edición: 2597 , Viernes, 16 noviembre 2018
21/06/2018

Irán se enfrenta a Arabia Saudí y afirma que la OPEP no es una organización estadounidense

Tenso clima previo a la conferencia semestral del cartel de productores por diferencias sobre producción
Carlos Schwartz
El ministro iraní del Petróleo, Bijan Zanganeh, afirmó al arribar a Viena para la conferencia semestral de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que el grupo no es una organización de Estados Unidos. Las declaraciones se refieren a los planes de Arabia Saudita de proponer un incremento de la producción del cartel tras una sugerencia de Estados Unidos para que eviten una escalada excesiva de precios en el mercado. De acuerdo con fuentes oficiosas de la OPEP Riyad habría comentado informalmente el asunto con su gran aliado externo al cartel, Rusia, y habrían alcanzado un acuerdo para aprobar un aumento de la producción. Pero Zanganeh afirmó por su parte que no consideraba probable que se aprobara un incremento de la producción sobre los recortes establecidos hace ya más de un año para reducir la producción de crudo en dos millones de barriles diarios. El acuerdo se adoptó en diciembre de 2016 y ha tenido como efecto en el medio plazo una recuperación moderada de los precios del crudo hasta los 70/76 dólares el barril algo que ha repercutido con fuerza en la cuenta de resultados de las petroleras que ajustaron sus gastos con enérgicas medidas de ahorro. Mientras tanto los pronósticos más respetados como el de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) sostienen que la demanda mundial aumenta y que las reducciones de producción en Venezuela, Nigeria e Irán van a mantener tenso el mercado.
La producción en Venezuela está prácticamente detenida por la falta de dinero para la actividad productiva. En una nota sobre el mercado del crudo el banco de inversiones Goldman Sachs afirmó el lunes que aún con un incremento de la producción por parte de la OPEP y Rusia, que calificó de necesario para evitar una caída de los stocks para final de año, el mercado carecería de excedentes. 

El banco arriesga la opinión de que el cartel va a incrementar la producción en 1 millón de barriles diarios pero que la caída de producción en los países antes mencionados va a dejar el incremento neto en 450.000 barriles diarios. Sobre esta base estima que los precios del barril se van a mantener en niveles similares a los actuales. “La OPEP no es una organización destinada a recibir sus instrucciones del presidente Trump”, afirmó Zanganeh provocando una subida del 1% en el precio del barril hasta los 75,86 dólares fijando el máximo del día que luego cedió hasta los 75,19 dólares. El ministro saudí Jalid Al Falij señaló por su parte que aunque aún estaban realizando consultas sobre el tema ya existía un acuerdo con otros países que coincidían en que ya era hora de “cambiar el rumbo”. “Los mercados necesitan más crudo en la segunda mitad del año. La cantidad exacta, el momento, la forma...tenemos un par de días para discutirlo. Confío en que al final la razón prevalecerá y haremos lo correcto”, añadió.

Estados Unidos ha actuado en pinza sobre la OPEP. De un lado Trump a hecho un llamado público para el incremento de la producción con el objetivo de evitar tensiones en el mercado. Por el otro la diplomacia del país ha solicitado a los productores por diversos conductos, entre ellos su aliado Riyad, que suplan la caída de exportaciones que sufrirá el mercado por las sanciones a Irán. 

Por su parte, el ministro Zanganeh ha afirmado que “El presidente Trump ha acusado a la OPEP por los precios del crudo. Sin dudas la responsabilidad real por los actuales precios del crudo es del propio presidente”. El secretario general de la OPEP Mohamed Barkindo igual que otros ministros dijeron que esperaban que se logre un consenso sobre los niveles de producción. Los analistas, con independencia de los que actúan en realidad como elementos de presión sobre la OPEP, esperan un acuerdo que suponga un incremento moderado del suministro al mercado y dan por descontado que ya existe un acuerdo para ello entre Rusia y Arabia Saudita que mantienen contactos sobre este tema desde mayo pasado. También esperan que el acuerdo sea muy limitado para evitar una caída drástica de los precios del crudo.

Todos tienen en la mente el pronóstico de que la demanda seguirá creciendo en la segunda mitad de este año y que el suministro será escaso si la OPEP no reacciona oportunamente. Por su parte el ministro ruso de Energía Alexander Novak afirmó esta semana que su país espera que se incremente la producción en 1,5 millones de barriles diarios tras la reunión de la OPEP. Hasta ahora la cifra que se consideraba como el objetivo de aumento de producción era de 1 millón de barriles al día.

Las afirmaciones de Novak provocaron sorpresa entre los propios profesionales del sector. La cifra propuesta por Rusia intenta restañar el problema de los recortes no planificados de los miembros del cartel.
En un principio el objetivo formal de reducción era de 1,8 millones de barriles diarios pero la caída de producción por los problemas de varios productores del cartel redujo la producción diaria en 2,5 millones de barriles. Esta cifra de caída real de la producción está en la base del aumento del 50% en el precio del crudo en los últimos 12 meses.

Mientras tanto el ministro iraní atribuye el aumento de los precios a las sanciones de Estados Unidos contra su país que ha supuesto la retirada del país de varias petroleras internacionales que se habían embarcado en ambiciosos proyectos de producción. También apuntan a Venezuela en la mira de Washington, pero cuyos problemas reales están en el verdadero colapso de su economía y el descalabro de la petrolera estatal PDVESA. “No te puedes comer la tarta y al mismo tiempo tenerla guardada...No se pueden imponer sanciones comerciales unilaterales contra dos miembros fundadores de la OPEP y al mismo tiempo esperar que no se manifiesten reacciones adversas en el mercado internacional del petróleo”, afirmó Zanganeh. 

De acuerdo con observadores de la reunión de la OPEP Arabia Saudita en sus reuniones privadas con los otros productores defiende un incremento real de entre 300.000 y 600.000 barriles diarios entregados al mercado de forma escalonada para evitar una caída de precios. Sin embargo existe un grupo de miembros del cartel que no está de acuerdo con las cifras sugeridas por Arabia Saudita ni por Rusia, con lo cual es difícil prever el resultado de la reunión de la OPEP el viernes en Viena.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...