edición: 3055 , Lunes, 28 septiembre 2020
11/02/2020
fiscal 

Hacienda, predicar con el mal ejemplo

Si el despropósito no se aclara a tiempo o se introduce algún matiz que debe faltar en la propuesta que hace el Ministerio de Hacienda a las Autonomías endeudadas (y acreedoras del IVA que les pertenece por ley) es más que probable que asistamos a la primera gran reforma que plantea como novedad disruptiva este Ejecutivo. Reforma de la forma, del discurso, de las costumbres mercantiles y de la cultura societaria, en suma, una nueva lectura que se quiere implantar de la morosidad en tanto que no sólo se permite esta sino que además se estimula y potencia la condición de acreedor privilegiado.

Viene esto a cuento del paso que acaban de dar en Hacienda, por el que esta, en vez de hacer frente a sus deudas (en realidad, devoluciones) del IVA a las Autonomías, propone una innovación a medias entre el arreglo gitano y el ejercicio descarado de la cara más dura, propio de los caraduras. Al argumento es de película italiana: un moroso que no paga pero que se sitúa en modo perdonavidas permitiendo al acreedor que se endeude (con el moroso o con quien desee) para así poder satisfacer lo que debe por otro sitio o por otros conceptos.

Se conocían hasta ahora muchos colmos del cinismo, algunos retorcidos hasta límites fuera del alcance de la razón. Lo que sucede es que quizá no habíamos valorado en su justo término que nos movemos en arenas políticas y con políticos, casta al margen de los criterios, normas y costumbres generalmente aceptados y compartidos por la ciudadanía razonable. Esa ligereza de la ciudadana Montero, hoy navegando por aguas vicepresidenciales, muestra el carácter grosero y frescales, cínico y atrevido de quien no sabe cómo justificar ni justificarse en el ejercicio de la actividad pública.

Todos (o casi) habíamos aprendido ya que el cumplimiento de la ley es algo que se da por hecho pero que, en el caso concreto de la obligación que nos corresponde como ciudadanos que vivimos en Sociedad, como es el pago de los impuestos, se tenía a este ejercicio (siempre doloroso) como un baluarte, como la enseña de la garantía de las sociedades más desarrolladas, con culturas arraigadas y sólidas de participación ciudadana. Teníamos por cierto, y así se entendió, supongo que por la mayoría de la ciudadanía que, cuando la ministra Montero avanzaba una subida de impuestos, esta parecía estar convencida de la ejemplaridad en la respuesta de los administrados, sobre los que no tenía dudas. Ahora son los administrados quienes dudan de la ejemplaridad de la administradora.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...