Grecia, Irlanda y Portugal amenazan con el uso de la
edición: 2533 , Jueves, 16 agosto 2018
05/05/2011
Las economías rescatadas se defienden de la intervención con argumentos legales

Grecia, Irlanda y Portugal amenazan con el uso de la soberanía para salir del euro

Los mercados ya descuentan una quita del 45% de la deuda griega la próxima semana
Juan José González

Los pasos parecen estar escrupulosamente medidos: primero, se ponen cifras al rescate de Portugal, algo que ya ha sucedido ayer y que obligará al Fondo Europeo dedicado a las desgracias de las deudas soberanas a prestar más de 78.000 millones de euros, y, en segundo lugar, se pone en marcha el plan de comunicación para el asunto griego, que no es otro que aparecer ante las cámaras de televisión y explicar que, dada la situación insostenible de la economía de este país, un modelo de guión que ya esta escrito desde hace tiempo, la Unión Europea y el país heleno ‘acuerdan’ una reestructuración de su deuda, es decir, que se deja de pagar, o se ‘quita’ el 45% de lo que se debe a los acreedores europeos, entidades financieras y Tesoros públicos de los miembros de la UE, tenedores de los activos. El anuncio, o los movimientos para la presentación pública del suceso, se prepara para la próxima semana, porque, entre otras cosas, la agonía y descomposición de la economía griega lo necesita, pero, sobre todo, los responsables monetarios de Bruselas no quieren dejar pasar el momentum de la moneda única, muy fuerte frente al dólar, pero con una confianza a la baja y mar de fondo.

Pero el mar de fondo es más profundo de lo que parece y va más allá de lo meramente coyuntural, que es mucho. Se trata de que los Gobiernos de los países que entran en la dinámica -problemas, negociación, rescate y posible reestructuración de la deuda- acaban siempre sacando a la luz la posibilidad de abandonar la disciplina del euro –una vez abandonada la disciplina ¿por qué no la moneda? piensa más de uno-. La amenaza siempre es producto de una reflexión de un Ejecutivo en serios apuros, y que también, siempre encontrará numerosos argumentos a favor, múltiples inconvenientes, como tener las manos atadas para aplicar el viejo y heterodoxo método de las devaluaciones. Incluso, se llega a argumentar por los gobernantes en tan delicada situación, que el origen y motivo de los males de la economía los tiene la moneda única, el ‘maldito’ euro (literalmente: un diputado griego tuvo esa ‘deferencia’ con la moneda europea).

Tanto a Grecia como a Portugal les preocupa el presente y, como mucho, los próximos doce meses, por aquello de que sus actuales gobernantes deben concurrir a las urnas en busca de otra legislatura. Y para nada, o bien poco, importa el futuro. Grecia y Portugal, como Islandia e Irlanda, y recientemente Finlandia, esgrimen que a pesar de pertenecer a la Unión Monetaria y mantener obediencia a los tratados de la Unión Europea y, por supuesto, bajo la disciplina del Banco Central Europeo, siempre les quedará un margen de actuación en una zona que nadie, ni tratado, puede discutir: la soberanía. Así que, Grecia y Portugal al manejar el argumento –poderoso- de la soberanía, no hacen si no, enfrentarse a la Unión e intentar rebatir la obligación de mantenerse en la disciplina del euro (Unión Monetaria) en razón de la pertenencia a la Unión Europea.

La discusión, muy de fondo, es jurídica en principio, si bien se espera que, una vez calmadas las aguas –va para largo- el asunto deberá ser abordado por los 27. Ahora, la situación de Portugal, sumada a la de Grecia, alcanza un peso superior al que significaba esta última en solitario. Y que dos miembros se estén planteando como alternativa a las duras condiciones impuestas por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo en los rescates, lleva camino de coger la masa crítica suficiente como para pensar que el asunto de blandir la cuestión de la soberanía como argumento de defensa para abandonar la disciplina del euro, sin perder la condición de país miembro de la Unión, es algo más que una simple corriente de opinión.

Es, en todo caso, una laguna que las normas del Tratado de la UE no parecen dejar claro y, por tanto, un asunto de abierta interpretación, que en tiempos de crisis, rescates y reestructuraciones de deudas, acaba por ser una arma de doble filo empuñado por quien necesita defenderse: por Grecia, Portugal, Irlanda, Islandia…

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...