edición: 3050 , Lunes, 21 septiembre 2020
15/06/2015
Tras las últimas negociaciones

Los internautas respaldan a Juncker en su decisión de no negociar con Grecia

La opinión pública considera que el Gobierno heleno se ríe de Europa y critica su falta de respeto a los socios europeos
ICNr
Europa se ha cansado de Grecia, y así lo recogieron los medios de comunicación durante la jornada de ayer. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, aseguró estar "decepcionado" por la falta de avances en las negociaciones con Grecia sobre el rescate, cuya última ronda se celebró el pasado fin de semana, pese a sus "grandes esfuerzos" para facilitar el diálogo. De hecho, Juncker sólo aceptará volver a la mesa de negociaciones si Atenas presenta nuevas propuestas "serias" en materia de reformas que respondan a las exigencias de sus acreedores. Los internautas valoraron positivamente esta decisión, mientras la incertidumbre se convierte en norma en el marco del euro.
El resultado en la bolsa fueron fuertes descensos, después del último intento de Juncker de “encontrar una solución" con Grecia que permitiera una evaluación positiva de la troika a tiempo para el Eurogrupo del 18 de junio, según explicó su portavoz, Margaritis Schinas. Las negociaciones se celebraron el sábado y domingo en Bruselas a través de representantes personales del propio Juncker y del primer ministro griego, Alexis Tsipras, y en estrecho contacto con el BCE y el FMI.

Así, "aunque se hicieron algunos progresos, las conversaciones no tuvieron éxito, ya que sigue habiendo una brecha significativa entre los planes griegos y las exigencias conjuntas de las instituciones", aseguró ayer el portavoz. "El presidente Juncker está decepcionado de que, pese a sus grandes esfuerzos para facilitar los progresos en estas negociaciones, los avances no fueron tan evidentes", resaltó.

De este modo, la misma fuente aseguró que "si hay algo nuevo, estaremos muy felices de contribuir en tanto que mediadores para hacer avanzar las conversaciones". Eso sí, la Comisión deja toda la responsabilidad en manos de Atenas, ya que no volverá a dialogar hasta que reciba una "propuesta seria" del Gobierno de Syriza.

Por su parte, Tsipras se comprometió con Juncker durante la última reunión que mantuvieron el jueves pasado a presentar de inmediato nuevas propuestas en materia de reforma. Pero las propuestas no llegaron, y los negociadores griegos contactaron el viernes con la Comisión para decir que no querían enviar el plan por correo electrónico ni discutirlo por teléfono por temor a filtraciones. Por ello solicitaron una reunión secreta durante el fin de semana en Bruselas. El encuentro se filtró de inmediato a la prensa helena, según relatan fuentes comunitarias. El resultado es que los negociadores griegos llegaron una hora tarde a la reunión sin ningún papel.

Según se supo ayer, el Ejecutivo comunitario había convocado también a negociadores del BCE y del FMI en un intento de cerrar un acuerdo, pero sin documentos era imposible. A última hora de la tarde, los griegos presentaron una taba con cifras que se limitaba a repetir sus últimas propuestas. Las mismas que los acreedores ya habían tachado de insuficientes para garantizar la sostenibilidad fiscal del país.

Los representantes de Juncker convocaron a los griegos a un nuevo encuentro el domingo exigiéndoles nuevas propuestas. Pero los negociadores de Tsipras volvieron a llegar tarde y con el mismo papel que el día anterior, por lo que la Comisión concluyó de inmediato el encuentro por considerar que no había base para avanzar.

HACIA LA SALIDA DE GRECIA

Los internautas volvieron a criticar la actitud de Grecia durante la jornada de ayer, más aún después de conocerse el detalle de las negociaciones del fin de semana y la falta de tacto y de seriedad del Gobierno heleno. Los analistas también lanzaron duras críticas contra Tsipras y movieron ficha a la hora de valorar qué pasará de ahora en adelante con el país. Por ejemplo, desde el FMI se habla de la necesidad de que ambas partes adopten decisiones y compromisos “difíciles”. Otros se muestran más críticos y hablan de la necesidad de que Grecia salga del euro. Es el caso del director saliente del instituto de estudios económicos IFO de Múnich, Hans-Werner Sinn, quien considera que la salida de Grecia de la Eurozona sería la mejor solución para la crisis helena y rechaza una prolongación de los programas de rescate que considera fracasados.

Así, Grecia habría recibido de los fondos de rescate más de 3.500 millones de euros y, sin embargo, la cuota de desempleo, lejos de bajar, se ha duplicado con respecto al momento en que empezaron las ayudas. Los internautas constataron estos datos y, frente a quienes defienden el derecho de Grecia a no pagar su deuda, otros muchos aseguraron que resulta justa su expulsión teniendo en cuenta que “es un país que nunca ha ajustado su balance y ha vivido del resto”. “Tienen unas pensiones que permiten jubilarse a los 56 y con hasta 2.000 euros. Un país en el que no se ha pagado o no se pagaba impuestos. ¿Esto es haber sido machacados?”, criticó un lector.

Otros aseguraron, en la misma línea, que se trata de “un país al que se le está exigiendo que pague las deudas en las que él mismo ha incurrido y se le están pidiendo unos mínimos para que se garantice eso”. “Lo otro sería el resto de Europa continuar pagando a los griegos para que sigan igual”, aseguró un lector. “Yo por mi que se vayan del euro; el ajuste en el país va a ser brutal, y todo gracias a partidos populistas que prometen lo que no pueden, como Syriza”, criticó otro lector. En definitiva, para muchos internautas, “ya está bien de tomaduras de pelo de los populistas griegos”.

El gran problema es el destino de los griegos, que “no tienen culpa” de haber confiado en el Gobierno actual. “Han ido de chulitos desde el primer día, no han avanzado nada, no han cumplido nada de lo que han dicho, han chantajeado, han insultado al pueblo alemán y a otros gobiernos de otros países, han intentado dividir a la UE, y han amenazado con irse con otros bloques como los rusos o chinos. Cualquier nogociador sabe que esa estrategia es un suicidio, ya que obligas a la otra parte a enrocarse y a tomar una posición dura e inflexible. Ese tipo de estrategia solo se puede llevar si tienes la sartén por el mango; ellos han confiado en que su posición geoestratégica haría ceder a la UE y al FMI como han hecho toda la vida, pero les ha fallado, y de qué manera…”, resumió un lector. Ello “sabe mal por los griegos, que ahora pagarán en sus carnes las suicidas políticas de unos dirigentes irresponsables”.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...