edición: 2788 , Viernes, 23 agosto 2019
18/02/2019

Gripe económica, de camino

Acostumbrados al presagio económico, los europeos mirábamos atentos las cifras de Norteamérica en un intento de auscultar la salud de la primera economía del mundo civilizado. De modo que cuando identificábamos una tos ligera el resto de ese mundo occidental se resfriaba. Ahí se acababa todo. Ahora, sin embargo, se observa también la salud de China, exportadora como Norteamérica de síntomas imprescindibles de salud económica. Y los signos que emite la asiática revelan que tiene puesta la bufanda.

Hoy día, en Europa preocupan los estornudos y la tos ligera norteamericana tanto o más que un vulgar catarro chino. Y no digamos cuando estos tienen ya anudada la bufanda al cuello. La lectura europea no es otra sino la próxima llegada de una epidemia, y como tal los gobernantes se apresuran a su tratamiento. No parece que será virulenta, sino más bien lenta, lo cual ya es una buena pista que facilita la terapia y el fármaco a aplicar.

Llega en mal momento la epidemia a Europa, con Alemania en horas bajas, cuando ha dejado de producir y exportar. Con Francia que ha dejado de comprar y con España instalada en el pasotismo fiscal de unos gobernantes entretenidos en el juego electoral. El cuadro médico que exhibe la salud económica europea muestra un estado reservado y observado, que pronto podría entrar en cuarentena a nada que el brote de anemia germano se agudice y contagie a toda la vecindad.

¿Y cómo se sale de ésta? pregunta el común. Con paciencia, con China y Norteamérica haciendo las paces comerciales, con Alemania, de nuevo, aplicando esos estímulos fiscales mano de santo previstos para el año en curso. Ellos son la esperanza de la periferia europea, la medicina fiscal que estimule y dispare el consumo. Pero esto sólo, en principio, pasará en Alemania mientras los vecinos europeos y entre ellos la España electoral, se debaten sobre la terapia a aplicar. El tiempo es oro y debe ser aprovechado para la distribución de la vacuna pertinente, aunque primero tendrán que ponerse de acuerdo en sí procede la aplicación de un antiinflamatorio o de un antibiótico. No es lo mismo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...