edición: 2739 , Viernes, 14 junio 2019
16/03/2012

Hacienda está obligada a devolver el IVA no deducido cuando finaliza el plazo de compensación, sin que haya prescripción

Javier Ardalán
Cuando no exista posibilidad para el sujeto pasivo, por vencimiento de los plazos, de ejercitar la "compensación"  de las cuotas, la Administración tiene la obligación de devolver al sujeto pasivo el exceso de cuota no deducido, según reconoce una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, de 30 de enero de 2012.

El ponente, el magistrado Fonseca González, considera que la Ley ofrece las posibilidades de compensar o pedir la devolución de los importes no deducidos, pero en ningún caso se puede privar a los interesados de su derecho al cobro al tener un crédito contra Hacienda que debe cobrar aún después de concluir el plazo de caducidad.

Las posibilidades de compensación o devolución han de operar de modo alternativo –señala la sentencia-, pero aunque el sujeto pasivo del impuesto opte por compensar durante los cuatro años siguientes a aquel período en que se produjo el exceso de impuesto soportado sobre el devengado, debe poder optar por la devolución del saldo que quede por compensar, puesto que no existe periodo de caducidad del derecho a recuperar los excesos no deducidos, aunque sí pérdida del derecho a compensar en períodos posteriores al plazo establecido.

La normativa del IVA vigente, no se exige, como hacía la anterior (el Real Decreto 2028/1985, por el que se aprobó el antiguo Reglamento del IVA), el seguir un orden cronológico para compensar los excesos de las cuotas en las declaraciones posteriores, aunque sí que se induce en el modelo oficial (M-300) a que se siga un orden temporal, pero el ponente recuerda la nula virtualidad, en cuanto a obligatoriedad de la normativa, de dichos modelos normalizados, cuya única función es facilitar las labores de gestión tributaria.

Señala el ponente, que la devolución del excedente del IVA constituye uno de los elementos fundamentales que garantiza la aplicación del principio de neutralidad del sistema común del IVA en toda la Unión Europea, las modalidades de devolución del excedente del IVA fijadas por los Estados miembros no pueden ser tales que lesionen dicho principio de neutralidad haciendo recaer sobre el sujeto pasivo, total o parcialmente, el peso del IVA.  De todo ello se desprende que las modalidades de devolución del excedente del IVA fijadas por un Estado miembro deben permitir al sujeto pasivo recuperar, en condiciones adecuadas, la totalidad del crédito que resulte de ese excedente del IVA.

Con la finalidad de garantizar esa neutralidad, el artículo 18.4 de la Directiva señalada establece que cuando la cuantía de las deducciones autorizadas supere la de las cuotas devengadas durante un período impositivo, los Estados miembros podrán trasladar el excedente al período impositivo siguiente o bien proceder a la devolución.

Esta situación adquiere mayor solidez si se tiene en cuenta que el derecho a deducir constituye el eje cardinal sobre el que se estructura el IVA, al haberse adoptado en la Unión Europea la modalidad de IVA "a tipo consumo", lo que hace que el IVA soportado por un sujeto pasivo que no sea consumidor final de lo adquirido sea recuperable por exigencia del principio de neutralidad.

Por tanto, aducir en estos casos la caducidad significaría desconocer el ejercicio del derecho a deducir las cuotas soportadas, derecho que forma parte indisociable del mecanismo de liquidación de este impuesto, todo ello para alcanzar la plena neutralidad del IVA, que constituye su objetivo fundamental, tal como el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas

El esquema general del funcionamiento del IVA puede determinar la existencia de un saldo a ingresar, a devolver o a compensar; si el resultado de la liquidación es a favor del sujeto pasivo, no puede decirse, con carácter general, cual es la opción más conveniente entre devolución o compensación, ya que depende tanto del resultado previsto en la liquidación del siguiente período como del tiempo que pueda tardar la Administración en devolver las cuotas.

Además, considera que es clara la voluntad del legislador de admitir la decisión del sujeto de compensar o solicitar la devolución de cuotas para la recuperación de la porción de crédito de impuesto que eventualmente se produzca, lo que indirectamente supone el reconocimiento de la existencia de un derecho subjetivo, a favor del contribuyente, en forma de crédito, cuya renuncia debería ser expresa.

En el supuesto de autos se denegaba el derecho de la entidad fiscal recurrente a recuperar determinadas cuotas correspondientes a un IVA proveniente de la declaración-liquidación del tributo, donde nació tal derecho al producirse un exceso de cuotas, que al no poder ser compensado en dicho ejercicio, pasaron, por voluntad del contribuyente, a la mecánica de compensación, en el plazo marcado por la ley, en futuros ejercicios. Sin embargo, según señala la empresa recurrente, debido a un error involuntario, siguió la opción de compensación cuando ya había transcurrido el periodo marcado por la normativa (cinco años), en lugar de haber procedido a solicitar la devolución de dicho exceso de cuotas a compensar en el último ejercicio habilitado.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...