edición: 2613 , Martes, 11 diciembre 2018
17/07/2013

Guerra de familias en el Barça

Antonio Cubero
El presidente del Fútbol Club Barcelona, Sandro Rosell, ha preferido no entrar en guerra con Pep Guardiola sabedor como todos sabemos de que nada tiene que hacer en un enfrentamiento con el actual entrenador del Bayern de Múnich, quizás el culé más importante de la historia del club azulgrana. Ha optado por conducir su postura por el camino de la conciliación con la audaz filosofía de que no hay nada mejor para derrotar a tu enemigo que aliarte a él declarándose enfervorizado fans del `guardiolismo´.

Más flores no se le podían echar a Guardiola que las que le echó Rosell en su esperada comparecencia de anteanoche en una televisión catalana. Fueron muchos elogios vertidos por el presidente que a unos sonaron a respeto y a otros a miedo al mejor entrenador de la historia del Barça. Rosell es consciente de que Guardiola es un rival de cuidado en el cuerpo a cuerpo porque se siente fuerte avalado por su barcelonismo de cuna y amamantado en La Massia. 

Rosell afirmó en su intervención televisiva que era falso que la directiva hubiese utilizado la enfermedad de Tito Vilanova como había denunciado Guardiola.  Una acusación que se puede perdonar pero que será muy difícil de olvidar, que es lo peor que puede suceder de cara a un hipotético y más que difícil reconciliación. Sabe, además, que Pep no está solo. Que en su barcelonismo va acompañado por otro santo y seña del Barça como es Johan Cruyff y del jefe de una de las familias azulgranas más importantes de la entidad como Joan Laporta y su `laportismo´. Laporta, Cruyff y Guardiola forman una terna con mucho caché blaugrana y muy dura de pelar para Rosell, que no ha tenido más remedio que mostrar la bandera blanca en son de paz por el bien suya como presidente y del Barca.

Tito Vilanova no ha dejado solo a su presidente en el conflicto con su ex técnico al admitir que se quedó "sorprendido” por las palabras de el de Santpedor . "Creo que Pep no estuvo acertado. No creo que nadie de la junta haya utilizado mi enfermedad para atacarle. Mi familia y yo estamos encantados con la directiva por el apoyo que nos ha dado". Esta última frase de Tito es clave para entender la historia de una guerra que durante algún tiempo fue silenciosa y ahora ha desembocado en un divorcio con mucho ruido y en el que cada una de las partes en discordia tiene su verdad.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...