Hacienda dictamina que la Inspección no puede recalcular el
edición: 2534 , Viernes, 17 agosto 2018
03/03/2015
LA OREJA DE LARRAZ

Hacienda dictamina que la Inspección no puede recalcular el patrimonio de una sociedad incursa en causa de disolución

Javier Ardalán
“La situación de estar una sociedad incursa en causa de disolución ha de resultar de la contabilidad social, no de los criterios contables de la Inspección”, según determina en una nota de la Agencia Tributaria (AEAT), de 11 de febrero de 2015.
Además, concluye que la Inspección de Hacienda debe usar el patrimonio neto que reflejan las cuentas anuales de una entidad que el último día del periodo impositivo se encuentren en una situación patrimonial de pérdidas que reduzcan el patrimonio neto por debajo del 50% del capital social, no estando facultada para recalcularlo.

Así, explica que en base al artículo 143 del Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (TRLIS), la Inspección ha venido entendiendo que estaba facultada para comprobar la situación de desequilibrio patrimonial a que se refiere la norma mercantil, a los únicos efectos de aplicar la causa de exclusión del grupo fiscal regulada en la Ley del Impuesto sobre Sociedades.

Entendía que podía recalcular el patrimonio neto que deberían haber recogido las cuentas anuales de una sociedad para determinar si éste había caído al cierre del ejercicio por debajo del 50% de su capital social.

Pese a que en un momento inicial el TEAC confirmó el criterio de la Inspección en la Resolución de 23 de noviembre de 2006, el Tribunal modificó su postura inicial en su Resolución de 25 de julio de 2007, pasando a ser su criterio el de entender que el citado artículo 143 del TRLIS faculta a la Administración tributaria a determinar el resultado contable a los efectos de cuantificar la base imponible, pero no para comprobar el patrimonio neto incluido en las cuentas anuales y aplicar la causa de exclusión del grupo fiscal a que se refiere el art. 67.4.b) del TRLIS.

Este criterio administrativo fue reiterado por el propio TEAC en sus resoluciones de 14 de febrero de 2008, y de 3 de julio de 2014, fue confirmado por el Tribunal Supremo en su Sentencia de 11 de febrero de 2013 (la cual anula la resolución del TEAC de 23 de noviembre de 2006), y ha sido recogido finalmente por el legislador en el artículo 58.4.d) de la nueva LIS.

De acuerdo con este artículo, no pueden formar parte de un grupo fiscal aquellas entidades que el último día del periodo impositivo se encuentren en una situación patrimonial de pérdidas que reduzcan el patrimonio neto por debajo del 50% del capital social, salvo que esta situación se haya superado el último día del periodo impositivo en el que se aprueban las cuentas anuales.

El citado desequilibrio debe resultar de las cuentas anuales de la propia entidad, si bien, deben tenerse en cuenta los ajustes que a estos efectos se establecen en otras normas como el artículo 36 del Código de Comercio, el artículo 20 del RD-Ley 7/1996 o la Disposición Adicional única del RD-Ley 10/2008.

La nueva Ley del Impuesto sobre Sociedades en la causa de exclusión del grupo fiscal objeto de estudio, queremos llamar aquí la atención sobre la supresión del supuesto de sociedades dependientes cuya participación se alcance a través de otra sociedad que no reúna los requisitos establecidos para formar parte del grupo fiscal en el antiguo Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (TRLIS).

Dado que este supuesto no está contemplado por el artículo 58.4 de la nueva Ley, en los periodos impositivos que se inicien a partir del 1 de enero de 2015, no quedan excluidas del grupo fiscal las sociedades dependientes cuya participación se alcance a través de otras que sí hayan sido excluidas del régimen especial por el hecho de que su patrimonio neto al cierre del ejercicio sea inferior al 50% del capital social.

Asimismo, las entidades dependientes que hayan sido excluidas del grupo fiscal Patrimonial y, por tanto, también está excluida del citado grupo, se deben volver a integrar en el grupo fiscal en el primer periodo impositivo que se inicie a partir del 1/01/2015 (Disposición Transitoria 25.2 de la nueva Ley del Impuesto, salvo que les resulte aplicable otra causa de exclusión.

La exclusión del grupo fiscal de la entidad en situación de desequilibrio no requiere que el órgano competente haya acordado su disolución. La exclusión tiene efectos en el primer periodo impositivo en que se manifiesta la situación de desequilibrio, aunque su efectividad esté condicionada a que dicha situación también se dé al cierre del ejercicio siguiente.

Si al cierre de un ejercicio la relación patrimonio neto - capital social es igual o superior al 50%, la entidad excluida se integrará de nuevo en el grupo fiscal con efectos en el periodo impositivo inmediato anterior.

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...