edición: 2682 , Viernes, 22 marzo 2019
11/02/2014
Golpe de efecto en el sector eléctrico

Industria anuncia la eliminación de la subasta CESUR pero no define como se fijarán los precios al consumidor

Ministro y secretario de Energía sugieren que las tarifas se indexarán con el precio mayorista del pool eléctrico
El sobrecoste por la subasta, que alimentó a los intermediarios financieros y no a las eléctricas, no es el origen del déficit de tarifa
Carlos Schwartz

El secretario de Energía, Alberto Nadal, ha elegido un mecanismo alternativo a las reuniones con los partícipes del mercado y los consumidores y el Boletín Oficial del Estado (BOE), para anunciar que el Ministerio de Industria ha tomado la decisión de eliminar definitivamente la subasta trimestral conocida como CESUR en la que se fijaba el precio de la tarifa de último recurso (TUR) ahora denominada Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC). Un día antes de enviar el proyecto de real decreto a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el secretario de Energía dio la información a un medio de comunicación escrito que tras publicar la noticia en forma de entrevista dio paso a los informativos de televisión. Una rara estrategia de comunicación claramente destinada a neutralizar la posibilidad de una respuesta meditada por parte del sector eléctrico y los consumidores en la medida que no se especifica cómo se va a determinar el precio sino sólo que este no saldrá de la CESUR sino del precio fijado por el pool. Esto es una vaguedad, porque no define la forma en que se vincularán ambos precios, el mayorista y minorista, es decir de qué forma se determinará uno, el minorista, a partir del otro, es decir del real existente que fijan en el trading diario los generadores.

¿Se va a aplicar de forma directa la media de los precios diarios del periodo de facturación de cada cliente? ¿Cómo se logra eso? ¿Van a unificar los periodos de facturación de todos los clientes? ¿La tarifa que se fijara a los que pagan por mes será distinta que la que paguen al bimestre? Hasta que los contadores remotos no estén instalados en los hogares de los 16 millones de usuarios -lo están de momento sólo en 7millones- cómo se va a dar uniformidad al mercado... El Ministerio de Industria ha afirmado que la eliminación de los intermediarios financieros que suponían un sobrecoste del sistema va a abaratar la tarifa. Puede que si. O puede que no. La subasta del pool no es un mecanismo de competencia perfecta. En él el precio lo determina la tecnología más cara, lo que crea un diferencial de renta en favor de las tecnologías más baratas. Con independencia de la creciente tensión que esta forma de actuar del Gobierno crea dentro del sector eléctrico el invento de última hora que viene a sustituir a la subasta eliminada no resuelve el problema. Las compañías generadoras de electricidad se resistieron en su momento al advenimiento de la subasta CESUR y señalaron que la introducción en el sistema de los intermediarios financieros supondría un factor de encarecimiento. Eso fue en 2009.
Ahora, la CNMC ha calculado que el sobrecoste generado ha sido de 1.600 millones de euros entre 2010 y 2013.

Pero ese sobrecoste, que alimentó a los intermediarios financieros y no a las eléctricas, no es el origen del déficit de tarifa. Detrás de todo el ruido que se ha generado con la suspensión de la subasta en diciembre se está ocultando que el incremento en los peajes del 0,9% decretado en diciembre para el primer trimestre de 2014 no alcanza a sufragar el déficit de tarifa que se generará con los precios intervenidos. Es decir, que mientras Industria considera que puede haber una reducción de los precios del Kwh al consumidor del 10% y se eliminan un 3% del coste de la factura, originados por las subastas, para 16 millones de usuarios, no se dice en cuánto van a incrementarse los peajes para reducir el déficit de tarifa. En el caso del gas, el Gobierno ya ha filtrado un tarifazo de los peajes para atajar el déficit de tarifa generado en este combustible por las retribuciones reguladas al sector.

En el sistema eléctrico el origen del déficit de tarifa no está en las subastas, es decir en el mecanismo de fijación de los precios. La pregunta de por qué tienen que ser los consumidores los que paguen las ineficiencias del sistema generadas por las decisiones políticas de los partidos no recibe respuesta porque no la tiene.

Los problemas del sistema eléctrico español están muy lejos de haber alcanzado un vía de resolución. Muy por el contrario parecen dirigirse hacia una colisión significativa. Una parte del problema, no la más despreciable, es que el pacto tácito entre generadoras y Ministerio sobre la absorción de ciertos costes por la vía de los Presupuestos Generales del Estado fue roto por el ministro de Hacienda y éste no va a dar su brazo a torcer en el futuro respecto a este asunto. Uno de esos costes es el de la energía extrapeninsular, que es una decisión política, de Estado en todo caso, y que sin embargo pagan los usuarios del sistema. La pregunta de por qué los consumidores de la energía generada en España pagan ese coste vía peajes tiene mala respuesta.

Porque en esencia es un coste político que se debería sufragar con los presupuestos del estado. De forma similar, la financiación de los subsidios a la generación renovable vía recibo de la luz, es decir apelando al bolsillo de los usuarios, es cuestionable. Toda la estructura parece un gran desatino.

Parece a estas alturas que quizá sea una decisión saludable una liberalización de las tarifas porque bajo una vigilancia de las autoridades de Competencia podría dar lugar a una reducción real de los precios al competir las empresas comercializadoras unas con otras por una base de clientes. Pero una de las condiciones para ello sería que los precios se fijaran por tecnología con claridad y fluctuaran de acuerdo con la mezcla real en cada momento. Las compañías se orientan en esta dirección, pero es obvio que chocarán contra el espíritu disciplinario del Gobierno que cree ver una oscura conspiración del sector eléctrico en contra de sus supuestos éxitos políticos.

Claro que detrás de estos bandazos del Gobierno en su política energética, que van de alabar el mercado eléctrico a condenarlo por manipulación, lo que hay es el efecto de los incrementos de tarifas sobre el sentimiento de los electores. Industria ha hecho un gran show mediático al anular la subasta de diciembre argumentando que se impidió un aumento de tarifa del 11%. Pero ocultó que el 0,9% de incremento en los peajes es insuficiente y habrá de aumentar, y que lo que no se incrementó un 11% de arranque lo hará en forma paulatina a lo largo de este año si se pretende frenar el déficit de tarifa. En la medida que en el 2015 tenemos elecciones generales, lo más probable es que el déficit siga donde está.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...