edición: 2765 , Lunes, 22 julio 2019
22/03/2013
Sector bancario, 2013 en `stand by´

Inversores internacionales descartan la estabilidad de beneficios hasta 2014

Eliminado el rebote macro, esperan más provisiones y sin recuperación de márgenes en 2013
Juan José González

Con independencia de los objetivos, los análisis de la situación del sector bancario para 2013 y 2014, tienen distinto color. Mientras para unos la banca española presenta una magnífica oportunidad de compra, para otros, el sector no producirá dividendos sostenibles hasta 2014. En todo caso, los inversores internacionales cuentan en sus carteras con valores de banca española, posiciones que han ido en aumento en el primer trimestre del año, y sin que hasta el momento, a excepción del `incidente´ chipriota, se hayan visto defraudados. El sector bancario muestra desde el inicio del ejercicio una fuerte apreciación consecuencia de la mejora del riesgo país. Caixabank, Bankinter y Popular se llevan la mejor parte, mientras los dos rivales Santander y BBVA se quedan en un segundo plano. Inversores internacionales que descuentan un escenario macroeconómico adverso, sin recuperación, así como la necesidad de seguir provisionando por una morosidad que continúa disparada.

Las casas de análisis revisan estos días las primeras estimaciones sectoriales realizadas en un escenario que a principios de año mostraba mayor incertidumbre. Las cifras se han encargado y cargado por el camino un buen número de pronósticos `triunfalistas´ que apuntaban a una recuperación espectacular de las cuentas bancarias en este primer trimestre a punto de concluir. No parece que haya sido el caso, sobre todo teniendo en cuenta algunos aspectos como cierres de empresas, ajustes de plantillas, cierre de oficinas, más EREs y deflación de salarios. Como conclusión: certeza de que la recuperación macro `vendida´ por el Gobierno no se producirá tampoco en 2013.

No es ni un escenario imprevisto por el sector bancario como tampoco lo es de recuperación, por cuanto las mayores provisiones por la morosidad de empresas e hipotecaria son variables que se mantendrán a lo largo de los próximos meses. Las provisiones tampoco darán respiro a los bancos en 2013, en base a las pérdidas de la cartera de préstamos, situación contemplada en los Reales Decretos del pasado año (los `Guindos´). Tampoco serán del mismo volumen que las provisiones del ejercicio anterior, pero con todo restarán fuerza a unas cuentas bancarias que no podrán, tampoco, normalizar los beneficios en el presente ejercicio.

En la seguridad de que este escenario fundamental vaya a mantener invariable a lo largo de 2013, y en la esperanza de que las variables macroeconómicas mejoren en la parte final del ejercicio, los inversores internacionales fijan sus objetivos en la banca doméstica española, en Banco Popular, Bankinter, Caixabank y observan con interés el proceso de crecimiento de entidades como Banco Sabadell. Un grupo de cuatro entidades que por diferentes razones se encontrarían en la mejor posición para iniciar el cambio de tendencia en el sector. Más diversificados en el exterior y con problemas diferentes, Santander y BBVA se encuentran en una situación de limpieza de participadas que les ayuda a rebajar la deuda y cumplir los planes de saneamiento.

Las dos entidades no están actualmente en el punto de mira de los inversores al considerar que deberán hacer mayores provisiones, y que incluso algún imprevisto de última hora podría poner en peligro alguna fracción del dividendo. Otras entidades bancarias europeas estarían mejor situadas para invertir, con menor riesgo de dividendos y cotizando a precios por debajo del PER 17, una cifra muy elevada para la banca española. 

Aunque donde los inversores extranjeros mantienen sus dudas es en el principal riesgo y frente de batalla que mantiene abierto el sector: la financiación. Y es que el interbancario, a pesar del tímido brote vivido en las últimas jornadas, parece mostrarse de nuevo más exigente, y por tanto, las oportunidades de emisión no deben dejarse pasar. Una situación especialmente delicada en esta primera parte del año, con mayor demanda de las tesorerías y que no deja lugar a otra alternativa financiera distinta al Banco Central Europeo. Y si a la dificultad de financiación se une la cotización del euribor y el mantenimiento de los tipos de interés, el sector bancario difícilmente podrá mejorar sus márgenes en 2013, de ahí que los inversores se inclinen por el sector bancario, aunque para 2014.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...