edición: 2785 , Martes, 20 agosto 2019
03/03/2017
Ministerio sin planes, De Guindos inédito

Industria desaprovecha la renovación tecnológica del automóvil

La demanda de los nuevos modelos de tracción eléctrica o híbrida puede recalar en otros países 
Juan José González
El Gobierno español dice no contar con planes específicos para aprovechar la renovación de la industria automovilística instalada, obligada por los nuevos avances técnicos y energéticos, como también por la cada vez más incisiva regulación medioambiental, a un cambio profundo de las cadenas de montaje, para incorporar nuevas tecnologías de producción. Se trata de una oportunidad única la que se le presenta en tanto que potencia industrial mundial del sector del automóvil. Los nuevos modelos de tracción eléctrica, con nuevas motorizaciones híbridas, no han hecho más que asomar la cabeza por las plantas de montaje españolas. Sin embargo, con la ausencia de planes específicos del departamento de Industria, para aprovechar las inversiones de los productores (en su totalidad extranjeros) interesados en potenciar la producción de unidades de coches híbridos y eléctricos, se corre el riesgo de que la nueva demanda de modelos con nueva tecnología sean fabricados en factorías de otros países, renunciando, por tanto, a desarrollar la capacidad productiva del sector.
Los fabricantes de componentes del automóvil se preguntan cómo es posible que el ministerio de Industria no aproveche la oportunidad que le brinda el cambio de motores, los nuevos propulsores de tracción eléctrica (y alimentación eléctrica) o híbridos que se están imponiendo en la mayoría de los constructores. La industria española del motor, décima potencia mundial y segunda europea tras Alemania, parece vivir acomodada plácidamente en sus cifras. Son buenas cifras, con planes para el ejercicio actual de producir tres millones de unidades desde los 2,88 millones de 2016 y los 2,73 millones de 2015.

La capacidad instalada en España no deja lugar a dudas de que a poco que se haga un esfuerzo por parte de las autoridades españolas, el sector puede multiplicar su producción hasta alcanzar niveles que incluso podrían acercarse a la todopoderosa industria alemana del motor. Las autoridades españolas parecen conformarse con el ritmo de esta industria, cuya aportación al PIB nacional superará en 2017 el 6%, y que da ocupación directa a 252.000 trabajadores e indirectamente a dos millones. Se trata de una industria que exporta el 87% de su producción a 130 países.

Las cifras no dejan lugar a dudas que se trata de un sector estratégico en tanto generador de empleo y valor añadido interior y a la vez punto fuerte y decisivo de la balanza comercial, a cuyo saldo exportador positivo colaboró el pasado ejercicio y seguirá creciendo en el presente. Las 17 plantas constructoras (de 10 fabricantes distintos) producen en España 50 modelos diferentes, de los que tan sólo 8 son considerados en la actualidad como productos que incorporan nueva tecnología de tracción (eléctrica o híbrida). Una muestra todavía escasa de los nuevos modelos del futuro que, sin embargo, se prevé que aumente de forma considerable en los próximos años hasta alcanzar los 30 modelos con las nuevas tecnologías de tracción que saldrían de las plantas españolas a finales de 2018, según apunta un experto de una firma del sector.

El reproche del sector hacia las autoridades industriales españolas, señala al escaso interés mostrado por los responsables del ministerio, conocedores del aumento de la demanda de los nuevos modelos tecnológicos por parte de los fabricantes. Entienden estos que Industria debería apoyar a las plantas españolas para que se hicieran con la producción de los nuevos modelos. Se trata de una industria que, como la española, está valorada como una de las más competitivas del mundo.

De la misma forma que el sector español del motor es una potencia internacional, el mercado interior continúa siendo un aportador de perfil muy bajo, dado que el número de matriculaciones españolas es escaso en comparación con las grandes cifras de producción y de exportación. Aquí es donde también los fabricantes emplazan al ministerio de Industria a que desarrolle un plan para facilitar el acceso al automóvil con nuevas tecnologías. La proximidad de los mayores centros urbanos del país a las 17 plantas de producción de automóviles, debería contar como un menor coste del producto. Y el mantenimiento de las ayudas públicas para renovar el veterano parque automovilístico español, con las implicaciones correspondientes en materia de seguridad, deberían provocar alguna reacción de los responsables del ministerio de Industria. De lo contrario, es probable que los competidores vecinos (y no vecinos) se lleven el gato al agua de los coches con nueva tecnología.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...