edición: 2789 , Lunes, 26 agosto 2019
16/05/2011

Jaque a la OPA de la Bolsa de Londres sobre los mercados canadienses

Carlos Schwartz
Un consorcio de bancos y fondos de pensiones canadienses bajo el significativo nombre de Maple -arce, cuya hoja es el símbolo nacional de Canadá- contraatacó anoche a la oferta del LSE que aspiraba a una fusión por adquisición con la bolsa de Toronto y el mercado de derivados de Montreal operadas por el consorcio TMX. A mediados de febrero, y pocos días antes de que Deutsche Borse lanzara su opa sobre el NYSE, el LSE ofreció la operación a TMX, quien aceptó la oferta. La idea era una fusión transatlántica que se especializara en la cotización de sociedades vinculadas a la explotación de recursos naturales, entre ellas las sociedades mineras que suelen hacer su salida a bolsa en Canadá y Reino Unido. Mientras la reciente contra oferta por el NYSE por parte de la coalición de Nasdaq y OMX para derribar la oferta germana no ha prosperado, la reacción canadiense puede desbaratar la alianza entre las bolsas de Canadá y la de Londres.

La reacción parece haber tomado por sorpresa a los ejecutivos del LSE que viene de anunciar uno de los mejores ejercicios de su historia el pasado viernes. Maple hizo pública anoche una oferta equivalente a 3.600 millones de dólares canadienses. La oferta supone 48 dólares canadienses por acción, un 70% en dinero y el resto en acciones del consorcio Maple, comparado con un cierre de 41,75 dólares canadienses por acción de TMX el pasado viernes. Los bancos que forman parte del grupo ofertante son Toronto Dominion, Bank of Nova Scotia, Canadian Imperial Bank of Commerce y National Bank of Canada. Los otros dos grandes bancos del país, Royal Bank of Canada y Bank of Montreal (BMO) son asesores en la oferta del LSE y se desconocía anoche si se unirían a la oferta de los otros grandes bancos. Entretanto los fondos de pensiones más importantes del país se unieron a la oferta.
 
Un aspecto interesante de esta operación es que los grandes bancos de Canadá, que se vieron menos afectados que sus colegas de Estados Unidos y Europa en la crisis financiera reciente, son propietarios del sistema de depósito, compensación y liquidación del país denominado CDS Clearing and Depositary Services. Esta entidad central de contrapartida forma parte de la oferta, ya que Maple ha afirmado que integraría en su grupo las acciones del sistema lo que acercaría al mercado bursátil canadiense al modelo vertical en el cual los mercados de acciones tienen además la propiedad del sistema de compensación y liquidación, como es el caso de España cuyo sistema está precisamente en un proceso de reforma para adecuarse a las características del resto de Europa. Los bancos canadienses son propietarios además de una plataforma electrónica de transacciones denominada Alpha Trading, que se ofrece igualmente para su integración en Maple.

De esta forma el mercado oficial volvería a centralizar el conjunto de las transacciones de acciones en el país. La bolsa de Canadá ha sufrido un proceso similar a la española con una desmutualización, es decir una colocación al mercado por parte de los socios que eran los propios operadores. En esta colocación los bancos quedaron sin participación. Ahora esta oferta coloca a un grupo de grandes bancos como accionistas de referencia de los mercados integrados, lo que puede crear reticencias entre los bancos menores del sistema financiero del país, lo cual puede además abrir las puertas a cierta sensibilidad en materia de competencia ya que no quedan mercado alternativos fuera del consorcio Maple si es que este logra sus objetivos.

El consorcio de bancos y fondos de pensiones tendrían un 60% de las acciones de Maple y los actuales accionistas de las bolsas se quedarían con el 40%. La oferta del LSE tiene como resultado que el mercado británico queda con un 55% de las acciones de la sociedad resultante de la fusión, algo que ha sido determinante en la operación Maple que aspira a retener el carácter nacional del mercado. Los analistas consultados ayer consideraban que si la oferta cala en la sociedad de bolsa de Canadá (TMX), es difícil que el LSE haga una nueva oferta puesto que no parece que haya intención de embarcarse en una batalla de precios. El frente de bancos y fondos de pensiones es por otra parte una operación ciertamente disuasoria en la medida que reúne dentro de Maple un capacidad financiera difícil de contrarrestar. “El poder de fuego de este consorcio es disuasorio” apuntaba anoche una fuente del mercado británico.

Las consecuencias de un abandono de la oferta británica por parte de TMX no son buenas para el LSE porque podría desencadenar una reacción de otros mercados adversarios en búsqueda de una consolidación. El movimiento a escala internacional que busca fusionar empresas de bolsas y mercados está en pleno proceso de desarrollo y hasta ahora éste había superado las reacciones nacionales. El mercado británico había buscado una opción de perfil bajo con el objetivo de lograr mayor volumen e integrar capital de forma que se convirtiese en un objetivo más difícil de alcanzar para sus adversarios. Habrá que esperar ahora a las reacciones de TMX. Buena parte de los esfuerzos de consolidación en el sector está determinado por el afán de concentrar un mayor volumen de mercados de derivados que son mucho más rentables que los de acciones. Si TMX acepta la oferta de Maple LSE puede quedar a expensas de una oferta de Nasdaq y OMX contra la cual seguramente lucharía como ya lo hizo en el pasado contra los intentos de adquisición por parte de DB, aunque habrá que ver si en algún momento de esta carrera de obstáculos el LSE no opta por una fusión proveniente de una oferta no esperada.

Es llamativo que los mercados de derivados, después de la crisis financiera y sus consecuencias sobre, por ejemplo, la aseguradora AIG que tuvo que ser rescatada por el gobierno de Estados Unidos a consecuencia de los Credit Default Swaps (CDS) que había colocado a sus clientes, estén determinando el desarrollo de la consolidación entre las sociedades propietarias de los mercados de acciones. En esta carrera por ver quien tiene el casino más grande la reacción de los bancos de Canadá no parece disparatada.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...