edición: 2411 , Miércoles, 21 febrero 2018
14/09/2010
OBSERVATORIO FISCAL

Intereses pagados por una entidad española a un no residente

DATADIAR
Con carácter general, los Convenios de doble Imposición en esta materia establecen que los intereses procedentes de un Estado contratante (España) pagados a un residente del otro Estado contratante pueden someterse a imposición en este último Estado. Sin embargo, estos intereses pueden someterse a imposición en el Estado contratante del que procedan (España) y de acuerdo con la legislación de este Estado, pero el impuesto así exigido no puede exceder de un porcentaje del importe de los intereses (en general un 10%, dependiendo de cada Convenio). Las Autoridades competentes de los Estados contratantes establecerán, de mutuo acuerdo, la forma de aplicar este límite.

Como vemos, al margen de la tributación existente en el Estado del no residente y de acuerdo a su legislación interna los Convenios de doble imposición suelen habilitar a España a gravar estas rentas.

De esta forma, el art. 13.1 letra f) número 3º del Texto Refundido del Impuesto sobre la Renta de no Residentes (en adelante TRIRNR) considera rentas obtenidas en territorio español, y por lo tanto sujetas a este Impuesto, entre otras:

“Los intereses y otros rendimientos obtenidos por la cesión a terceros de capitales propios satisfechos por personas o entidades residentes en territorio español, o por establecimientos permanentes situados en éste, o que retribuyan prestaciones de capital utilizadas en territorio español”.

El tipo de gravamen aplicable a estas rentas es del 19% (art. 25.1 letra f) TRIRNR).

Por otro lado, en cuanto a la obligación de retener, indicar que la sociedad española estará obligada a practicar retención e ingreso a cuenta, respecto de los rendimientos que satisfaga por el alquiler, de acuerdo con lo dispuesto en los artículos 30 y 31 TRIRNR y en los artículos 13 y siguientes del RIRNR.

Así, el tipo de retención aplicable a los contribuyentes no residentes en territorio español es una cantidad equivalente a la que resulte de aplicar las disposiciones previstas en esta Ley para determinar la deuda tributaria correspondiente al contribuyente por el Impuesto sobre la Renta de los no Residentes (art. 31.2 TRIRNR). Es decir, en el caso concreto, el 19%.

Ahora bien, sin perjuicio de todo lo anterior, la legislación interna española, a través del art. 14.1 letra c) TRIRNR, declara exentos los intereses y demás rendimientos obtenidos por la cesión a terceros de capitales propios a que se refiere el artículo 23.2 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, aprobado por el Real Decreto Legislativo 3/2004, de 5 de marzo, así como las ganancias patrimoniales derivadas de bienes muebles, obtenidos sin mediación de establecimiento permanente, por residentes en otro Estado miembro de la Unión Europea o por establecimientos permanentes de dichos residentes situados en otro Estado miembro de la Unión Europea.

En consecuencia a lo anterior, si una sociedad española satisface intereses a un no residente español, pero con residencia en un Estado miembro de la Unión Europea, los mismos estarán exentos de tributación en España.

Por último, en cuanto a la obligación de declarar el pago de estos intereses en algún modelo en especial, cabe señalar que entendemos que será obligatorio incluir el importe de estos intereses en el modelo 216.

A estos efectos, el art. 31.4 letra a) TRIRNR señala que no procederá practicar retención o ingreso a cuenta respecto de las rentas que estén exentas en virtud de lo dispuesto en el artículo 14 o en un convenio para evitar la doble imposición que resulte aplicable, sin perjuicio de la obligación de declarar prevista en el apartado 5 de este artículo.

El modelo 216 se utilizará en los casos en los que, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 31.4 TRIRNR, no proceda practicar retención o ingreso a cuenta. En estos casos, se indicará el número y el importe de las rentas no sometidas a retención o ingreso a cuenta en el período a que se refiera la declaración.

Por lo tanto, entendemos que se deberá presentar este modelo en los plazos y formas reglamentarios

Atendiendo a todo lo expuesto las conclusiones serían las siguientes:

1.- La sociedad española no deberá efectuar retención alguna sobre los intereses satisfechos a un residente en otro país de la UE.
 
2.- Los intereses satisfechos por la entidad española a la entidad residente en un país UE, se encuentran sujetos pero exentos del IRNR.

3.- Si se debe efectuar declaración de los intereses aún cuando los mismos están exentos (moldeo 216).

4.- En principio y de acuerdo con el Convenio para evitar la Doble Imposición la entidad no residente deberá tributar por esos intereses en su país de residencia , pero siempre teniendo en cuenta su normativa interna y recordando la posibilidad de aplicar la deducción por doble imposición en su caso que establecen los Convenio de doble imposición.

