edición: 3056 , Martes, 29 septiembre 2020
21/05/2012

Hacienda crea un mecanismo que permitirá amnistiar el dinero en efectivo y excluye los bienes declarados de forma parcial

Xavier Gil Pecharromán
Hacienda ha incluido un mecanismo en la Orden que regirá el proceso por el que se considerará el dinero en efectivo que ha estado en manos del titular antes del 31 de enero de 2010, con tan sólo ingresarlo en una cuenta bancaria antes de realizar la regularización especial. Así, finalmente, el dinero en efectivo podrá beneficiarse de la amnistía fiscal. Los asesores fiscales consideraban que de excluirse el dinero en efectivo no se lograría recaudar  los ingresos fiscales adicionales de 2.500 millones de euros previstos por Rajoy.

La titularidad de los bienes o derechos objeto de declaración deberá haberse adquirido por el declarante en una fecha anterior a 31 de diciembre de 2010, salvo que el período impositivo del declarante no coincida con el año natural, en cuyo caso la titularidad deberá haberse adquirido con anterioridad a la finalización del último período impositivo cuyo plazo de declaración hubiera finalizado antes de 31 de marzo de 2012. La cuantía a ingresar será el 10 por ciento del importe declarado.

Así, se regula en el proyecto de Orden, que regirá tanto el proceso como el modelo de declaración que deberá emplearse (750), que limita las cuentas a aquellas a cuya titularidad jurídica corresponda al declarante, abierta en una entidad de crédito en España, en otro Estado de la Unión Europea, o en un Estado integrante del Espacio Económico Europeo que haya suscrito un convenio con España para evitar la doble imposición internacional con cláusula de intercambio de información o un acuerdo de intercambio de información en materia tributaria, siempre que no se trate de paraísos fiscales declarados por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).

Como era de esperar, el titular real de los bienes o derechos que se correspondan con las rentas no declaradas no podrá presentar la declaración tributaria especial cuando previamente se haya iniciado un procedimiento de comprobación o investigación respecto de él o del titular jurídico de dichos bienes o derechos.

El artículo 1 establece que “podrá ser objeto de declaración tributaria especial cualquier bien o derecho cuya titularidad se corresponda con rentas no declaradas en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, del Impuesto sobre Sociedades o del Impuesto sobre la Renta de no Residentes”.

Por el contrario, no podrán acogerse a los beneficios de la amnistía los bienes o derechos cuya titularidad se corresponda parcialmente con rentas ya declaradas en los impuestos sobre Sociedades y la Renta de las Personas Físicas. Es decir, aquellas que hayan sido parcialmente declaradas.

La noma extiende la consideración de titulares, que podrán acogerse a los beneficios discales, a quienes ostenten la titularidad jurídica de los bienes o derechos. No obstante, cuando el titular jurídico no resida en territorio español y no coincida con la persona o personas físicas que sean titulares o ejerzan el control del 25% o más de los bienes de un instrumento o persona jurídicos que administre o distribuya fondos, o, cuando los beneficiarios estén aún por designar la categoría de personas en beneficio de la cual se ha creado o actúa principalmente la persona o instrumento jurídicos, se podrá considerar titular o titulares a estos últimos, siempre que se llegue a ostentar la titularidad jurídica de los bienes o derechos con anterioridad al 31 de diciembre de 2013.

Los bienes o derechos objeto de regularización se declararán por su valor de adquisición. No obstante, podrá declararse el importe total del saldo de una fecha anterior cuando sea superior al existente en la fecha límite indicada por la Orden. 

Por otra parte, la declaración para la regularización de dividendos o participaciones en beneficios de entidades no residentes en territorio español se realizará únicamente a través de Internet, según la Orden que regulará el procedimiento y el modelo 250 que se empleará para regularizar. La base imponible, tributará al 8%, y la Transmisión de valores o participaciones de entidades no residentes en territorio español, también los hará al 8%, excepto la reversión de cualquier corrección de valor sobre la participación transmitida que hubiera sido fiscalmente deducible durante el tiempo de tenencia de la participación, cuyo tipo de gravamen  será el correspondiente al impuesto sobre sociedades del declarante.

La amnistía fiscal cuenta con tres frentes. En primer lugar, un tipo especial del 8% para la repatriación de dividendos o rentas derivadas de ventas de activos. En segundo lugar, las personas físicas tendrán un programa temporal para declarar en España activos no declarados dentro y fuera de España hasta el 30 de noviembre. En tercer lugar, se aprueba otro gravamen especial para empresas y personas físicas que sólo tendrán que pagar el 10% del capital aflorado.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...