edición: 2764 , Viernes, 19 julio 2019
26/07/2018

¿Impuesto o venganza?

La idea de los políticos es vetusta. Desde los tiempos de la expropiada Rumasa, y con Fondo de Garantía de Depósitos haciendo pinza con el también añejo Banco de España, se pretendía que las crisis bancarias se cubrieran con recursos públicos en una primera fase, para que posteriormente, fuera el sector el que, mediante colecta proporcional, devolviera el dinero de la primera fase al Estado. A varias décadas de distancia, la iniciativa recuperó vida cuando el Estado rescató Bankia, pero se quedó en tentativa.

Si en los dos casos citados, la reparación de daños directos y colaterales se intentó que corriera a cargo del sector bancario -en tanto que de rescatar a bancos se trataba- en esta ocasión la idea pasa por cambiar el objetivo y permutar bancos por pensiones. Ahora la idea de los políticos ya no es sólo la recuperación para el Estado de los costes del rescate bancario, sino que, puesto que las pensiones son de todos, sea también la banca la que sufrague los agujeros que periódicamente se repiten en la caja de la Seguridad Social.

En principio, la idea que barruntan los políticos es la de que sean los bancos quienes, una vez recuperados los beneficios y reparados los agujeros propios de una crisis, ya en fase de recuperación, se impliquen, no sólo en alma sino también en cuerpo, en el cierre de los otros agujeros pendientes. Y aquí aparece el recurrente asunto de las pensiones. Alegan los políticos (da igual color o familia ideológica) que ya va siendo hora de que la banca se porte y aporte -o devuelva- a la sociedad una parte del fruto del sacrificio social (impuestos) aportado en estos años al Estado, caja de donde han salido los euros rescatadores.

Alegan, ad adenda, que la colaboración de la banca en la crisis no ha sido, precisamente, productiva para la Sociedad como así lo mostrarían los 90.000 empleados de banca que dejaron de trabajar e irse a su casa en los diez años de crisis. Con independencia de la ocurrencia política -cuya base ideológica parece estar identificada- se desconoce si el `ideólogo´ de marras quiere justificar la recaudación adicional por los dos dígitos de beneficios y dividendos que ya obtienen los bancos, o se debe a que no se atreve a reconocer que el déficit de las pensiones no tiene solución. Así las cosas, esa aportación extra de la banca que se pretende parecería más una colecta por venganza que un nuevo impuesto. O por ambas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...