edición: 2575 , Martes, 16 octubre 2018
10/01/2012
OBSERVATORIO FISCAL

Incremento en las retenciones del IRPF

DATADIAR

El Real Decreto-ley 20/2011, de 30 de diciembre, de medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público, introduce una serie de modificaciones tributarias que afectan a la Ley General Tributaria, el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, el Impuesto sobre Sociedades, el Impuesto sobre el Valor añadido y el Impuesto sobre Bienes Inmuebles. Nos vamos a centrar en lo que tal vez sea de mayor transcendencia para los contribuyentes como es la creación, en principio, para los ejercicios 2012 y 2013 del gravamen  complementario a la cuota íntegra estatal para la reducción del déficit público.

Este gravamen se concreta en una aplicación de una tipos impositivos adicionales en la base imponible general que oscilan entre el 0,75 % a partir de los 17.707,20 €  de base liquidable general hasta el 7% para bases liquidables generales superiores a los 300.000,20 €.

Del mismo modo, también, este nuevo gravamen supone la aplicación de tipos impositivos adicionales  a la base liquidable del ahorro. Así, a partir de 6.000 € se incrementan el tipo en un 2% con lo que estas rentas tributarían al 21%, entre 6.000 € y 18.000 € se incrementaría el tipo en un 4% pasando a tributar en total a un 25%, a partir  24.000 € se incrementaría en un 4% pasando a tributar al  27%.

Los incrementos en los tipos a aplicar en la base liquidable general, llevan aparejada una implicación o una derivada, que es la necesidad de adaptar ese gravamen en las retenciones y pagos a cuenta del IRPF.

De este manera, a partir del mes de febrero de 2012, y también para 2013,  las rentas del trabajo sufrirán un incremento en sus retenciones como consecuencia de la aplicación directa en los rendimientos brutos del trabajo de este nuevo gravamen complementario, lo que supondrá a todos los contribuyentes que perciben su nómina un menor importe neto, salvo para aquellos cuya base de retención sea inferior a 17.707,20 € que no se verán afectados por este incremento en las retenciones.

Pero el Real Decreto Ley 20/2011, no sólo establece un incremento en los pagos a cuenta para las rentas del trabajo, sino también, una subida de las retenciones y pagos a cuenta en otro tipo de rentas.

Así, todas las rentas sometidas a una retención del 19%, a partir de uno de enero de 2012 y para ese ejercicio y también para 2013, se incrementarán al 21%. Son en concreto, las retenciones sobre las rentas de capital mobiliario; sobre las ganancias patrimoniales derivadas de transmisiones o reembolsos de acciones y participaciones de instituciones de inversión colectiva; ganancias patrimoniales derivadas de aprovechamientos forestales de los vecinos de montes públicos; participación en juegos, concursos, rifas o combinaciones aleatorias; arrendamientos o subarrendamientos de bienes inmuebles urbanos; rendimientos procedentes de la propiedad intelectual, industrial, asistencia técnica; arrendamiento de bienes muebles, negocios o minas; imputación derechos imagen.

Además, también para los ejercicios 2012 y 2013, las retenciones sobre los rendimientos del trabajo que se perciban por la condición de administradores y miembros de los consejos de administración, de las juntas que hagan sus veces, y demás miembros de otros órganos representativos será del 42%.

Por lo tanto, ahora toca la revisión de la mayoría de los tipos de retención que se aplican en numerosas operaciones del tráfico mercantil y laboral.


Equipo jurídico de Datadiar.com


Consultas Vinculantes

Aplicación de la deducción por inversión en vivienda cuando la adquisición de la misma se financia a través de un préstamo de unos familiares. D.G.T. C, (11/07/2011).
El consultante compra en abril de 2010 una vivienda que pasa a constituir su residencia habitual. La financia en parte mediante un préstamo personal concedido por sus padres, presentado a efectos del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados y registrado. Tiene una cuenta vivienda cuyo saldo debe y quiere materializar reduciendo dicho préstamo antes de finalizar 2010. Cantidades que pueden formar la base de deducción de la deducción por inversión en vivienda habitual en 2010 y próximos años. Si ha de formalizar y protocolizar la devolución del préstamo.

