edición: 2743 , Jueves, 20 junio 2019
20/02/2015

HSBC-Santander

¡Tranquilos! ¡calma! No es una nueva fusión ni colaboración, tan sólo mera asociación de ideas y algún asunto más. HSBC es una entidad financiera que tiene de todo; un billón de dólares activos, 16.000 millones netos de beneficios, un cuarto de millón de empleados y 125 millones de clientes, lo que se dice un monstruo. En ese de todo deben incluirse los presuntos evasores fiscales que figuran en la lista Falciani. Esto es peccata minuta al lado de otros también presuntos y no tan presuntos asuntos relacionados con el `aseo´ de dinero procedente del narcotráfico o del tráfico de armas, vamos, un rosario, un calvario.

Es un bochornoso curriculum que le acredita como lo que uno quiera, pero que le consagra como perejil en todas las salsas, altercados y marrones posibles. El banco de las cuatro siglas, como todos se imaginan y muchos sospechan, tiene más letrados jurídicos que financieros, pues los episodios que jalonan su día a día son tan financieros como jurídicos.

Y recuerda esta querencia del monstruo financiero a meterse en todos los charcos, digo, a no salir nunca de ellos, a otro gigante de menor tamaño que también es célebre por sus apariciones en charcos fiscales, apellidos ilustres y familiares que también figuran en listas de Falciani (más de 2.000 millones `guardados´ en Suiza en el HSBC) y que luego regularizan para salir del charco. Incluso algunas fechorías de los `ceos´ llegan a sentar jurisprudencia convirtiéndose en doctrina con cuño de apellido y todo. Porque en el Santander no se salvan ni los ahorradores, muchos escaldados con los célebres `Valores Santander´ con pérdidas del 55% de sus ahorros. Recordar la conexión con la estafa de Bernard Madoff, unos 2.400 millones de euros de clientes Santander, ahí es nada. Pero si parecen primos hermanos, dirían de los dos gigantes bancarios. Pues no, pero primos segundos por qué no.

Por todo, no extraña que ahora se diga en el mercado financiero (y también en la calle) que estos dos gigantes financieros pueden estar compartiendo una cultura, inicialmente heterogénea pero muy homogénea en los objetivos y metas. Hasta el punto de que algún observador taimado se le ocurre llamar la atención sobre la `S´ de las iniciales del primero, que aunque corresponde a Shanghai, bien podría representar a Santander, y por lo tanto, ya estaría integrado en el gran holding ¿Quién sabe?

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...