edición: 2763 , Jueves, 18 julio 2019
12/06/2015
banca 
Brasil y Turquía

Santander y BBVA cambiarán sus planes estratégicos para aprovechar el giro de HSBC

Se impone el oportunismo del corto plazo dejando en evidencia su `flexible´ planificación corporativa
Juan José González
A modo de movimiento sísmico financiero mundial, el coloso bancario HSBC, epicentro del seísmo, parece haber causado una sacudida de suficiente intensidad como para que varios grupos financieros, entre ellos Santander y BBVA, se hayan planteado reforzar algunos de sus cimientos. Parece que la falla Ibérica esta fuera de peligro, pero no así la de Brasil, por la que muestran singular preocupación Santander y BBVA. Otra falla, la turca, donde la onda expansiva preocupa únicamente a la estrategia de este último, cuyo presidente no ve amenazado su proyecto bancario, sino todo lo contrario, identifica una buena oportunidad. Sin embargo, es la brasileña la falla que más motiva a las dos entidades bancarias, cuyas estrategias de negocio parecen haber reparado en que el hueco abierto por HSBC, bien podría servir a Santander para matar dos pájaros de un tiro: ampliar su posición en aquel mercado y, de paso, cerrarle el camino de regreso al país a un muy interesado BBVA.
En cualquier caso, que Santander y BBVA reparen con gran interés en el hueco de mercado provocado por la salida del HSBC en Brasil, parece ser una evidencia de las dudas estratégicas de ambos o de la extrema flexibilidad de sus planes corporativos. Esta sensibilidad por el corto plazo que es la realidad, está dejando al descubierto que ni la estrategia internacional de Santander estaba tan definida como predica la entidad ni BBVA da muestras de que la suya sea tan sólida y decidida como parece señala su repentino interés en hacerse con los espacios de negocio que va dejando el HSBC en su retirada.

En medios financieros se viene señalando la celeridad con la que ambas entidades han mostrado sus cartas por Brasil y Turquía, nada más anunciar el HSBC su radical giro estratégico en los negocios internacionales. Quizás con cierta sorpresa porque el coloso bancario dejará otros huecos de mercado de considerable interés para la banca europea y la norteamericana. Es decir, las cartas que pretenden jugar ahora Santander y BBVA en los dos mercados, brasileño y turco, pueden haber pecado de exceso de rapidez en la forma, en mostrar el interés por las filiales, cuando todavía aquel, en pleno anuncio de su giro, mantiene el silencio sobre otras filiales que seguramente interesen a los financieros españoles.

Por otro lado, ni Santander ni BBVA puede decirse que estaban pasivos, ya que el primero mantiene una oferta abierta por el portugués Novo Banco, reestructurando activos en EE UU, mientras que el segundo sigue dándole vueltas a su posición en el mercado americano y la forma en bajar los riesgos de un mercado en crisis como el turco, donde BBVA tiene a Garanti, su principal franquicia. Para los dos bancos españoles Brasil es una oportunidad, aunque sea por una razón común, como es el negocio financiero, pero también por diferentes objetivos. Si para Santander, hacerse con el negocio de la filial del HSBC en Brasil implicaría aumentar su cuota en aquel mercado en cerca de un 5%, para BBVA significaría el regreso ansiado y perseguido a la plaza del país suramericano tras 18 años de ausencia.

Quizás las malas experiencias del pasado en la adquisición de franquicias, tanto en el caso de Santander como de BBVA, pueden haber servido de escarmiento para extremar el cuidado en sus nuevas apuestas. Es probable que las dos entidades, presionadas por la normativa de solvencia y la urgencia mostrada por las autoridades, optaran por el largo plazo para sus apuestas estratégicas de adquisiciones, dejando el corto y medio plazo para reforzar los negocios en el nuevo marco normativo y económico de la recuperación. Pero el seísmo parece haber cambiado los plazos y los planes.

Siempre dispuestos a estudiarlo todo y a analizar oportunidades al entender que, si bien puede ser su obligación, no por ello deja al descubierto las dudas estratégicas y la preferencia en todo momento por el atractivo y especulativo corto plazo frente al más aburrido largo plazo. Aunque de nuevo, sus máximos responsables, Francisco González y Ana Patricia Botín, sigan instalados en la falla de su indecisión y bandazos. Se supone que así será hasta el próximo seísmo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...