 millones de pacientes de Ascension, el principal grupo de salud privada de Estados Unidos.
Contratos como este son susceptibles de controversia pública por el manejo que en el pasado ha hecho Google de datos sensibles de sus usuarios. Sin embargo, de acuerdo con datos de la consultora Gartner Inc., esta división de Alphabet tiene una cuota de mercado de solo el 4%. En sus declaraciones periodísticas Kurian ha señalado que no está pendiente de cuál es el lugar en el ranking de su división sino que de lo que realmente se ocupa es que la división desarrolle el modelo de negocio apropiado para realmente atraer a las corporaciones para que se suscriban a su servicio. Desde el punto de vista de los objetivos comerciales, de acuerdo con fuentes del sector, el plan del consejero delegado es centrarse en seis sectores entre ellos el financiero y el de la salud.

De acuerdo con ex empleados de la empresa Kurian estudia fórmulas para entrar al mercado chino. Por sus dimensiones la posibilidad de vender servicios en ese país puede suponer un vuelco considerable en las operaciones de esa empresa pero para las plataformas digitales estadounidenses los conflictos comerciales entre Washington y Pekín se desarrollan en un momento inoportuno para la expansión comercial de su oferta. Por añadidura Google retiró su buscador del mercado chino hace más de 10 años a raíz de la censura oficial en la obtención de resultados de búsquedas. La eventualidad de su regreso a ese mercado en 2018 ocasionó una fuerte controversia dentro de la propia empresa que llevó a retrasar esos planes. 

Ahora Kurian ha declarado al Wall Street Journal que estaban a la espera de cuál era la evolución de las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China y que de momento no habían adoptado ninguna decisión sobre el regreso a ese país. Mientras tanto, la tendencia en el mundo de las corporaciones es a un incremento del gasto en los servicios de computación en la nube. Los analistas del sector de Internet y de desarrollo digital señalan que las grandes empresas se han ido decantando en favor de arrendar espacio y tratamiento de datos en lugar de hacer las grandes inversiones en hardware necesarias para dotarse del espacio de almacenamiento y la capacidad para el proceso de datos que necesitan.

De acuerdo con Gartner las corporaciones gastarán en 2020 en servicios en la nube del orden de los 260.000 millones de dólares lo que representa un aumento de un tercio respecto de hace dos años. Esta evolución también se refleja dentro de Google, que el año pasado vendió estos servicios por importe de 8.900 millones de dólares o el 5,5% de las ventas de Alphabet en 2019. Esto supone un aumento de más del doble en dos años, cuando la división realizó ventas por  4.100 millones o el 3,7% de las ventas totales en 2017. Las iniciativas de Kurian han supuesto un vuelco importante en la cultura corporativa donde en el pasado no existía el hábito de fijarse plazos para obtener resultados, sino más bien trabajar en función de resultados en los proyectos que se consideraban interesantes.

De acuerdo con esas fuentes había menos preocupación por lo que los clientes esperaban que por lo que los ingenieros entendían que eran objetivos innovadores, de acuerdo con ex empleados de la división. Esto condujo a que algunos desarrollos como las bases de datos y la gestión de la identidad, que son unas preocupaciones del mundo corporativo se viesen relegadas, o al menos poco atendidas. Tal como señaló una de las fuentes de información que trabajaba en Google, con Kurian hay que desarrollar lo que se puede vender. “La gente no estaba habituada a eso”, añadió la fuente. De acuerdo con esas fuentes los cambios también llegaron a los ejecutivos de ventas con una reducción de sus ingresos fijos y un incremento de los variables sobre la base de las ventas que logren cerrar. 

De acuerdo con el jefe global de Tecnología de KPMG International, que tiene una actividad conjunta con Google desde mediados de 2018, antes de que Kurian se uniera a la empresa, ahora Google tiene una visión más precisa de las necesidades corporativas para este sector. La empresa tiene una experiencia considerable en ofrecer servicios como correo electrónico, espacio de almacenamiento y herramientas como tratamiento de texto y hojas de cálculo pero siempre a escala individual. La oferta corporativa de estos instrumentos recién se inició formalmente en 2015. En esa época la división de operaciones en la nube estaba bajo la dirección de la ejecutiva Diane Green, quien se encontró con obstáculos para hacer adquisiciones que consideraba necesarias para hacer avanzar la división. 

El ejemplo más sonado fue el intento de adquirir Github, un objetivo para el que no contó con el apoyo del jefe Sundar Pichai y la empresa fue a parar a manos de Microsoft por 7.500 millones de dólares en acciones. Kurian tuvo más suerte en las adquisiciones y tras reemplazar a Green obtuvo apoyo para comprar la empresa de análisis de datos Looker en 2.600 millones de dólares. Sin embargo, la batalla por remontar la corriente en este mercado, en el cual está en juego una parcela fundamental del desarrollo futuro de las grandes plataformas de Internet y gigantes del sector digital como Microsoft, no será fácil porque las posiciones en la parrilla de salida son muy desiguales.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...