edición: 2575 , Martes, 16 octubre 2018
08/03/2011

Guardiola no se fía de su colega Wenger

Antonio Cubero
Pep Guardiola recibió anteayer el alta médica. Guardiola vuelve, una vez superada una hernia discal, para tomar las riendas del equipo ante el partido de esta noche frente al Arsenal y para el que el Fútbol Club Barcelona contará con una pareja improvisada en el eje central de su defensa. Un contratiempo que para el técnico azulgrana no debe servir de excusa en el supuesto de que no se logre superar el gol de desventaja de la ida y con ello el adiós a esta competición continental. Un Guardiola un tanto mosqueado con su colega Arsène Wenger y sus habituales artimañas para ocultar la alineación ante de los partidos.

La baja ya sabida de Piqué por sanción, la recaída de Puyol por su lesión y que Milito aún no está en plenas condiciones físicas como demostró este pasado sábado ante el Zaragoza, han obligado a Pep Guardiola a improvisar una línea defensiva con dos jugadores polivalentes de corte defensivo, pero que no tienen el pedigrí de centrales, como Abidal y Busquets, para afrontar el partido más importante de la temporada.

Aunque tanto Abidal como Busquets ya han actuado alguna vez en esta posición, resulta insólito que el Barça se juegue su clasificación para los cuartos de final de la Champions sin dos jugadores especialistas en una demarcación tan de suma importancia. Una situación que deja al descubierto una plantilla corta para un equipo que tienen que luchar en todas las competiciones con la exigencia de conseguir todos los títulos posibles.

Guardiola también podría echa mano de jugadores del filial como ya ha hecho en algunos partidos de Copa del Rey (Bartra o Fontàs), pero tampoco es factible porque ayer jugaron con el Barça B en Tenerife y porque el técnico de Sampedor todavía no ha acabado de confiar en ellos. Así las cosas, solo le queda la apuesta de reconvertir a Abidal y a Busquets para soñar con repetir el 4-1 de la pasada campaña con la que el Barça borró al Arsenal en el Camp Nou en una noche inolvidable de Leo Messi que marcó la diferencia con sus cuatro goles.

Y la presencia en el coliseo azulgrana del jugador y capitán del Arsenal, Cesc Fàbregas, también será otro de los alicientes de este choque que para muchos es como una final anticipada entre dos equipos que practican un fútbol muy parecido, abierto y ofensivo. El emigrante canterano tan sólo ha jugado con la selección catalana en el Camp Nou, aunque pese a jugar contra su ex equipo, del que sigue siendo aficionado, no le impedirá "dar el máximo" por el Arsenal y luchar por estar en cuartos de final de la Liga de Campeones.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...