edición: 2556 , Martes, 18 septiembre 2018
02/04/2014

Guindos espera que el BCE solucione el problema de la baja inflación

ICNr
El ministro de Economía español, Luis de Guindos, ha indicado que la baja inflación de la zona euro puede causar dificultades en España, y ha mostrado su confianza en que el BCE actúe para remediarlo. El mensaje llega dos días antes de que el Consejo de Gobierno del BCE se reúna mañana jueves en Fráncfort. "Estoy convencido de que el Banco Central Europeo va a actuar", ha dicho De Guindos antes de entrar a la reunión informal del Eurogrupo que se celebra en Atenas.


"Yo no veo un problema de deflación en Europa, yo veo un problema de una inflación muy muy reducida, claramente por debajo del 2%. Para España tiene algunas ventajas como es que permite que con una evolución salarial muy moderada haya ganancias de capacidad adquisitiva y de renta real por parte de los asalariados españoles. Pero también plantea algunas dificultades. España es un país muy endeudado y ahí una inflación excesivamente baja tiene un impacto que no es siempre positivo", ha asegurado el ministro.

La inflación en la eurozona se situó en el 0,5% en el mes de marzo y en España registró una tasa negativa del 0,2%. El mandato del BCE obliga a la institución a mantener el IPC por debajo pero cerca del 2% a medio plazo. Habitualmente, el BCE aprovecha la flexibilidad que le proporciona la indefinición del concepto "medio plazo". Los analistas lo sitúan entre 2 y 5 años, pero algunos directivos del BCE han llegado a abrir el abanico hasta "menos de una década". En estos momentos, el BCE espera que la inflación de la zona euro se sitúe en el 1,5% en 2016, con una tasa interanual del 1,7% en el último trimestre de ese año. Fuentes del gobierno aseguran que no creen que el BCE esté en estos momentos incumpliendo su mandato, aunque matizan que tal vez lo esté cumpliendo "demasiado holgadamente". 

Con los tipos de interés oficiales en el 0,25%, en estos momentos el BCE cuenta con varias herramientas a su alcance: volver a bajar tipos, aunque hay bastante consenso en que el impacto de esa medida sería limitado; dejar de retirar del mercado los 170.000 millones de euros que compró en deuda pública durante los picos de la crisis del euro (lo que se conoce como esterilización); iniciar un nuevo programa de compra de bonos sin retirar esa liquidez del mercado (lo que se conoce como QE); abrir una nueva barra libre de liquidez a la banca a largo plazo (tres años); o situar en tasas negativas el tipo de interés de la facilidad de depósito de la institución (lo que obligaría a los bancos a pagar por tener su dinero en el BCE).

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...