edición: 2309 , Viernes, 22 septiembre 2017
12/09/2012

Guerra abierta en Reino Unido por la transmisión de datos entre operadores de telefonía

La precaria tregua de un mes ofrecida por el Gobierno británico deja en el aire el futuro de 4G
Carlos Schwartz

Los cuatro principales operadores de telefonía móvil de Reino Unido firmaron una tregua de un mes durante el cual se abstendrán de litigar entre si. Los firmantes del acuerdo son Everything Everywhere (Orange+T-Mobile), Vodafone, O2 (Telefónica) y Three. El origen de los potenciales litigios ha sido la decisión de la Oficina de la Competencia británica (Ofcom) de garantizar a Everything Everywhere (EE) el acceso a la red 4G a través del espectro radioeléctrico existente.

Como esto agotaría el espectro utilizable para 4G los restantes operadores deberán esperar al concurso de adjudicación de nuevas frecuencias para poder desarrollar sus planes en 4G. Esto daría a EE, el más grande por clientes de Reino Unido, al menos un año de ventaja sobre sus competidores ya que deberán esperar a las adjudicaciones de nuevas frecuencias. La tregua fue la última actuación del ministro saliente de la cartera de Cultura, Jeremy Hunt. De acuerdo con un operador presente en la reunión, a la misma asistió un representante de Ofcom.

Tras la adjudicación a finales de agosto EE hizo advertencias a sus competidores acerca de las posibles consecuencias de los intentos por recurrir la decisión de la Ofcom y bloquear su desarrollo de 4G. La empresa hizo saber a los otros operadores a través de filtraciones a la prensa que si se intentaba bloquear su estrategia, EE comenzaría a sembrar de litigios la convocatoria de un ya muy retrasado concurso de adjudicación de nuevas frecuencias con lo cual el desenlace sería peor para todos. La adjudicación de frecuencias para 4G estaba prevista inicialmente para 2008, pero las negociaciones con el sector y las diferencias entre operadores han retrasado la puesta en marcha del protocolo que es diez veces más rápido que el 3G que está en uso en España. Los países que tienen un mayor desarrollo de líneas 4G son Estados Unidos y Alemania. El protocolo 4G es considerado estratégico para sostener los ingresos de los operadores de telefonía.

La caída en la cantidad de clientes por operador y el menor margen comercial de los operadores, que ha sido notoria en España, tiene que ver con una serie de elementos. De un lado la crisis económica que ha llevado a una reducción de líneas. Por otro a la depuración por parte de los operadores de líneas inactivas, como ha sido el caso de Telefónica. Algunos analistas afirman que la política de eliminar los terminales subsidiados por parte de Telefónica y Vodafone ha contribuido a una caída de clientes. Lo cierto es que son estos dos grandes operadores los que más han sufrido en el mercado español. Sin embargo la caída del número de líneas -un millón menos en un año- omite otro fenómeno del mercado. El uso creciente de las líneas para la transmisión de datos. De forma generalizada los usuarios de móviles usan sus terminales para la transmisión de datos, desde imágenes hasta datos de las redes sociales, así como la consulta de Internet a través de sus terminales. Las limitaciones de 3G han hecho del desarrollo de 4G para internet móvil un filón importante en la atracción de clientes con este perfil por la velocidad de acceso y transmisión de los datos. La idea de fondo es menos clientes / más consumo.

Para Telefónica la entrada en operaciones de 4G en Reino Unido puede ser un banco de pruebas importante. Pero no está claro que el mes de tregua que se ha impuesto allí rinda frutos. La decisión de no innovar por parte de los competidores de EE, en particular Vodafone y Three que parecen decididos a mantener las hostilidades, irá acompañado por reuniones periódicas auspiciadas por la nueva ministra de Cultura, Maria Miller, con los operadores en un intento por encontrar una forma estable de pacto. De acuerdo con una fuente próxima a las negociaciones la posibilidad de un acuerdo pasaría por un adelanto de las radiofrecuencias disponibles para el lanzamiento de 4G por parte de los otros operadores lo que reduciría el margen de ventaja de EE. La fuente señaló que “esa salida es técnicamente viable pero depende de que el Gobierno acelere la limpieza del espectro radioeléctrico y eso supone poner muchos medios a trabajar en el asunto”. Hasta ahora el Gobierno ha dado muestras de disposición a evitar los conflictos que amenazaban con convertirse en una guerra abierta perjudicando los planes oficiales para el desarrollo de Internet móvil.

La asociación de operadores de telefonía GSM, denominada GSMA, considera que la transmisión de datos se convertirá en la principal fuente de beneficios para los operadores de telefonía móvil desplazando la transmisión de voz. De acuerdo con esa asociación la supremacía de los datos se verá en las cuentas de resultados de los operadores en 2017. Pero esa supremacía dependerá en buena medida del desarrollo del protocolo 4G. En la actualidad la transmisión de datos representa una quinta parte de los ingresos de los operadores a nivel mundial. Pero para los operadores de telefonía este no es un reto fácil. Corren el riesgo de seguir como meros portadores de señal sin poder dar valor añadido a su servicio.

Los operadores no han tenido hasta ahora mayor éxito en el desarrollo de esos servicios. Son en general las pequeñas empresas de tecnología punta las que descubren esos nichos y los explotan obteniendo crecimiento explosivos. Mientras, los operadores deben soportar los costes del mantenimiento de las líneas y las infraestructuras que hacen posible a Internet móvil. Hasta ahora las batallas parciales para trasladar parte de ese coste a los generadores de contenido de Internet por parte de los operadores ha fracasado. Y no parece que los reguladores estén por la labor de apoyar a los operadores en este punto.

Hasta ahora los grandes operadores han carecido de la agilidad necesaria para crear a través de sus departamentos de contenido divisiones capaces de desarrollar y competir en este terreno con las empresas de Internet. Quizá se deba a la falta de las adecuadas antenas para captar lo que se gesta en esos medios, o a la falta de la suficiente descentralización operativa de las unidades que se supone que deberían cuidar esos intereses.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...