edición: 2806 , Miércoles, 18 septiembre 2019
25/06/2015
Tras los últimos datos del INE

Los internautas consideran “de miseria” los sueldos en España y lo achacan a la reforma laboral

La Encuesta Anual de Estructura Salarial recoge que el sueldo más común es de sólo 15.433 euros
ICNr
¿Es posible vivir con 15.500 euros al año? Por reducida que parezca esta suma, parece que el salario más habitual en España es exactamente ese, lo que deja claro hasta qué punto los ciudadanos tienen que ajustar cuentas para poder llegar a fin de mes. Este dato, que corresponde a 2013 –aunque es el más actual- se extrae de la Encuesta Anual de Estructural Salarial elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que fue dada a conocer ayer, y que generó no pocas críticas entre los internautas durante toda la jornada.
Además, según el INE, el sueldo medio anual de los trabajadores con contratos temporales fue un 36,6 por ciento inferior al de los contratados de manera indefinida durante el año 2013. En concreto, los trabajadores temporales ganaron una media de 15.433,14 euros anuales en 2013, un 2,9 por ciento menos que en 2012, frente a los 24.333,43 euros de los contratos indefinidos (+0,2 por ciento). En comparación con los datos de 2012, la brecha salarial entre temporales e indefinidos ha aumentado más de dos puntos, desde el 34,5 al 36,6 por ciento.

A ello se suma que, tal y como reflejan los datos de la Encuesta Anual de Estructura Salarial, el salario medio anual por trabajador bajó un 0,1 por ciento en 2013, hasta situarse en 22.697,86 euros. Sin embargo, el INE precisa que el salario más frecuente fue de 15.500 euros anuales, con una diferencia entre ambos de unos 7.200 euros. Esta diferencia se ha reducido ligeramente con respecto al año 2012, cuando el salario más frecuente rondaba también los 15.500 euros, debido al descenso experimentado por el salario medio.

El organismo estadístico explica esta diferencia entre el salario medio y el más habitual en que hay muchos más trabajadores con sueldos bajos que con sueldos altos. El INE hace, pues, una división entre los que tienen un salario superior y los que tienen un salario inferior para obtener el salario mediano, el que más se acercaría a la realidad, y que en 2012 se situó en 19.029,66 euros.

En cuanto a las diferencias salariales entre hombres y mujeres, éstas se han reducido ligeramente respecto a la anterior encuesta. En general, la ganancia media anual de los hombres fue de 25.675,17 euros al año, mientras que la de las mujeres supuso el 76 por ciento de esta cuantía, con 19.514,58 euros, un 24 por ciento menos que la de los hombres.
En 2012, la brecha entre ambos sexos era del 76,1 por ciento.

También es destacable la diferencia entre la ganancia media anual de los trabajadores a tiempo completo (26.697,86 euros) con la de los contratados a tiempo parcial (10.056,10 euros), aunque esta brecha se explica por la diferencia de horas trabajadas. El salario medio de los contratados a tiempo completo subió un 1 por ciento respecto a 2012, mientras que el de los contratados a tiempo parcial se redujo un 2,6 por ciento.

La actividades económicas con mayor remuneración anual fueron el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (52.827,56 euros), actividades financieras y de seguros (39.607,49 euros) e información y comunicaciones (33.137,20 euros). En cambio, los asalariados de hostelería (13.851,08 euros), actividades administrativas y servicios auxiliares (15.809,74 euros) y otros servicios (16.734,95 euros) obtuvieron la remuneración más baja.

SALARIOS “DE MISERIA”

Los análisis sobre salarios se convierten siempre en foco de atención para la opinión pública. Más cuando el punto de partida es tan grave y tan complejo como el que se presenta con la actual coyuntura económica. Los internautas constatan cómo los sueldos han caído en picado desde que arrancó la crisis y aseguran que los tiempos de bonanza en que se pagaba “en condiciones” a los trabajadores están muy lejos de volver. Nada es lo que era, por tanto, y ello se deja notar en el consumo y en la actitud de los ciudadanos, mucho más comedidos a la hora de afrontar cualquier inversión.

El problema es que se ha permitido e incluso promovido, aseguran muchos lectores, la “limpieza” de mano de obra cara para dar paso a nuevos contratos de peor calidad y condiciones económicas y laborales. Es el resultado de la tan criticada reforma laboral, que los internautas consideran responsable directa –y de forma reconocida por el propio Gobierno- de esa devaluación salarial que algunos consideraban necesaria para que el país remontara.

Otra cosa es que los ciudadanos crean que ello era necesario. La opinión pública considera que la política defendida por el Gobierno, y también por instituciones internacionales en tal sentido, resulta “completamente errónea”, y ello valorando que el poder adquisitivo de los ciudadanos se ha reducido tan drásticamente que no deja lugar a certidumbre alguna. En otras palabras, no se entiende que “patrocinar la inseguridad” sea una política práctica. “Y queda la segunda parte de reforma laboral, que la han dejado para después de las elecciones”, aseguró otro lector.

La conclusión es que “con los salarios de porquería que mencionan, ni se compran pisos, ni se alquilan, ni se va uno de vacaciones, ni compra coche, ni se va a cenar fuera, ni se va de bares, ni nada de nada. Se malvive”, comentó un internauta.

Los casos prácticos se multiplican a lo largo y ancho de la red: “Yo he perdido un 50 por ciento de salario, eso sin contar con todas las crujidas de todo… Ahí ya habré perdido cerca del 80 por ciento”, aseguró un lector. “En Canarias se ha pasado de ser mileurista a ochocientoseurista, y el que tiene suerte”, comentó otro. “Es que lo que sucede en este país es de juzgado de guardia. País de becarios, gente que no llega a cobrar ni mil euros, paro... Algo se está haciendo muy mal y ningún político tiene la suficiente valentía para poner freno a esto”, resumió un lector.

Además, los lectores hicieron referencia al caso del sector público y aseguraron que éstos “ya son superiores a los del sector privado”. “Cuando España estuvo al borde del rescate ya le dijeron a Rajoy que tenía que reducir el sector público y dijo que eso no se tocaba: es preferible detraer recursos del sector privado y así aumentar el paro antes de tocar a políticos familiares y amigos. Cada empleo que se crea en el sector público destruye 3 en el privado”, criticó un lector.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...