edición: 2558 , Jueves, 20 septiembre 2018
27/11/2008
Culebrón Repsol

Jornada de avisos, planes B y subB, opciones que no lo son, ensaladilla rusa y empanada, mucha empanada

Perece que nadie quiere enterarse de que el problema no lo tiene Del Rivero; su debilidad es su fuerza
Alfonso Pajuelo

Tanto griterío ensordece y marea. Como no hay moderador, son demasiados hablando a la vez y más parece que se increpen que otra cosa. Los ánimos están exaltados y nadie parece darse cuenta de que se está poniendo en solfa a una empresa señera, estratégica y bien gestionada. Zapatero nos sorprendió ayer afirmando en sede parlamentaria que pase lo que pase, Repsol seguirá con mayoría y control español. Interpretación: no habrá OPA de empresa extranjera alguna. Es lo único que puede deducirse porque el comentario es suficientemente ambiguo. Para por si acaso, Brufau decía con nocturnidad -es decir, contestando con descaro- que quien quiera controlar la compañía “que primero pase por caja y lance una OPA”. O sea, que si no hay OPA que nadie sueñe con controlar con un 29,5% -mensaje a Zapatero-, incluso que hasta un accionista de referencia estará en el consejo si aporta valor añadido. Los rusos -los soviéticos que dice Guerra- han rebajado su oferta a 24 euros pero no está claro si es por la lógica del mercado o es que empiezan a quitarse de en medio. El único “valor” conocido de los rusos es pagar carísimo.

Pero los avisos no terminaron ahí. Brufau recordó que Repsol está presente en el segundo, tercero y cuarto mayores descubrimientos de hidrocarburos recientes. Todos ellos en Iberoamérica. Tomemos este a titulo de inventario.

Pero hay otro que no. “El capital público no tiene que estar en Repsol”. Pues eso fue lo que dijo. Otra puerta cerrada aunque ya la había atrancado el propio Zapatero el martes. Opción descartada definitivamente, lo que en leguaje político quiere decir que ‘por el momento’.

Pero por aquello de las puertas y la gateras, una se cierran y otras se abren aunque no podemos tener claro todavía si lo hacen para el lado debido. No es lo mismo abrir para entrar que para salir, como no es lo mismo cerrar desde dentro que desde fuera.

Una opción B parece que surgió ayer y nos la cuenta Cinco Días. Podría ser que los bancos acreedores de Sacyr se plantearan la posibilidad de quedarse con la participación del grupo constructor, el 20%, compensando las minusvalías con activos y la aportación de La Caixa. Pero claro, surge la duda de si no sería más fácil, incluso más barato, quedarse con Sacyr, que sería el plan subB, vamos, un colateral. Ya insinúan los bancos que el plan B contemplaría el relevo de Del Rivero y el de Brufau. Esto último, lo de Brufau, funde los plomos al más pintado. Quizá por eso otro de sus avisos nocturnos: “Repsol debe estar al margen de vaivenes accionariales por el bien de los accionistas y de la sociedad”. Mañana me voy al urólogo para que me explore el lóbulo parietal y de paso que vigile la sinapsis de mis células cerebrales. No consigo entender lo del cambio de Brufau.

Podría ser que si acaso tal vez alguien del grupo bancario acreedor esté jugando su juego y hacer una carambola a tres bandas. Pues igual ha equivocado la modalidad de billar porque esto se parece más al ‘snooker’.

Dicen que todavía está ahí la posibilidad de Total. Tal vez, pero debe ser muy remota. Cepsa es una cortapisa. ¿O es que alguien quiere aprovechar para solucionar allí lo que parece irresoluble de otra manera? Para mi que a Total le están dando pistas, pero ya saben: 1) Repsol seguirá con mayoría y control español” (Zapatero). 2) “El que quiera controlar que primero pase por caja…” (Brufau). Definitivamente, no cuadra, o sea, por el momento.

A todo esto los rusos siguen por ahí, con la caña puesta pero sin sedal. Dicen que están dispuestos a aumentar las garantías si le venden a 24 (creo que también han mencionado 22) y para ello tienen bienes en Rusia. Al respecto, lo dicho por Guerra, bienes en la Unión Soviética, o sea sin seguridad jurídica. Definitivamente, esto no cuadra, o sea, por el momento.

Y así, momento a momento, se acerca fin de año, fecha que no es un horizonte sino un muro con el que nadie quiere chocar. O por lo menos hay 48 que no están dispuestos a jugársela.

Muchos se extrañaban de la “osadía” de Luís del Rivero acudiendo solo -como hace siempre- al acto de Zapatero. Perece que nadie quiere enterarse que el problema no lo tiene Del Rivero. Su debilidad es su fuerza.

En fin, todo esto es como el ´Juego de las Matriuskas´ que contábamos en ´El Paso´ el 13 de noviembre (ver archivo) pero con más muñecas y algún muñeco y puede que también muchas cajitas para guardar muchas muñequitas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...