edición: 2327 , Viernes, 20 octubre 2017
20/01/2011

Iberdrola dice que ACS pretende chupar beneficio y valor y la constructora niega que quiera perjudicar

Iberdrola ha denunciado, en el juicio celebrado en Bilbao, que ACS puede pretender "chupar beneficio y valor" con su objetivo de estar presente en el consejo de administración de la eléctrica, mientras que la constructora ha negado que pretenda "perjudicar" a la empresa presidida por Ignacio Sánchez Galán y, tras denunciar la "hostilidad" hacia su grupo, ha reivindicado su "legítimo derecho" a contar con un consejero en la compañía eléctrica porque niega que haya, como defiende Iberdrola, un conflicto de competencia "estructural y permanente".

Estas manifestaciones forman parte de las conclusiones que han presentado las defensas de ambas empresas en la vista oral celebrada en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Bilbao, y que este miércoles ha quedado visto para sentencia.

El juicio se ha celebrado ante la demanda interpuesta por ACS, que tiene el 20,2 por ciento de las acciones de Iberdrola y que impugnó dos acuerdos de la última Junta de accionistas de la eléctrica, que le impedían acceder al consejo de administración de la misma.

IBERDROLA

La defensa de Iberdrola ha asegurado que en la vista ha quedado acreditado que ambas empresas son competidoras y que existe un conflicto de competencia estructural y permanente en áreas como energías renovables e ingeniería industrial, principalmente proyectos llave en mano. "Están permanentemente compitiendo", ha indicado. En este sentido, ha aludido al "valor en riesgo" para Iberdrola, en el caso de que un "caballo de Troya" entre en su consejo de administración.

La defensa de Iberdrola ha señalado, ante las afirmaciones de ACS de que no pretende perjudicar a Iberdrola, que la realidad "cotidiana" pone de manifiesto que "lo que puede ocurrir con un competidor es que quiera chupar beneficio y valor para beneficiarse de ese beneficio y valor, a través de la fuga de información que obtienen en el consejo".

En este sentido, ha señalado que lo que se hizo en la Junta de Accionistas no fue algo "arbitrario o caprichoso", sino que se "cumplió" el precepto establecido en el artículo 132.2 de la Ley de Sociedades Anónimas, "que obliga al cese de un consejero competidor".

La defensa de Iberdrola, que ha criticado la "visión estática, insuficiente y errónea" de los informes aportados por ACS, ha señalado que la eléctrica y la constructora inciden en áreas donde están las "mayores inversiones y el mayor valor de los grupos". Los letrados han indicado que en energías renovables compiten por el mercado de la promoción y desarrollo de parques eólicos y también hay competencia en el mercado de la fijación de precios. "Si ACS mete renovables en el sistema, está también perjudicando el precio que por esa misma energía obtendrá Iberdrola", han añadido.

Asimismo, se ha referido a declaraciones del presidente de ACS, Florentino Pérez, en las que aludía a su "vocación permanente" en el sector energético y a su objetivo de "perseguir el liderazgo" en cualquiera de las actividades en las que opera.

También ha defendido la competencia en ingeniería industrial energética, que, según la defensa de Iberdrola, tiene un "carácter estratégico" para las dos empresas. Tras destacar que ambos están en el "top 5" de las ingenierías energéticas en el mundo, ha añadido que, si ACS está "invirtiendo permanentemente" en este sector o en el de energías renovables, es porque "se está compitiendo en esa actividad".

CONSEJEROS

La defensa de Iberdrola también ha rebatido el argumento de que la eléctrica actúa de manera diferente ante consejeros que participan en otras empresas, que podrían ser consideradas competencia para la eléctrica, y también en el caso de las sociedades en las que participa Iberdrola.

En concreto, en los informes de ACS se cita al consejero Xabier de Irala (BBK), entidad que participa en un 24 por ciento en Ingeteam, y que, según ACS, "compite" con Iberinco, una sociedad de Iberdrola. También se hace alusión al representante de Bancaja, socio de Iberdrola y de Enagás, o al de Unicaja, así como a la participación de la eléctrica en Gamesa.

La defensa de Iberdrola ha afirmado que ninguna de las tres cajas (BBK, Unicaja o Bancaja) "compiten directamente o a través de sociedades participadas" en ninguna actividad "concurrente" con Iberdrola. En el caso del presidente de Ence, José Luis Arregui, ha indicado que dimitió cuando su empresa empezó a competir en los mercados.

Por último, Iberdrola ha señalado que se respetó el derecho de representación proporcional porque ACS pudo nombrar a su consejero, aunque posteriormente fue cesado.

ACS

Por su parte, la defensa de ACS ha asegurado que la decisión de cesar a su consejero por la existencia de un conflicto de competencia estructural y permanente "no tiene ningún fundamento".

En concreto, ha afirmado que la postura de Iberdrola "carece de credibilidad" y sus tesis son "indefendibles". La defensa de ACS ha denunciado la "hostilidad y enfrentamiento" de Iberdrola hacia la constructora y ha asegurado que la eléctrica ha hecho "todo" por impedir el acceso al consejo, incluso "modificar a su antojo" el Reglamento.

A su juicio, hay una "estrategia clarísima" de Iberdrola de buscar "cualquier impedimento" para evitar su "legítimo derecho" a ocupar un "sillón" en el consejo.

La defensa de ACS, que ha señalado que Iberdrola ha comprado acciones de la constructora para poder impugnar sus cuentas, ha indicado también que Iberdrola tiene "dos varas de medir", una la que aplica a sus otros accionistas en el consejo y a sí misma y otra con la constructora.

Los letrados han afirmado que los datos económicos utilizados por la eléctrica para evidenciar el conflicto son "incorrectos" y se basan en "meras suposiciones", mientras que la "realidad" es que el 90 por ciento de la facturación de Iberdrola proviene de la energía frente al 1 por ciento en caso de ACS, que, además, ha puesto en venta sus renovables.

La constructora ha añadido que en ingeniería es todavía "más evidente" que no existe esa competencia y ha destacado que de los 97.000 contratos a los que ha concurrido ACS en tres años, únicamente, según datos de informes de peritos de Iberdrola, en nueve ó diez han coincidido en el periodo 2007-2010. Al respecto, la eléctrica ha argumentado que "la mayoría de las licitaciones no se conocen".

Asimismo, la defensa de ACS, que ha rechazado que las inversiones sean un elemento que permita medir la competencia, ha criticado que se le "niegue" la participación en el consejo al accionista principal. A su juicio, si se diera algún caso de conflicto, siempre cabría la posibilidad de que el consejero se abstuviera.

También ha asegurado que es de "género tonto" pensar que ACS vaya a perjudicar a Iberdrola por entrar en el consejo, cuando la eléctrica es "su principal inversión" y lo que quiere es "aumentar su valor" y que "triunfe en los mercados".

Por todo ello, la defensa de ACS ha solicitado "amparo judicial y Justicia con mayúsculas" ante una "clamorosa" vulneración del derecho de representación proporcional.

Previamente a las conclusiones de las defensas, han tomado parte los peritos de ambas partes, que, entre otras cuestiones, en el caso de los de Iberdrola, han aludido a la competencia potencial en otras áreas como la del vehículo eléctrico, servicios de ahorro energéticos y mantenimiento de centrales de ciclo combinado, que es rechazada por los peritos de ACS.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...