edición: 2363 , Miércoles, 13 diciembre 2017
27/05/2011
ISR

Inversiones responsables, un terreno plagado de contradicciones

Beatriz Lorenzo

Sigue siendo una lucha a contracorriente, pero cada vez tiene más adeptos. Las repercusiones sociales y medioambientales cobran cada vez más importancia en el escenario corporativo y entre las nuevas herramientas destaca la Inversión Socialmente Responsables, que es el resultado de incorporar criterios sociales, ambientales y de buen gobierno.

La situación no es sin embargo demasiado alentadora y no sólo porque España sigue a la cola de Europa en lo que inversiones responsables se refiere, sino también por los confusos tejemanejes que se siguen dando en este ámbito. En este sentido, la Fundación Economistas sin Fronteras , y el Observatorio de las Finanzas Éticas , FETS (Finançament Ètic i Solidari) presentaron en la UNED los resultados de dos proyectos de investigación sobre la calidad de la ISR, revelando que existen graves contradicciones en el panorama ambiental, laboral, de los derechos humanos, etc., entre lo que proclaman las empresas que más inversión reciben por parte de los fondos ISR, y lo que denuncian otras entidades. Asimismo, el informe de FETS cuestiona el hecho de que muchos “inversores responsables” sigan destinando su inversión a empresas con presencia en paraísos fiscales.

FINANZAS OCULTAS

Ciertamente los paraísos fiscales siguen siendo una lacra muy difícil de erradicar. A la hora de poner en cifras su importancia, baste señalar que en el caso de España el 69% de las compañías que cotizan en el IBEX-35 sigue operando en paraísos fiscales, según datos revelados por un informe del Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa. Una vez más, la transparencia parece brillar por su ausencia en el ámbito de las cotizadas, ya que el mencionado estudio destaca además que sólo una empresa, Red Eléctrica, desglosa los impuestos pagados por país y ninguna detalla las subvenciones recibidas por país, que sólo dos compañías, la arriba citada y Telefónica, informan de los gastos salariales por país y que el 37% de las empresas del Ibex precisan la remuneración individual y los conceptos retributivos de sus consejeros.

Según datos de la organización, los paraísos fiscales ingresan al año 250.000 millones de dólares (unos 183.500 millones de euros) procedentes de multinacionales extranjeras. Los países más pobres son los más afectados, ya que dejan de ingresar 130.000 millones de euros porque el comercio de sus bienes se realiza a través de paraísos fiscales. Justo es señalar que los movimientos especulativos suelen ser el pan de cada día en mercados inestables, como el delas materias primas. Así, las apuestas a la baja en precios de productos como la soja o el maíz constituyen un gran lucro para los grandes fondos de inversión, canalizándose de este modo transacciones que en su gran mayoría se realizan a través de paraísos fiscales.

Para muchos, la lucha contra los paraísos fiscales está en un punto muerto, no da frutos. Tal y como asegura Juan H Vigueras, el autor de “La Europa opaca de las finanzas”, la banca privada sigue siendo el gran mal endémico del sistema financiero internacional, ya que según su análisis, el 90% de los ingresos de los estados proceden de los impuestos; siendo evidente que en medio de un posible deterioro de la situación económica esta fuente de ingresos sufre una minoración y los gobiernos se ven entonces obligados a emitir deuda para conseguir financiación, lo que les deja “vendidos” al dictamen de los mercados.  Mientras tanto, la opacidad sigue siendo el gran obstáculo a la hora plantarle cara a los desmanes financieros. Los complicados entramados que esconden y disimulan los hilos de la malversación son también una dificultad, y además de ello la falta de formación de muchos profesionales que se dedican a ello y la falta de colaboración entre las entidades encargadas de la supervisión dificultan también el problema.

MÁS CONTRADICCIONES

Y mientras los paraísos fiscales sobreviven como mal endémico difícil de erradicar, el panorama de la ISR sigue plagado de contradicciones. El informe de FETS denuncia las que existen entre lo que proclaman las empresas que mayor inversión reciben por parte de los fondos ISR y lo que denuncian otras entidades. Lo que ya se había demostrado en Estados Unidos  y Reino
Unido  es también cierto en España: los activos en los que invierten estos fondos no difieren (demasiado) de los fondos convencionales.

Por otra parte, la economía social no está recibiendo inversiones de los fondos de inversión socialmente responsables. A pesar de que el entorno legal ofrece la posibilidad de invertir en activos no cotizados, esta posibilidad no se aprovecha

Por último FETS recomienda en primer  mejorar la transparencia sobre los criterios que se valoran, cómo se valoran y las ponderaciones de los criterios en la valoración final, para evitar las contradicciones en el panorama de la ISR. En segundo lugar, es imprescindible que la información suministrada por la propia empresa en sus informes sea auditada (y no sólo verificada) por agentes externos. Una vez más, la transparencia se perfila como la mejor solución para las malas prácticas y divergencias en este ámbito.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...