edición: 2679 , Martes, 19 marzo 2019
21/02/2019

Graves errores de apreciación

Cuesta trabajo creerse (y creer) que un ex secretario de Estado de Comercio y ex presidente de las Cámaras de Comercio que, en sus funciones de consejero ejecutivo en un consejo de administración, desconociera las funciones propias de los inspectores del Banco de España que, en número de una docena, trabajaban una media de diez horas al día encerrados en una sala del banco en la plaza de Castilla, sede de Bankia. Pedían papeles y aclaraciones sobre decisiones y operaciones de las que el interesado, y en este caso, imputado, Fernández Norniella, asegura desconocer.

Él era la mano derecha de Rodrigo Rato y jefe de la "trinchera" -según su propia definición- que dice haberse sentido seguro, protegido y feliz con el cuerpo de inspectores "introducidos" en el banco. Ellos eran quienes investigaban las cuentas y las decisiones de la alta dirección y consejo de administración, para comprobar la adecuación de decisiones y hechos, de gestiones y resultados de las mismas. Y si los técnicos no decían nada negativo, se interpretaba como silencio administrativo o que todo estaba bien. Así se sospecha que un buen día salió a Bolsa el banco.

Porque si en una entidad financiera se toman diez decisiones, los consejeros conocen la primera, la que abre la puerta a las nueve siguientes, que son de ejecución técnica. Apelar al desconocimiento en unos casos, y al respaldo del silencio de los inspectores, auditores, asesores financieros o legales, no justifica ni exime de responsabilidad al ejecutivo o al consejero, que al final siempre cuenta con un batallón de subordinados para supervisar la ejecución de las decisiones.

Similar procedimiento de defensa de algunos imputados en Bankia se pueden escuchar en el juicio que estos días se desarrolla en el Tribunal Supremo de la capital. La estrategia exculpatoria en ambos casos -banco y Procés- se apoya en un relato equivocado en un caso y falso en el otro. Que la presencia de los inspectores en el banco constituía la garantía absoluta de que todo se estaba haciendo bien, como que la legitimidad de los votos y el principio de la democracia amparaban todas las decisiones habidas y por haber, no sólo muestran que los relatos son simples argucias, sino que además, unos y otros cometieron graves errores y fallos de apreciación, con el resultado de delito.

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...