edición: 2346 , Viernes, 17 noviembre 2017
20/10/2017

Irlanda y Luxemburgo bloquean las propuestas de Macron para recaudar impuestos de las tecnológicas

En una prolongada cumbre en Bruselas el objetivo de gravar los ingresos y no los beneficios se postergó
Carlos Schwartz
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, tenía el firme objetivo de convencer a sus colegas en el Consejo Europeo para que la fiscalidad sobre las grandes tecnológicas se centre en el país en el que se originan los ingresos y no en el que se declaran los beneficios. El desplazamiento de objetivo implicaba modificar un criterio fiscal de fondo que contó inicialmente con el apoyo de Alemania,  España e Italia. Pero la propuesta requiere unanimidad y los intereses de los pequeños países que tienen un trato fiscal más benigno hacia el impuesto de sociedades y que han otorgado en el pasado ventajas fiscales considerables a las tecnológicas como Google, Amazon, Apple y otras empresas estadounidenses han reaccionado en contra. Se trata claramente de una disputa por la caja entre los departamentos del Tesoro de naciones con muy diferentes dimensiones y producto interior bruto. Tanto Irlanda como Luxemburgo obtienen importantes recursos fiscales de la presencia de las multinacionales tecnológicas y no tecnológicas en su territorio a expensas de las ventajas fiscales que les conceden a esas empresas. Por su parte las naciones más grandes con economías más fuertes y con una población numéricamente muy superior entienden que esas empresas no tributan de forma proporcional a lo que recaudan en su territorio mediante las ventas on line que son “extra territoriales”.
La forma en que hasta ahora la Unión Europea (UE) atacó este problema ha sido tangencial. La Comisaría de la Competencia tomó en sus manos el problema desvelando los acuerdos fiscales que favorecen a algunas empresas en países como Irlanda, Luxemburgo y Holanda, y ha considerado esos acuerdos como subsidios del estado. A resultas de ello ha impuesto a la Hacienda Pública de algunos de esos países la exigencia de que recuperen de las empresas a las que han dado un trato de favor cifras muy significativas de dinero.

Las diferencias de criterio entre las grandes empresas estadounidenses y el Tesoro de ese país y la UE y su bloque mayoritario son expresión del creciente proteccionismo hacia el que evolucionan las disputas por los mercados y los intereses comerciales y fiscales a escala internacional. En este enfrentamiento países sin mayor proyección económica autónoma, con mercados interiores pequeños aspiran a obtener una renta suplementaria atrayendo a grandes empresas para que tributen en su territorio.

En este contexto el primer ministro de Irlanda Leo Varadkar afirmó en Bruselas que promover una legislación de forma autónoma dentro de la UE y aislada del resto de las grandes economías podía ser una forma de dar ventajas a Estados Unidos, Japón y el Reino Unido que ha emprendido el camino de salida de la UE. No queda claro cuál podría ser esa ventaja. En cualquier caso el dirigente luxemburgués Xavier Bettel se sumó a sus posiciones. Ambos puntualizaron que el debate se debe llevar adelante en el marco de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) que tiene prevista una reunión en 2018 en la que se espera ese debate.

Inicialmente la UE había acordado adoptar una posición común antes de fin de año sobre este tema para debatirla en el primer trimestre del próximo año y llevarla a esa reunión presumiblemente en marzo. Ante su revés Macron ha hecho alarde de haber logrado que la cumbre de Bruselas tome el compromiso de que la Comisión Europea tenga para comienzos de 2018 en sus manos propuestas adecuadas para resolver el problema de que las grandes tecnológicas paguen muy pocos impuestos en proporción a los ingresos que obtienen de Europa por su actividad. Este acuerdo en realidad no hace más que reforzar lo que en principio ya había acordado la CE. La oposición de Irlanda y Luxemburgo cristalizó en la inclusión de un párrafo en el que se señala que cualquier iniciativa de Europa debía estar en línea con los criterios de la OCDE.

Este debate ya transitó por los pasillos de la CE en septiembre que abordó un documento técnico sobre el particular. En ese debate la primera de las opciones era una reforma fiscal en profundidad con el objetivo de fijar bases homogéneas y tipos fiscales únicos para el impuesto de sociedades en todos los países de la UE. Este es un objetivo de difícil concreción que por otra parte puede demandar mucho tiempo.

Para tender un puente entre esta idea y objetivos materiales más próximos se barajaron otras propuestas transitorios o provisionales como: Una retención fiscal sobre las ventas digitales en Europa de las tecnológicas no residentes y un impuesto sobre los ingresos generados por los anuncios digitales. Esto indica que en cierta medida en este asunto el presidente francés aspira a obtener una rentabilidad política de su plan de iniciativas aunque estas no avancen y que no se limitan a la fiscalidad de las tecnológicas.

Macron pretende la creación de un ministerio europeo de finanzas, un presupuesto diferenciado de la Unión y un fondo monetario europeo. Objetivos que de momento se han convertido en el programa que espera impulsar en un acuerdo global con la primer ministro alemana Angela Merkel. Contra esas pretensiones atenta la debilidad electoral que ha manifestado el partido de Merkel y la social democracia alemana que se han encontrado de bruces con una fuerte votación en favor del partido nacionalista de derechas Alternativa por Alemania. En este nuevo escenario político Merkel ha demostrado que se moverá con suma cautela frente a cualquier batalla pan europea, algo que Macron se verá obligado a aceptar.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...