edición: 2493 , Jueves, 21 junio 2018
28/05/2009
Empresas Familiares Responsables

“Hacer novillos” en el trabajo puede beneficiar a las empresas

El 'absentismo laboral bueno' ahorraría 5.000 millones a las empresas, según un estudio del Observatorio EFR
Beatriz Lorenzo

Las medidas de conciliación laboral, familiar y personal son uno de los ingredientes que componen la salsa de las políticas de la RSC. En tiempos de crisis económica e incertidumbre laboral, las empresas que respetan estas variables se convierten en un grial para los empleados y en una buena inversión para las propias compañías, que evitan así el tedio y la falta de motivación tan comunes en muchas oficinas tanto de pymes como de gigantes empresariales. La importancia de una buena gestión en este campo fue una de las conclusiones a las que llegó el informe 'Absentismo laboral: el colesterol de la empresa', presentado ayer, y que revela además que la ausencia al trabajo supone un 1% del PIB y tiene un coste que asciende a 12.700 millones de euros.

El estudio, llevado a cabo por el Observatorio EFR del que forman parte la Fundación Másfamilia, EOI Escuela de Negocios y la consultora Tatum desvela que son muchos los motivos que llevan al trabajador a faltar reiteradamente al trabajo. Entre ellas, destacan las visitas al médico (22,9%), la conciliación de la vida laboral y personal (21,4%), o el permiso por defunción de familiares y trámites en horario laboral.

También destaca que las mujeres son las que se ausentan en más jornadas laborales para poder conciliar vida laboral y familiar, con una media de 4,4 días, casi el triple que los hombres (1,7 días). Cuando los motivos son por enfermedad, los hombres faltan 8,4 días al año, frente a los 6,3 de las mujeres.

Los autores del informe han comparado la tasa de absentismo laboral de las empresas familiarmente responsables (efr) con las de aquellas que no disponen de este certificado y han concluido que los trabajadores de las efr faltan menos al trabajo. De hecho, mientras que la tasa española de absentismo se encuentra en el 5,3%, en las empresas familiarmente responsables este porcentaje baja hasta a una media del 3%.

Entre otras causas que explican esta diferencia se halla el hecho de que las empresas consideradas familiarmente responsables optan por medidas de motivación al trabajador en vez de por una política sancionadora.

En España hay actualmente 125 empresas en posesión del certificado de empresa familiarmente responsable, que concede la Fundación Másfamilia tras una serie de trámites y el compromiso de la empresa de cumplir con un conjunto de requisitos vinculados a la conciliación de la vida laboral y familiar, a la igualdad de oportunidades, etc.

Entre estas 125 empresas se encuentran compañías energéticas como Iberdrola, Endesa, Enagás y CLH, aseguradoras como Mutua Madrileña y Zurich, entidades financieras de la talla de BBVA y Banco Santander, empresas tecnológicas como Microsoft e Indra, y farmacéuticas como Roche-Farma, Sanofi-Aventis o AstraZéneca.

ABSENTISMO “DEL BUENO”

Los autores del informe hicieron hincapié en el, denominado por ellos, “absentismo del bueno”. En palabras del  subdirector de Tatum, Eugenio de Andrés, lo justifica porque “al igual que hay un colesterol buen y otra malo, pasa lo mismo con el absentismo y queremos que haya más del bueno”. Esto se puede conseguir, según el estudio, mediante la implantación de medidas de flexibilidad y conciliación familiar y laboral, que incidiría directamente en la motivación de los empleados y que podría reducir entre dos y tres puntos las tasas de absentismo en el España, lo que supondría un ahorro de unos 5.000 millones.

Así pues, el absentismo 'bueno' es el que lograrían las empresas si invirtieran más en tener a sus empleados contentos, ayudándoles a conciliar y a tener un horario más flexible, en definitiva, a tener en cuenta que son personas con una vida privada. El absentismo 'malo' es aquel que no está justificado o del que abusan los trabajadores para no tener que acudir a su puesto.

El director de la Fundación Másfamilia, Roberto Martínez, aseguró que en la mayoría de los casos, “el absentismo laboral no está justificado, siendo la falta de motivación y la insatisfacción laboral las razones principales de los trabajadores para faltar”. Por eso, apuesta por incentivar la flexibilidad para poder dar opción a ausentarse del trabajo en momentos puntuales sin considerarse propiamente como absentismo.

“Es hora de hablar en términos positivos y trabajar con conceptos como el compromiso o la productividad. La implantación de una cultura basada en el compromiso, que se visualiza en las medidas a favor de la conciliación de la vida profesional y familiar/personal que algunas empresas españolas ya han puesto en marcha, ayuda a disminuir el absentismo laboral desde la raíz fomentando uno bueno”, comentó Roberto Martínez, que como conclusión reconoció que aún queda camino por recorrer, pero se mostró convencido de que las empresas familiarmente responsables “serán la norma y no la excepción” con el paso del tiempo. El presidente de la Fundación Másfamilia echa de menos un compromiso mayor de la CEOE con este tema, aunque reconoció que la patronal nunca ha sido una palanca de cambio, y una actuación más decidida del Gobierno y de las administraciones públicas.

El informe apuesta pues por las empresas realmente implicadas en políticas laborales que faciliten la integración y la conciliación laboral, algo que, quiere demostrar, facilita no sólo al empleado, sino también al empleador. Ya en en el Global Productivity Report de 2008 que publica Prootfood Consulting se daba a conocer que como medio los empleados y gerentes pierden casi un 35% de su tiempo en tareas no productivas.

La relación entre flexibilidad y productividad es uno de los falsos dilemas que paralizan la adopción de medidas en las empresas, así como la asociación automática, en muchos casos errónea, que se hace entre flexibilidad de horarios, teletrabajo o reducciones de jornada y pérdida de productividad, antes al contrario, si tenemos en cuenta que España es uno de los países con menos reducciones de jornada de la UE, muy por debajo de la media europea, algo que va en proporción con la productividad laboral, también por debajo del resto de Europa.

El tema es complejo pero es evidente la necesidad de desarrollar, más allá de las políticas públicas, prácticas organizativas que faciliten la conciliación de los empleados. Esas medidas, en el seno de la empresa, tienen un impacto directo en la cuenta de resultados, ya sea por pérdida de ingresos (debido a mayor absentismo o menor productividad) o por el incremento de los costes (debido, por ejemplo, a rotación no deseada). Existe, sin asomo de duda, una clara relación entre el conflicto trabajo-familia y variables como la satisfacción, compromiso, intenciones de cambiar de trabajo, absentismo  y productividad de los empleados.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...