La revocación de la renuncia al método de estimación objetiva deberá presentarse, en todo caso, a través de un modelo de declaración censal de modificación. D.G.T. C, (11/07/2011).
El consultante ejerce una actividad económica incluida en el ámbito de aplicación del método de estimación objetiva, por la que presentó hace más de 10 años la renuncia a la aplicación de este método. Para 2010 decidió volver a determinar el rendimiento neto de la misma por el método de estimación objetiva, pero no presentó en diciembre de 2009 la revocación de la renuncia, aunque presentó los pagos fraccionados correspondientes a este ejercicio por los modelos que deben utilizarse cuando el rendimiento neto se determina por el método de estimación objetiva. Método de estimación de rendimientos que debe utilizar en 2010 para determinar el rendimiento neto de su actividad.


Tribunales

Aún cuando la extinción de la Sociedad absorbida no tenga lugar, erga omnes, hasta un momento posterior la fusión stricto sensu se efectúa al acordarse por las respectivas Juntas. Tribunal Supremo. Sentencia de 8 de septiembre de 2011.
La normativa del Impuesto sobre Sociedades recoge junto a la regla general de que el período impositivo coincidirá con el ejercicio económico de la entidad aquella que establece que en todo caso concluirá el período impositivo: a) Cuando la entidad se extinga. De esta forma, se engloba en un solo concepto, extinción, tanto los supuestos de fusión como los de escisión total. En el presente caso, el período impositivo concluyó con su extinción mediante el acuerdo de su escisión total o plena, sin que pueda olvidarse que las actuaciones inspectoras se entendieron con las entidades de nueva creación, como beneficiarias o sucesoras de aquella. Por otro lado señalar que la eficacia de la fusión quedará supeditada a la inscripción de la nueva sociedad o, en su caso, a la inscripción de la absorción, lo que supone reconocer la validez del acuerdo social de escisión. La jurisprudencia ha señalado, en relación al caso de escisión de entidades de seguros, que aun cuando la extinción de la Sociedad absorbida no tenga lugar, erga omnes, hasta un momento posterior (el de la inscripción de la escritura en el Registro y el de su posterior publicación), la fusión stricto sensu se efectúa el acordarse por las respectivas Juntas.  Es, en esa fecha, cuando se aprueban los «balances de fusión» en los que se fundamenta la relación de canje, la ampliación, en su caso, del capital, las posibles plus valías o revalorizaciones, etc. En todo caso, el acto de comprobación inspectora tuvo lugar mucho después de la plena consumación de la escisión y de la inscripción en el Registro Mercantil, por lo que no podemos estimar el motivo.

Los intereses satisfechos por la Administración por la devolución de lo indebidamente ingresado por el «gravamen complementario» de la Tasa Fiscal sobre el Juego deberán imputarse al ejercicio en que se devengaron. Tribunal Supremo. Sentencia de 8 de septiembre de 2011.
Los intereses satisfechos por la Administración tributaria, como consecuencia de la devolución de lo indebidamente ingresado por el «gravamen complementario» declarado inconstitucional, cuyo cómputo se hará, como es lógico y ratificando la conclusión alcanzada, desde que se produjo el ingreso indebido del «gravamen complementario» de la Tasa Fiscal sobre el Juego, deberán imputarse fiscalmente al ejercicio en que se devengaron, con independencia del ejercicio en que se contabilizaron. De ahí que los intereses devengados en ejercicios prescritos también habrán de ser devueltos por la Administración tributaria, si fueron considerados como ingresos fiscales del ejercicio en que se percibieron


