edición: 2514 , Viernes, 20 julio 2018
28/12/2017
banca 

Informe Deloitte, versión de pago

Se hizo esperar la coartada, pero llegó al fin, en la víspera de los santos inocentes. El misterio y secreto informe Deloitte sobre la resolución de Banco Popular no podía quedar así como estaba, en una zona oscura de la información. La maniobra para blanquearlo es burda y muestra al tiempo la escasa inteligencia del ideólogo -por calificarlo de alguna forma- y de la ordinaria vía elegida para que llegase, cuan engaño, envuelto en patraña al público interesado; unos 310.000 damnificados y otros miles más de colaterales afectados.

Por medio de un medio intermediario que se suele prestar -o vender, publicidad por medio- como artificiero de servicio, se pone manos a la obra en los trabajos de desactivación que consiste en rebajar el nivel de interés del famoso informe. La treta ya había comenzado hace varios días con el emisión del primer mensaje, algo así como que se publicaría una versión censurada. Pero ayer ya se puso en marcha la definitiva, la versión de pago, la que resta relevancia al asunto, degradándolo a mero juicio de valor pero sin valorar y precio. Informe baladí, nada, técnico. 

Porque el asunto del informe, objeto de morbo y causa del misterio, era doble: conocer la valoración que hacía Deloitte del Popular y el precio que se desprendía de la misma. Pues bien, según el artificiero, resulta que ni lo uno ni lo otro, que lo que allí figura negro sobre blanco son burdos lugares comunes de sobra conocidos por todos y que, para rematar la martingala es el Santander -el comprador- el autor del precio (el euro por un banco con problemas sí, pero un banco con su cartera de clientes y demás cosas de valor).

Sea como fuere, el asunto del informe Deloitte -también informe del Popular- se ha convertido en una materia sucia y grasienta, hasta el punto de contaminar a todo aquel que osara acercarse a husmear. Por eso, no extraña tanto morbo acumulado, interés insano hacia cosa tan pringosa. Por eso también extraña que haya sido un Santander entregado -el beneficiado comprador- el que acceda a la patraña, valiéndose del artificiero mediador, para reducir el informe a vulgar documento sin valor. Porque todo –parece- vale para justificar un precio ¡Poderoso caballero don dinero!

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...