edición: 2309 , Viernes, 22 septiembre 2017
22/05/2015
A raíz de un estudio de la OCDE

Los internautas acusan a PP y PSOE de la creciente desigualdad económica y piden el voto para otras fuerzas

La Organización asegura que la pobreza en España está “muy por encima de la media de la OCDE”
El nivel de desigualdad del país es fruto, según el informe, del elevado paro y de la caída de los salarios
ICNr
¿Son los ricos más ricos y los pobres más pobres a raíz de la crisis? Eso parece confirmar la OCDE, a través de un estudio revelado ayer y recogido por los medios de comunicación, en el que se asegura que la desigualdad entre ricos y pobres en los países miembros de este club ha alcanzado su nivel más alto desde que existen datos desde hace tres décadas. Como respuesta, el informe publicado por la organización recomienda reducir la precariedad laboral y las brechas salariales vinculadas a las diferencias de género. En el caso de España, el estudio señala que la pobreza está "muy por encima de la media de la OCDE".
La opinión pública convirtió rápidamente la estadística de la OCDE en una de las noticias claves del día, y ello por poner cifras a una realidad que los ciudadanos vienen constatando día tras día desde hace tiempo. En el caso concreto de España, se habla de la reforma laboral, de la precariedad laboral y del abaratamiento extremo de la mano de obra, especialmente cuando se trata de trabajos no cualificados. Todo ello serían detonantes de la situación actual, para muchos a todas luces insostenible. Lo peor es que el actual marco legislativo para el mercado laboral parece haber venido para quedarse: los ciudadanos consideran complicado que se vuelva atrás en aquel texto y no creen a los políticos que prometen que modificarán en el futuro y que derogarán al completo la reforma laboral.

Mientras, la OCDE apunta en su informe que "hemos alcanzado un punto de inflexión”, y ello porque la desigualdad en los países de la OCDE “está en su nivel más alto desde que existen registros”. Así, asegura el informe, las pruebas muestran que la alta desigualdad es mala para el crecimiento, según declaró ayer en un comunicado el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, Ángel Gurría. Del mismo modo, se aseguró que la desigualdad ha alcanzado "un récord en la mayoría de países de la OCDE y presenta niveles incluso más elevados en muchas economías emergentes", agrega el estudio, que señala a Chile, México, Turquía, Estados Unidos e Israel como los países desarrollados con más desigualdad, frente a la mayor armonización salarial de Dinamarca, Eslovenia, República Checa y Noruega.

En cuanto a España, el elevado nivel de desigualdad del país es fruto, fundamentalmente, y siempre según al OCDE, del elevado paro en el país. Y es que España ha sufrido la caída "más importante del empleo en la OCDE" después de Grecia.También incide negativamente en la situación de las familias el tipo de empleo, ya que los hogares queobtienen sus ingresos del trabajo "no estándar" (temporales y con salarios bajos) corren un "alto riesgo de pobreza". Su tasa de pobreza asciende a 31 por ciento en España, frente al 22 por ciento de media de la OCDE.

De media,los salarios de los más pobres en España cayeron un 13 por ciento al año entre 2007 y 2011, mientras que los ingresos del 10 por ciento más rico de la población solo se moderaron un 1,4 por ciento anualmente en el mismo período. Además, el informe indica que "las reformas fiscales introducidas entre el 2007 y el 2012 han reducido las prestaciones sociales de manera considerable y han incrementado los impuestos". Como resultado, los ingresos de los hogares se han reducido, tanto para aquellos con empleo como para los parados.

Las reformas fiscales y de las prestaciones sociales desde el 2008 inicialmente amortiguaron el impacto del paro sobre la desigualdad, con la creación de una ayuda para parados de larga duración. Sin embargo, desde 2012 la tendencia ha sido la de disminuir el gasto social y elevar impuestos. Así, por una parte se ha perjudicado a los parados, al mantener el valor de la prestación constante, es decir, que no aumentó con la inflación, y al recortar al 50 por ciento de la base salarial la cuantía una vez pasados los seis meses sin empleo, desde el 60 por ciento anterior. Y para los hogares con ingresos también ha habido consecuencias, al elevar las tasas del impuesto sobre la renta.

En conjunto, el 10 por ciento de la población del llamado "club de los países ricos" gana 9,6 veces más que el 10 por ciento más pobre, una proporción que se ha incrementado respecto a la diferencia 7-1 de los años ochenta y del 9-1 de inicios del siglo actual. En 2012, el 40 por ciento de los hogares más pobres de los 18 países de la OCDE con datos comparables disponía de solo el 3 por ciento de la riqueza, mientras que el 10 por ciento más favorecido controlaba la mitad de la riqueza de los hogares.

Entre las causas, el informe habla del “creciente porcentaje de gente que trabaja a tiempo parcial, con contratos temporales o a través del autoempleo”, como “eje importante de la creciente desigualdad". La mitad de los empleos creados en los países miembros de esa organización entre 1995 y 2013 eran precarios y "los trabajadores temporales y poco cualificados, en particular, tienen muchos menos ingresos y más inestables que los permanentes". El informe de la OCDE también destaca que los jóvenes son los más afectados por la precariedad.

VUELTA A LOS ‘ESTRATOS SOCIALES’

El informe de la OCDE fue suficiente para despertar todas las alertas entre la opinión pública, aunque lo cierto es que los ciudadanos llevan años constatando esta realidad. Con todo, las cifras resultan “muy fuertes” e impactan a los internautas, que se lanzaron a comentar cómo el mundo está volviendo, en cierto modo, a tiempos de los “estratos sociales”. En este sentido, una cosa es la existencia de clases sociales, y otra el grado de desigualdad actual, que podría dificultar durante generaciones el flujo de personas de una capa a otra. El motivo se encontraría en las cada vez mayores diferencias salariales y en la reducción de ayudas. En definitiva, en la búsqueda de la desigualdad o, como poco, en la ausencia de medidas para buscar la igualdad de oportunidades. “La próxima guerra mundial no será entre naciones, sino entre estratos sociales”, aseguró un lector.

Tampoco faltaron defensores del capitalismo como sistema que lleva a la prosperidad del conjunto, y también de los menos favorecidos. El ejemplo fue China: “La desigualdad no es un problema, salvo para los envidiosos y resentidos; la pobreza es lo que es un problema, y para eso hace falta más capitalismo. En China hay ahora 600 millones de pobres menos que hace una generación, eso no lo consigue ninguna ONG. ¿Hay algunos super ricos? Sí, ¿y qué? Bien por ellos. Los ricos son más ricos, pero los pobres también mejoran, que es lo que importa”, sentenció un lector. Así, aseguró, “la economía no es un juego de suma cero: la riqueza se crea”.

De otro lado, quienes sí critican la creciente desigualdad la achacan directamente al PP y al PSOE, y aseguran que votarles acabará por “devolvernos al feudalismo”. “Y todavía habrá alguien que diga que las diferencias vienen dadas por el esfuerzo, las ganas y el saber competir…”, criticó un lector. Mientras, se habla de una auténtica “burguesía”, y se asegura que “se sabe de sobra que no se percibe ninguna amenaza a su régimen de dominación en el horizonte. Así las cosas, la desigualdad no dejará de crecer hasta que lo nuevo comience a abrirse paso. Y ese abrirse paso será doloroso, qué duda cabe, pero así ha sido siempre en la historia...

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...