Tribunales Económico-Administrativos

Determinación de la cuantía de las reclamaciones económico-administrativas a efectos de conocer en primera o única instancia por los Tribunales económico-administrativos. TEAC R, (25-10-2011).
Acuerdo de liquidación dictado por un órgano periférico de la Administración tributaria, en el que se regulariza la situación tributaria referida a un período de comprobación comprensivo de varios períodos de liquidación (IVA trimestral/mensual), y la regularización consiste, para cada uno de los períodos, en la modificación de los saldos pendientes de compensación declarados y/o en la determinación de una cuota a ingresar superior a la ingresada con las autoliquidaciones, junto con los correspondientes intereses de demora, la cuantía de la reclamación viene determinada por la regularización de mayor importe referida a cada período de liquidación, sin que proceda la suma de todas las consignadas en el acuerdo. Dicha cuantía, así referida, estará conformada por la modificación del saldo pendiente de compensación declarado, la deuda tributaria a ingresar determinada o la suma de ambos importes en caso de supresión del crédito del Impuesto consignado en la autoliquidación y exigencia adicional de una deuda a ingresar. El acuerdo sancionador derivado de lo anterior incluye tantas sanciones como infracciones tributarias, y a efectos de cuantía no procede la suma de todas las consignadas en el acuerdo. Si la cuantía, así determinada, no excede de 150.000 euros, la resolución de las reclamaciones interpuestas ante el TEAR/TEAL debe dictarse en única instancia, pone fin a la vía administrativa y no es susceptible de recurso de alzada ante el TEAC.

Regularización de saldos pendientes de IVA a compensar declarados, o mayor cuota a ingresar. TEAC R, (25-10-2011).
Acuerdo de liquidación dictado por un órgano periférico de la Administración tributaria, en el que se regulariza la situación tributaria referida a un período de comprobación comprensivo de varios períodos de liquidación (IVA trimestral/mensual), y la regularización consiste, para cada uno de los períodos, en la modificación de los saldos pendientes de compensación declarados y/o en la determinación de una cuota a ingresar superior a la ingresada con las autoliquidaciones, junto con los correspondientes intereses de demora, la cuantía de la reclamación viene determinada por la regularización de mayor importe referida a cada período de liquidación, sin que proceda la suma de todas las consignadas en el acuerdo. Dicha cuantía, así referida, estará conformada por la modificación del saldo pendiente de compensación declarado, la deuda tributaria a ingresar determinada o la suma de ambos importes en caso de supresión del crédito del Impuesto consignado en la autoliquidación y exigencia adicional de una deuda a ingresar. El acuerdo sancionador derivado de lo anterior incluye tantas sanciones como infracciones tributarias, y a efectos de cuantía no procede la suma de todas las consignadas en el acuerdo. Si la cuantía, así determinada, no excede de 150.000 euros, la resolución de las reclamaciones interpuestas ante el TEAR/TEAL debe dictarse en única instancia, pone fin a la vía administrativa y no es susceptible de recurso de alzada ante el TEAC. Cuando el acto impugnado es un acuerdo sancionador dictado por un órgano periférico de la Administración tributaria, en el que se sanciona la conducta consistente en dejar de ingresar la deuda tributaria que debiera resultar de la correcta autoliquidación del tributo (IVA trimestral), en relación con un período de comprobación comprensivo de varios períodos de liquidación, el acuerdo, impugnado incluye tantas sanciones como períodos de liquidación en que se haya producido dicha circunstancia determinante de infracción tributaria, y la cuantía de la reclamación viene determinada por la cuantía de la sanción de mayor importe que se impugne, sin que proceda la suma de todas las consignadas en el acuerdo. Si dicha cuantía no es superior a 150.000 euros, la resolución de la reclamación interpuesta ante el TEAR/L contra el acto impugnado, debe dictarse en única instancia, pone fin a la vía administrativa y no es susceptible de recurso de alzada ante el TEAC. A la misma conclusión se llega si procediera la acumulación de dicha reclamación a la interpuesta contra el acuerdo de liquidación, y la cuantía de este último tampoco fuera superior a 150.000 euros.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...