edición: 2865 , Viernes, 13 diciembre 2019
24/02/2011

Israel se verá más seguro rodeado de verdaderas democracias

Pedro González
Para Shimon Peres, el jefe del Estado de Israel, “ya no hay futuro para los dictadores”, que serán barridos por fin por el viento implacable de la historia. Peres, que se felicita de que Occidente empiece a comprender realmente la verdadera naturaleza de lo que ocurre en Oriente Próximo, aboga porque “demos de verdad una oportunidad a los jóvenes árabes para que puedan sacudirse definitivamente la brutalidad de las dictaduras que llevan soportando tantos años”. Con una autoridad moral incontestable, el veterano político israelí se ha paseado por Madrid con la misión de atenuar la predominante y maniquea visión antagónica entre judíos malos versus palestinos y árabes buenos, a políticos, periodistas y ciudadanos comunes españoles. Su actual mensaje solo considera un adversario: Irán, al que califica no ya de enemigo exclusivo de un Israel al que hay que aniquilar, según las continuadas proclamas del presidente Mahmoud Ahmadineyad, sino un “auténtico peligro para toda la Humanidad”.

Peres advierte de que su país no quiere ser el líder de la respuesta que esa Humanidad deberá dar a los continuos desafíos de Teherán, “que prefiere malgastar su dinero en fabricar bombas atómicas que en erradicar la pobreza de sus gentes, y concederles la libertad necesaria para que puedan desarrollarse personal y colectivamente.

La práctica totalidad de las instituciones israelíes consideran que las revoluciones árabes en marcha van a cambiar la historia, pero que lejos de suponer una amenaza para la seguridad del Estado israelí, pueden convertirse por fin en la mejor oportunidad para lograr una paz hasta ahora imposible, y que “nos ha costado nada menos que siete guerras en nuestros sesenta años de existencia”. Ningún país ha sufrido nunca un asedio a su existencia como Israel en tan breve lapso de tiempo.

El optimismo a este respecto exhibido por Peres, que sostuvo un intenso debate con los más de doscientos empresarios, políticos, periodistas y diplomáticos convocados por Europa Press, se asienta sobre el doble pilar de la globalización y la comunicación, factores que impiden tanto la autocracia como la ocultación de las realidades circundantes. Como sucediera con los regímenes comunistas, ya es imposible mentir continuamente a gentes que, por uno u otro medio, acaban por saber lo que ocurre en otros países cercanos, cómo viven y se relacionan hombres y mujeres de la misma edad y con los mismos problemas. Ese mayor conocimiento puede ser el mejor antídoto contra el fanatismo impuesto por la exacerbación de la religión. El laicismo se extiende imparable, lo que no quiere decir que los extremistas no puedan imponer sus tesis y la exclusión por la fuerza. Peres describe con sencillez el presunto choque de civilizaciones: “En toda esta parte del mundo había 22 Estados árabes, 1 cristiano y 1 judío. Ya ha desaparecido el cristiano (Líbano), en manos de los fanáticos de Hizbollah, criatura alumbrada y sostenida por Irán, el mismo que también quiere la desaparición del Estado de Israel”.

Por supuesto, no ha gustado en absoluto en Jerusalén el permiso otorgado por el Consejo Supremo de Egipto a dos barcos de guerra iraní para atravesar el canal de Suez, un gesto inédito en 30 años. “Está claro que es una provocación –dice Peres-, pero hemos de mantener la calma. Es un desafío más a todo el mundo de un régimen que ha matado mucho, que ha ahorcado mucho y que aplasta sin contemplaciones todo brote de libertad”.

Con respecto al problema palestino, Peres estima que tanto el presidente de la Autoridad Palestina, Abú Mazen, como su primer ministro, Fayed, quieren la paz con Israel y están poniendo las bases para construir, prácticamente sin ayuda, un Estado palestino. En su opinión, el principal adversario de esa Autoridad no es Israel sino Hamas, otra criatura de inspiración iraní, asimismo sostenida con fondos procedentes de Teherán.
Y, a propósito del antisemitismo que puede estar creciendo en toda la Unión Europea, Peres señala que “si la UE tiene motivos para estar disgustada con Israel, también nosotros los tenemos para estar enojados con la UE”, que a su juicio no acaba de comprender que Israel se defienda de los ataques terroristas, que sufren sus ciudades cercanas a Gaza. En este sentido, puso de manifiesto que las televisiones de todo el mundo nunca siguen al terrorista que va a poner una bomba o lanzar un misil. Por el contrario, solo fijan su atención en la reacción israelí a esos ataques, lo que crea, a su juicio, un estado de opinión pública que termina por negar el derecho de Israel a defenderse.

Durante los tres días de su estancia, notable también ha sido la insistencia de Peres en que la ciencia y el conocimiento es la llave del progreso, que a su vez lo es del bienestar y del consiguiente entendimiento entre los pueblos. Para un país que tiene el mayor número de ingenieros del mundo con respecto a su población total, es evidente que tener la mejor agricultura y los mejores aprovechamientos científicos es fruto del mejor uso de la tecnología. “No hace falta tener petróleo para ser líder”, recalcaba Peres, que culpó a este tipo de energía de ser causante de la corrupción de muchos de sus países poseedores y de gran parte de la contaminación medioambiental que padece el planeta. Tras mostrarse entusiasmado con la energía solar -15 minutos de sol pueden abastecer de energía durante todo un año a toda la Humanidad-, el presidente israelí señaló que un mundo sin petróleo será un mundo mucho más limpio. Es más, proveyó de un nuevo argumento al socialismo al afirmar que “socialismo hoy es proporcionar y distribuir a la humanidad aire limpio y fresco”.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...