edición: 2350 , Jueves, 23 noviembre 2017
11/09/2013
LA OREJA DE LARRAZ

Hacienda sostiene que la vigencia del convenio de acreedores impide la consolidación fiscal con el grupo

Javier Ardalán

Hacienda, a través de una consulta  vinculante de la Dirección General de Tributos (con fecha de 14 de junio de este año), ha mostrado su oposición a considerar que una entidad que cuenta con un convenio de acreedores vigente suscrito por una entidad, no puede formar parte de un grupo de consolidación fiscal, porque en tales circunstancias no cabe considerar superada la situación de concurso, por lo que deberá tributar en régimen individual.

Sostiene Hacienda que cabe considerar que la exclusión del grupo fiscal de una sociedad dependiente de un grupo, como consecuencia de haber sido declarada en concurso de acreedores, conlleva la pérdida de su capacidad para administrar y disponer de sus bienes, al transferirse  esta capacidad a los órganos del concurso, desapareciendo, por tanto, el poder de decisión centralizada o unidad de decisión de la sociedad dominante.

La pérdida del poder de decisión o control, por parte de la sociedad dominante sobre la dependiente declarada en concurso, es lo que determina su exclusión del grupo de consolidación fiscal. En este caso, la aprobación de dicho convenio no permite considerar que se entienda superada la situación de concurso, dado que el deudor (entidad concursada) no recupera, en tal supuesto, de forma automática y en todo caso, la plena capacidad de administración y disposición sobre sus bienes.

La Dirección General de Tributos basa su interpretación en que el capítulo VII del Título VII del Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (TRLIS),regula en su artículo 67.4, que no pueden  formar parte de los grupos fiscales las entidades que al cierre del período impositivo se encuentren en situación de concurso, o que como consecuencia de las pérdidas quede reducido el patrimonio neto a una cantidad inferior a la mitad del capital social, a no ser que éste se aumente o se reduzca en la medida suficiente, y siempre que no sea procedente solicitar la declaración de concurso. La noema solo exime de de esta situación a aquellas sociedades anónimas o de otro tipo de capital, con anterioridad a la conclusión del ejercicio en el que se aprueban las cuentas anuales esta última situación haya sido superada.

Así, por tanto, la concursada que supere la situación de concurso volverá a formar parte del grupo de consolidación fiscal, para lo cual deberá adoptar el correspondiente acuerdo de aplicación del régimen de consolidación fiscal.

El artículo 133 de la Concursal establece que el convenio de acreedores adquiere eficacia desde la fecha de la sentencia que lo apruebe, salvo que el juez, por razón del contenido del convenio, acuerde, de oficio o a instancia de una de las partes, retrasar esa eficacia a la fecha en que la aprobación alcance firmeza. Al pronunciarse sobre el retraso de la eficacia del convenio, el juez podrá acordarlo con carácter parcial. Además, desde la eficacia del convenio cesarán todos los efectos de la declaración de concurso, quedando sustituidos por los que, en su caso, se establezcan en el propio convenio, salvo los deberes de colaboración e información establecidos en la Ley Concursal, que subsiste hasta la conclusión del procedimiento.

El artículo 139 de la Ley concursal dispone que el deudor, una vez que estime íntegramente cumplido el convenio, tiene que presentar al Juez del concurso un informe con la justificación adecuada y solicitar la declaración judicial de cumplimiento, y transcurridos 15 días desde esta actuación, el juez, si estima que se ha cumplido verdaderamente el convenio, lo declarará a través de un auto.

Pero el razonamiento de Hacienda se extiende también al artículo 176 de la propia Ley Concursal, que también estima que procede la conclusión del concurso y el archivo de las actuaciones cuando sea firme el auto que declara el cumplimiento del convenio y, en su caso, caducadas o rechazadas a través de una sentencia firme, las acciones de declaración de incumplimiento, o que declare finalizada la fase de liquidación.

Por todo ello, la Dirección General de Tributos concluye que se  debe considerar superada la situación concursal en el ejercicio en que, tras adquirir firmeza el auto que declara el cumplimiento del convenio o, en su caso, en el ejercicio en que, caducadas o rechazadas por sentencia firme, las acciones de declaración de incumplimiento que se hayan ejercitado, el juez dicte el auto de conclusión del concurso.

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...