edición: 2807 , Jueves, 19 septiembre 2019
03/06/2015
En su informe de 2014

Los internautas aplauden que el CES denuncie la desigualdad económica del país

La opinión pública suscribe las palabras del órgano consultivo y reclama medidas para garantizar los derechos básicos
El CES habla de un consumo “casi de supervivencia” y de la necesidad de blindar sanidad y pensiones
ICNr
Quien más, quien menos, guarda una opinión sobre la situación económica del país, y normalmente el diagnóstico a futuro varía mucho en función de quién lo defienda y de dónde proceda. Si el Gobierno es estructuralmente optimista acerca de los indicadores macroeconómicos que nos depara el futuro, otros actores, líderes de opinión, expertos e instituciones no lo ven tan cristalino y no dudan en confundir a la opinión pública, cansada, por otro lado, de augurios y de pocos hechos que demuestren esa mejora de la que tanto se habla.
El presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, arrojó ayer más leña al fuego tras asegurar que la recuperación económica tardará en llegar a los hogares españoles y que la capacidad de consumo de las familias "está casi agotada". En rueda de prensa para presentar la memoria del órgano consultivo del año 2014, Peña afirmó que en la actualidad el consumo de los hogares españoles "es casi de supervivencia", de manera que la mayoría de los ingresos se destinan a vivienda y a alimentación, y ahí se acaba el consumo.

En el informe, el CES apunta que entre 2012 y 2013 la renta disponible de los hogares cayó en 1.000 euros y que, "junto a la vivienda, el gasto en alimentación se ha situado como el segundo componente más grueso, lo que refleja la deriva hacia un modelo de supervivencia en el consumo familiar con un fuerte peso de los gastos esenciales".

Asimismo, el presidente del CES advirtió sobre la situación de desigualdad que vive España, "que es una seña de identidad de nuestra época", y sostuvo que para combatirla es necesario blindar los sistemas de protección, principalmente la sanidad y las pensiones. En este sentido, apuntó que la desigualdad "es una consecuencia del desempleo" y agregó que la estructura del paro en España es "particularmente maligna", con un "colectivo muy numeroso de desempleados cuya reinserción no será una tarea en absoluto sencilla".

En este punto, señaló que distintos informes cifran en entre 900 y 3.000 millones de euros la cuantía necesaria para paliar la situación de desigualdad que vive el país. No obstante, instó al Gobierno y a los agentes sociales a que concluyan la elaboración del mapa sobre la situación de la desigualdad en el país "de forma inmediata y que, después, se actúe de manera acorde". Peña hizo hincapié en la importancia de este mapa en el que trabajan el Ejecutivo y las organizaciones sindicales y empresariales, ya que "tenemos que saber exactamente qué es lo que tenemos".

Eso sí, sostuvo que la evolución del mercado de trabajo en los últimos meses está dando "buenas noticias" y apuntó que se "podría estar dando un cambio estructural" en el empleo. Sin embargo, alertó de que el empleo que se está creando en la actualidad "es el que destruimos durante la crisis", y lamentó que España tiene un mercado de trabajo que "destruye muchísimo empleo muy rápido y de forma desorientada, y luego hace lo mismo al crearlo". También recordó que el "destrozo" que la crisis ha hecho en el empleo en España "es de una magnitud que somos incapaces de comprender", ya que se pasó de más de 20 millones de ocupados a cerca de 16,5 millones.

UN AUTÉNTIVO ‘RAPAPOLVO’ AL GOBIERNO

Los internautas se tomaron en infirme del CES como lo que consideran que es: un auténtico “rapapolvo” al Gobierno por su for a dehacer pol´tica obviando lo esencial, que no es otra cosa que la creciente desigualdad y el aumento exponencial de la pobreza en el país. Para los lectores, la clave está en atender en primer lugar a las necesidades básicas de la población, trabajando para paliar el desempleo y para ayudar a quienes lo necesiten hasta que la situación remonte. Sin embargo, pocos aseguraron ayer percibir que esto se esté produciendo, por mucho que el desempleo comience a remitir lentamente.

La mínima capacidad de consumo es uno de los exponentes de esta situación, cosa que, por otro lado, resulta “de cajón” para la opinión pública: “Con casi 5 billones de deuda total y salarios nigerianos, no sé quién podrá consumir”, resumió un lector. “Empleos de baja calidad, explotación, jornadas interminables… ¿A eso le llaman empleo?”, criticó otro. El problema es que “no pueden existir empresas si no hay consumo”, ni se creará empleo si la gente no se lanza a gastar, por lo que la situación se torna complicada para los ciudadanos si el Ejecutivo no se lanza a “hacer algo más allá de la reforma laboral”.

De momento, “la incapacidad para consumir llegó para quedarse”, aseguró un internauta, y los ciudadanos celebran que una institución pública como es el CES tenga el “valor” de “llamar a las cosas por su nombre”. “Teniendo en cuenta que hace 10 años un mileurista era un pringadete y ahora es un señor que da gracias por tener empleo.... ¿Qué esperáis?” Eso sí, tampoco le faltaron críticas: “Hombre, me alegro que el presidente del CES, con buen sueldo, diga que la evolución del empleo en España va por buen camino…”, ironizó un lector. “Yo no sé a qué clase de recuperación se refieren… ¿A esa donde se vivía a crédito? No hay recuperación posible cuando aún está por pagar la fiesta anterior, y ahora con sueldos africanos. La única recuperación posible es a través de las empresas que viven del BOE, el resto a sobrevivir sin pena ni gloria, como la mayoría de los españoles”, sentenció un lector.

Mientras, los internautas no se cortaron a la hora de ilustrar la cara más dura de la crisis: “Ahora la compra es diaria y a lo más barato y necesario. Comemos mucha pasta y patatas porque no nos llega, y carne o pescado una vez a la semana, y congelado que es mas barato. ¿Hasta cuándo nuestros hijos y nosotros mismos vamos a aguantar esto mientras el Gobierno roba lo que pertenece a los ciudadanos y les fríe a impuestos para luego ellos cobrar una barbaridad o meter la mano directamente? ¿Hasta cuándo vamos a poder aguantar este nivel de vida que nos han impuesto?”, criticó un lector.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...