Equipo jurídico de Datadiar.com

Consultas Vinculantes

Aplicación de la exención en el IRPF a la percepción de la prestación por desempleo para subvencionar las cuotas de cotización a la Seguridad Social como trabajador autónomo. D.G.T. C, (06/05/2010).
Según manifiesta en su escrito el consultante, en 2009 ha percibido del Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE) 3.278 euros en concepto de prestación por desempleo para subvencionar las cuotas de cotización a la Seguridad Social como trabajador autónomo. En el presente caso, según se desprende del escrito presentado, el consultante ha iniciado una actividad como trabajador autónomo y ha obtenido la prestación por desempleo en la modalidad de pago único en alguna de las formas existentes (la que incorpora la subvención de las cuotas de cotización a la Seguridad Social) por lo que con este planteamiento le sería aplicable la exención contenida en la letra n) del artículo 7 de la Ley del Impuesto al importe percibido por la referida subvención. Todo ello siempre que el importe total de la prestación por desempleo en la modalidad de pago único no supere el límite cuantitativo del artículo 7n) de la Ley del Impuesto; en caso contrario, la parte que exceda de dicho límite tributará como rendimiento íntegro del trabajo para su perceptor, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 17.1 de la misma ley. A su vez, deberá tenerse siempre en cuenta que la exención estará condicionada al mantenimiento de la actividad como trabajador autónomo durante un plazo de cinco años.

La prestataria estará obligada a practicar retención a cuenta del IRPF sobre las comisiones que satisfaga a un prestamista que sea una persona física. D.G.T. C, (10/05/2010).
La entidad consultante es una sociedad de responsabilidad limitada que para la realización de ciertas operaciones tiene pensado aceptar préstamos de personas físicas para poder adquirir bienes inmuebles que posteriormente venderá a terceros en el ejercicio de su actividad, devolviendo a los prestamistas las cantidades prestadas junto con una comisión en el momento en el que se vendan los bienes inmuebles correspondientes, sin que los prestamistas hubiesen realizado ningún tipo de trabajo o actividad relacionada con la venta de los bienes inmuebles a parte de prestar el dinero para la adquisición de estos últimos a la entidad consultante. Determinar si la entidad consultante tiene obligación de practicar retención sobre las comisiones referidas, así como, en su caso, el tipo de retención aplicable.

Tribunales

Distribución gratuita entre socios, trabajadores y terceros de revistas. Atenciones a clientes. Tribunal Supremo. Sentencia 16 de abril de 2010.
En el caso concreto los impresos u objetos publicitarios, entre ellos las revistas, adquiridos para ser entregados a título gratuito con carácter publicitario de escaso valor pueden considerarse objetos destinados a atenciones a clientes o terceras personas, por lo que no están sujetas al impuesto sobre el valor añadido, lo que significa que constituyen un gasto deducible a efectos del impuesto sobre sociedades. Ha de admitirse la deducción del gasto, habida cuenta de que respondía a la idea de promoción y publicidad, esto es, al conjunto de actividades cuyo designio consiste en dar a conocer la actividad de una empresa y sus productos, para incrementar los resultados.

Establecimiento de ajuste unilateral en operaciones vinculadas. Tribunal Supremo. Sentencia 29 de abril de 2010.
El establecimiento de un ajuste unilateral en el ámbito de operaciones vinculadas no puede considerarse que sea una norma sancionadora, sino que  se establece como norma de característica y naturaleza tributaria, que responden a las finalidades propias de las mismas, dentro de la estructura legalmente diseñada del Impuesto sobre Sociedades; sin que el hecho de que sea denominada, la que establecía el ajuste unilateral, de norma penalizadora, le haga cambiar de naturaleza. El cambio de sistema, por lo demás, constituye una opción legítima del legislador dentro de una política fiscal concreta y que no tiene porque petrificarse en el tiempo, adaptándose a las circunstancias de cada momento.

Tribunales Económico-Administrativos

Requisitos para considerar como actividad económica en IRPF el arrendamiento de inmuebles. TEAC R, (07-04-2010).
Aunque se disponga de un local y una persona empleada se entenderá que no existe “actividad económica” si la actividad ejercida no genera una carga de trabajo suficiente como para justificar la existencia de dicho local y empleado al ser los requisitos de local y empleado “requisitos mínimos” -necesarios pero no siempre suficientes- para que pueda hablarse de la existencia de “actividad económica”. Si los elementos que materialicen la RIC consistentes en activos fijos (como es el caso) deben permanecer en funcionamiento en la empresa durante cinco años como mínimo, el cómputo de dicho periodo de permanencia se inicia necesariamente con la entrada en funcionamiento de los mismos. No basta pues ni con la dotación de la RIC que se materializa ni con la adquisición de los elementos en cuestión para que comience a contarse el periodo de obligado mantenimiento, sino que tal cómputo arranca con la entrada en funcionamiento de los mismos.

Aplicación de la deducción por reinversión beneficios extraordinarios en el Impuesto sobre Sociedades en supuesto de ampliación de capital. TEAC R, (07-04-2010).
Reinversión en la suscripción de participaciones de una sociedad con motivo de dos ampliaciones de capital efectuadas en igual fecha en diciembre de 2005, aumentando el capital en un 1.796.378%, pasando su activo a estar constituido en un 99% por el capital desembolsado y depositado en una cuenta bancaria, y por el capital pendiente de desembolsar, que continúa sin desembolsarse en los ejercicios 2006 y 2007. Del expediente resulta que el capital desembolsado se invirtió básicamente en inversiones financieras temporales, elementos no aptos para la deducción por reinversión. Se considera probada por la inspección la existencia de simulación en la ampliación de capital, al no responder la misma a ninguno de los fines propios de tal negocio. Improcedencia de la aplicación de la deducción por reinversión.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...